martes, 16 de julio de 2013

Reseñas cinematográficas: The Corpse Grinders 3


Ficha Técnica

Título original: The Corpse Grinders 3
Director: Manolito Motosierra
Intérpretes: John Martino, Pedro García Oliva, Manuel Rodríguez, Tam Sempere Miró, Amparo Murcia, Dani Mesado, Darío Gandoy, Garrick Tuitt, Ricardo Pastor.
Guión: Marc Gras, Manolito Motosierra
Música: David Prats Juan
Género: Terror, comedia
Nacionalidad: España
Duración: 70 minutos
Año: 2012


Sinopsis:
El dueño de la fábrica de alimentos para gatos "El Gran Grizzly" debe cerrarla debido a que la mala calidad de su comida ha provocado la muerte de varios animales. Sin embargo, no tarda en aparecer un inversor americano para montar la nueva empresa de comida para gatos "Lotus Cat Food". Es cuando están a punto de comenzar la fabricación de los alimentos cuando un accidente ocurre, y se añade un sangriento ingrediente e la comida de los animales que parece encantarles, hasta el punto de atacar a los humanos cuando el alimento se les acaba. No tardará en ocurrir una masacre cuando los gatos se vuelvan cada vez más y más violentos.


Reseña:
Cuando realicé en este mismo blog la reseña de "Jodidos Kabrones", ya comenté que no iba a ser la última película de Tyrannosaurus Entertainment que reseñase. Sí es verdad que normalmente por aquí os suelo hablar de Tyrannosaurus Books, la parte literaria, pero es porque suele ser a la que más caña le dan. Eso no significa que la parte cinematográfica la dejen de lado, en absoluto, pero todo sabemos lo lentos que son a veces los tejemanejes cinematográficos. Por poner un ejemplo rápido, las películas de "Paranormal Activity" que se estrenan con un año de diferencia tardan meses en salir a flote; ahí es nada.

Así que no es raro que Tyrannosaurus Entertainment se tome las cosas con calma. Lento pero sin pausa, como se viene diciendo. Y por ahora los resultados son cada vez mejores. Primero, se atrevieron a distribuir "Jodidos Kabrones" de Manolito Motosierra. Actualmente están dandole caña a la distribución de "Thantomorphose", que está siendo todo un éxito, en DVD además, con multitud de extras y con portada de Marc Gras (Las mejores historias de zombies de Tyrannosaurus Books) y Jose Díaz-Meco (Sonolibro). Pero antes de "Thanatomorphose" estuvieron metidos en... "The Corpse Grinders 3", tercera parte de las peliculas de serie B de Ted V. Mikels que comenzaron en los 70, ¡casi nada! Pero en este caso hay una gran diferencia con las otras dos películas de Tyrannosaurus Entertainment mencionadas "The Corpse Grinders 3" está producida por los chicos de Tyrannosaurus.

Teaser póster de la película


Sí, estamos ante la primera producción made in Tyrannosaurus Entertainment, con Marc Gras y Jose M. Rodríguez como productores ejecutivos (con el mismísimo Ted V. Mikels nada más y nada menos) y con Manolito Motosierra de nuevo en la silla de director. En el guión nada más y nada menos que el mismo Manolito Motosierra y Marc Gras, que ya ha demostrado que ni el cine ni la lieratura de terror se les resiste en ningun de sus vertientes. En este caso estamos hablando de un filme de serie B, muy acorde con sus dos primeras entregas, que recomiendo encarecidamente ver sobre todo si sois fans de este tipo de películas. Precisamente es este tono de serie B de las dos primeras lo primero que mantiene esta tercera parte, algo de alabar, pues hubiese sido bien fácil caer en el ridículo, o en un mero intento de mantener el tono de las dos películas de Mikels. Estamos ante un "Corpse Grinders" en España, así, tal cual, por lo que veremos escenas cómicas muy, muy castizas que se llevan más de un aplauso. Pero vayamos antes a por la trama de la película, ¿de qué va "The Corpse Grinders 3"?

"El Gran Grizzly" es una fábrica que produce comida para gatos. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, de primera mano, comprobamos que su producto no sienta bien a los animales, es más, puede hasta matarlos, por lo que tras las denuncias, se ve obligado a cerrar. Sus trabajadores van al paro, pero no por mucho tiempo, porque un empresario americano decide abrir una nueva empresa de comida para gatos en la que tiene puestas muchas esperanzas. Pero no todo va bien, pues cuando se está produciendo la comida para los mininos se añade accidentalmente un ingrediente que parece encantar a los animales, quienes quieren cada vez más y más comida, hasta que terminan atacando a sus dueños. Será entonces cuando comience la auténtica carnicería.

No sé si fiarme de los trabajadores de la empresa


Para alguien como yo que vio el anterior trabajo de Manolito Motosierra lo primero que llama la atención es el cambio que se ha producido en su forma de dirigir. No es que "The Corpse Grinders 3" sea una película diametralmente opuesta a "Jodidos Kabrones" no, es que se nota que el director ha tomado buena nota de esas notas discordantes de la anterior y ha sabido aplicarse más en esta. Planos mejor medidos y calculados, un control mejor del tono de serie B del filme (esto es, escenas descacharrantes pero no idas de olla tales como las de "Jodido Kabrones") y, por supuesto, un mejor uso de los recursos disponibles. No es que "The Corpse Grinders 3" sea "Los Vengadores" en cuanto a presupuesto, evidentemente (ni le hace falta para sus objetivos, por cierto) pero está claro que tampoco es el cine de guerrilla por el que se apostaba en "Jodidos Kabrones". Se nota que el dinero en esta tercera parte está bastante bien usado. Sí, hay escenas que tiran de lo que hay, pero creo que incluso quedan bastante bien. Para muestra, nada mejor que ver el enfrentamiento del protagonista con el gato, su visita al veterinario (demencial) o los últimos minutos de la cinta. Serie B de la buena que hace un uso genial de los recursos disponibles.

En cuanto al tono, yendo más allá de que estemos ante una clara película de serie B, tenemos entre manos una película de terror y comedia, de comedia y terror. ¿La balanza se inclina hacia algunos de los lados? Yo diría que hacia la comedia, pero... no termina de ganar. Otro punto positivo para el filme, porque ambas partes están bastante equilibradas. A veces el filme se decanta más por una, como he dicho, pero antes de que nos demos cuenta los gatos y los psicópatas hacen su aparición para recordarnos que estamos ante una película que también cuenta con el terror entre sus alicientes. Y si no me creéis, esperad a contemplar a cierta criatura que se presenta justo por el final de la película. Y hasta ahí puedo contar al respecto. Mis escenas favoritas son esas en las que la comedia, lo absurdo y el terror, un poco con el estilo slapstick que popularizó Sam Raimi (Darkman, Spider-Man) con respecto al cine de miedo. Por ejemplo, no pude evitar reírme a carcajadas con aquellas escenas en las que los humanos se enfrentan a los gatos. Delirantes es decir poco. Una de mis preferidas es sin duda el momento con el veterinario.

La épica y gatuna parte final del filme


A todo esto se le puede añadir el aire setentero-ochentero que sobrevuela toda la película, más ese tono castizo del que hablaba antes. Ver a los personajes hablando inglés en un pueblo claramente español no tiene precio. Escuchar el inglés que emplean algunos de los actores es magistral, cachondisimo y le da un aire al filme que no se podría haber conseguido de haberse tomado más en serio. Y es que ese inglés tan castizo que se habla en la película, sólo por parte de algunos actores, todo hay que decirlo (otros lo hablan a la perfección) es realmente divertido. Deja muy en constancia que estamos ante la producción que estamos, ni más ni menos. No es como si en "Resident Evil 4", el videojuego, los malos hablasen un extraño español más bien procedente de Mexico, sino que nos sitúa perfectamente dónde se da cita la trama. Para terminar de completarlo hay un buen montón de detalles puramente españoles, aunque el más simpático de ellos, para mí, ha sido encontrarme figuras de juguetes de mi infancia durante el metraje.

A estas alturas de la reseña sobra decir que la ambientación es perfecta. "The Corpse Grinders" de Mikels en España, ni más ni menos. Conseguido, logrado y de notable. Hablando de detalles, atentos a ciertas perlas que dejan los autores acerca de sus gustos y referencias al cine de terror; por ejemplo, el anuncio de un tal doctor West, o la aparición de moteros (genial momento) que viendo los proyectos que tiene Marc Gras en su haber no dudaría en afirmar que están ahí por él. Son pequeños detalles que engrandecen esta película gamberra, divertida, sincera y repleta de gatos. ¡Con lo que a mí me gustan! Y ya no digamos las escenas de lucha o salvajismo con gatos peluchables de por medio. ¡Descacharrante es decir poco!

La tronchante visita al veterinario


En cuanto a las actuaciones, quizás sea el campo más a mejorar. Las hay buenas, y las hay que no tanto, pero también es verdad que lo del inglés castizo, repito, le aporta al conjunto un elemento de cachondeo bastante interesante y que, personalmente, he disfrutado mucho; sobre todo porque con mi inglés de montaña me reconozco en algunas pronunciaciones de frases en inglés. Hay sorpresas en el elenco de actores, ya que algunos repiten de "Jodidos Kabrones". Personalmente me quedo con el protagonista, todo un personaje, en el mejor sentido de la palabra, y que me ha caído bien desde el primer momento, capaz de aportarnos los mejores momentos de la cinta, especialmente cuando conoce a la motera, o cuando se enfrenta a los diferentes gatos que la acosan. Tampoco puedo dejar de mencionar a los dos psicópatas, o al jefe de estos. Personajes acordes con el tono del filme, ni más ni menos.

También me gustaría señalar lo excelente que ha sido la campaña publicitaria alrededor del filme, centrándome en sus diferentes pósters, el diseño de los mismos (pura serie B, puro Mikels) y las diferentes presentaciones. Hoy en día, que una productora tan humilde pueda sacar una película tan personal, un producto basado en un clásico de la serie B, ya es digno de mención, especialmente si su estreno es en Las Vegas, sale en DVD, se vende fuera de nuestras tierras y es avalado por el propio Mikels. ¿Qué más se puede pedir para la primera producción de Tyrannosaurus Entertainment? Tranquilos, que también llegará en DVD a España. Por ahora la podéis encontrar, por ejemplo, en Amazon.

Pero "The Corpse Grinders 3" no es perfectamente. Le falta algo que ha sido una sorpresa para mí que no esté en más ocasiones: sangre, gore. Y no es porque, de nuevo, me pare a comparar la cinta con "Jodidos Kabrones", sino porque, por sí sola, le falta sangre, sobre todo en ciertas escenas. Y éste es otro de los pequeños altibajos del filme, que algunas escenas pedían ser más aprovechadas. En concreto, y bajo mi humilde punto de vista, toda la parte final, sobre todo el enfrentamiento contra... bueno, contra "eso" que no puedo mencionar. Me habría encantado que hubiese sido más largo, detallado y con más caña. ¡Ah! Y sí, con un poquito más de sangre. Y he echado de menos más ataques de gatos, eso también. Aunque para mí, por más que hubiese habido, me habrían parecido pocos.

El protagonista sosteniendo su lata de Lotus Cat Food


En resumen, "The Corpse Grinders 3" supone toda una declaración de intenciones por parte de Tyrannosaurus Entertainment, y un paso hacia delante para Manolito Motosierra como director y Marc Gras como guionista/escritor.  El filme es lo que es, sincero, divertido, gamberro, tronchante y, sobre todo, serie B basada en sus dos clásicas entregas de Ted V. Mikels. Una notable película para pasar un buen rato a base de risas, inglés castizo, personajes pasados de vueltas y, sobre todo, gatos salvajes con ansias de carne humana. Si no entráis en su juego, estáis perdidos. Y si habéis visto las dos anteriores y os gustaron, ¡no os puede faltar esta!


Nota: 7/10


3 comentarios: