viernes, 19 de mayo de 2017

Novedades cinematográficas: Castigo para otoño, segundo exorcismo, la creación de Annabelle y mucho más

¡Buenas, buenas, buenas! ¿Cómo estáis, amigos cinéfilos? ¡Cuánto tiempo! ¿Echabais de menos las novedades cinematográficas de vuestra cueva favorita? Pues tranquilos, porque ya están aquí, y vienen calentitas, calentitas, porque el resumen de lo que nos ha dejado Hollywood estos días, como podréis comprobar, es bastante extenso, y espero que sea también de vuestro gusto. Poco a poco, nos vamos poniendo al día con trailers, fechas de estreno, rumores, pósters, avances, confirmaciones y espectaculares imágenes exclusivas de filmes que nos tienen que ir llegando, tanto este 2017 como el próximo año. Nos encontramos en plena época de blockbusters, a punto de alcanzar el verano donde este tipo de producciones tocan el cielo, así que no es de extrañar que vivamos meses tan emocionantes en lo que respecta a las noticias del mundo del celuloide. ¿Cómo? ¿Que todavía no me creéis? ¡Ah! Que queréis comprobarlo por vosotros mismos y que os deje de rollos raros. De acuerdo, de acuerdo. ¡Vamos allá! Así que ya sabéis lo que toca... ¡Al turrón!

Empezamos con una jugosa ración de trailers, cada uno más interesante que el anterior. Y para que veáis que vamos en serio, ahí os dejo el primer avance en español de "La Torre Oscura", la esperada adaptación de la famosa obra de Stephen King (Cujo, Joyland), que más que una adaptación literal de las novelas (no hablemos de la primera de la saga) parece una secuela directa si tenemos en cuenta cómo finalizó la odisea de Roland Deschain por dar con la Torre Oscura y protegerla del malvado Hombre de Negro, interpretado en el filme por un Matthew McConaughey (Escalofrío, True Detective) que deberá enfrentarse a un muy molón Idris Elba (The Wire, Thor: El mundo oscuro); no sé qué pensaréis vosotros, pero yo iba con las expectativas muy, muy calmadas, y reconozco que este primer vistazo a la película me ha gustado bastante, una interesante mezcla entre un blockbuster hollywoodiense y una novela del Rey. Igual de sorprendente resulta el trailer largo en español de "Blade Runner 2049", secuela directa del clásico de Ridley Scott (Alien, Prometheus) que, visto lo visto, parece que va a cerrar más de una boca de detractor, porque si este avance no tiene todo el sabor de la original, ninguno podría tenerlo; no sé a vosotros, pero a mí me ha gustado mucho más que el teaser trailer que tuvimos hace algunos meses, y me han entrado muchas, muchas ganas de disfrutar ya de esta segunda parte que tira potentemente de nostalgia, una especie de "moda" que lleva instaurándose en Hollywood unos cuantos años sin que apenas nos demos cuenta. Tiramos de superhéroes con el espectacular trailer final en español de "Spider-Man: Homecoming", la siguiente aventura fílmica de Marvel Studios para este año, un interesante avance que nos muestra más de los entresijos de la trama del filme, incluyendo la presencia de Michael Keaton (Batman, Los otros dos) como Adrian Toomes, el Buitre, que va a molar más de lo que parecía en un principio; hay que reconocer que el argumento que va a tratar la película, con Spiderman demostrando que es un héroe sin parafernalia tipo Tony Stark y que esto se cruce con el Buitre, es muy, muy interesante y diferente a lo que hemos visto hasta ahora con el trepamuros en el cine. Vamos de bombazo tras bombazo, ahora con el teaser trailer en español de nada más y nada menos que de "Star Wars: Los últimos jedi", un gran adelanto de lo que nos espera a finales de este 2017 en el universo galáctico más famoso del séptimo arte, con permiso de toda la saga "Star Trek"; este primer avance nos sirve para dejarnos la miel en los labios y comprobar que es el mismo Luke Skywalker quien desea que los días de los jedi se acaben de una vez por todas, presupongo que por algo que ocurrió en el pasado, ¿la seducción de Kylo Ren por parte del lado oscuro de la Fuerza? Regresamos a los cómics, aunque no de superhéroes en este caso, con el primer trailer en español de la esperada "Kingsman: El círculo dorado", secuela directa de una de las grandes sorpresas del 2015  basada en un cómic de Mark Millar (The Ultimates, Kick-Ass) y que era toda una vuelta de tuerca a las películas de espías, una vuelta de tuerca inteligente, gamberra y divertídisima; regresa el mismo equipo, regresa el mismo tono de la primera parte, aparecen los Statesman, tenemos un montón de caras nuevas, regresa un reparto de aúpa y regresa uno de los mejores personajes de la primera parte, uno que creíamos muerto, así que tampoco hay que dar demasiados detalles para saber quién es ¿verdad? No nos alejamos demasiado de las viñetas, porque atentos ahora a una de las grandes sorpresas de estos días en forma de primer trailer de "Capa y Puñal", la nueva serie televisiva de Marvel ahora uniendo fuerzas con Freeform, es decir, nada de Netflix o ABC; la serie nos contará la historia de los jóvenes héroes urbanos Capa y Puñal, el primero con el poder de la oscuridad y la segunda con el poder de la luz, más poderosos juntos que separados, unidos por un sobrenatural vínculo y con una relación que nada siempre entre la amistad y el romance, un avance completamente inesperado (la serie llegará en 2018, así que todavía le queda) si tenemos en cuenta la gran cantidad de rumores sobre series Marvel que surgen cada dos por tres, pero no sé vosotros, yo no me esperaba que, precisamente ésta, se hiciera realidad. Reconozco que el trailer final en español de "La Momia", protagonizada por Tom Cruise (Jack Reacher, Al filo del mañana) me ha producido mejores sensaciones que el anterior, con buena dosis de aventuras, monstruos y un vistazo a lo que será el universo cinematográfico compartido de los monstruos de la Universal, con ese Russell Crowe (Gladiator, El Hombre de Acero) el doctor Jekyll y Míster Hyde, aunque seguiré controlando las expectativas al respecto, por más que me guste Cruise y buena parte del reparto. Más impresionante es el nuevo trailer de "La guerra del planeta de los simios", punto y final a la nueva trilogía de la saga, donde se predice que terminará todo para dar inicio a lo que conocíamos en la clásica "El planeta de los simios", a pesar de las trazas de reboot que llevan todas estas películas desde el estreno de "El origen del planeta de los simios" en 2011; admitamos lo bien que le ha sentado a la trilogía tener a un villano como el de Woody Harrelson (True Detective, No es país para viejos) en esta última entrega, un Coronel que parece que va a arrasar con todo para que los simios no se hagan con el planeta, lo cual harán sí o sí... ¿o tendremos giro argumental al respecto? Ración triple del Stephen King más cinematográfico es lo que os traigo hoy, y tras las aventuras de Roland, el último pistolero, ahora os traigo el primer y terrorífico trailer de "La Niebla", que se convierte, por obra y gracia del canal Spike en una serie de televisión de inminente estreno, un producto televisivo de pocos capítulos del que apenas sabíamos nada hasta ahora, y parece que la cosa pinta excelentemente, y eso que el filme estrenado en 2008 (al menos en España) ya puso el listón bien alto; no cabe ninguna duda de que el de Maine no para en estos tiempos, y aún queda el mejor avance aparecido estos días, pero tened paciencia, que en unos párrafos os lo ofrezco. Nos ponemos en modalidad Michael Bay (Dos policías rebeldes, Transformers) a tope con el nuevo e impresionante trailer de "Transformers: El último caballero", donde ya empieza a desgranarse parte de la trama, mostrándonos que se continuará con el tono del último filme, es decir, poca comedia familiar y más acción blockbuster con momentos escalofriantes, como el de ese Optimus Prime cortando cabezas; una verdadera alegría que mantengan lo mejor de los repartos anteriores, que desechen los romances adolescentes de una vez por todas y que aparezcan de nuevo los espectaculares dinobots. De sorpresa en sorpresa y tiro porque me toca con el teaser trailer en español  de "Thor: Ragnarok", y seguro que nadie se esperaba tal molonidad cinematográfica, y mucho menos por las diferentes imágenes del rodaje y el filme que han ido circulando durante los últimos meses; no sé con qué quedarme, si con el estilo setentero del adelanto, si con esa reacción de Thor cuando ve a Hulk, si con Hela, si con Loki, si con el fin de Asgard, si con Mjolnir siendo destruido, si con los diseños de Jack Kirby (Los Cuatro Fantásticos, Pantera Negra), si con el Ejecutor... ¿y vosotros? Como suele ser habitual últimamente, pasamos de los superhéroes al terror con el trailer final en español de "Annabelle: Creation", conocida anteriormente como "Annabelle 2", atentos al giro, la secuela del spin-off de "Expediente Warren: The Conjuring", cuya historia no sé cómo va a encajar con lo narrado anteriormente, aunque me da que han aprovechado la leyenda original para contarnos algo nuevo; este avance me ha dado muchas más esperanzas de que disfrutemos de una gran peli de miedo, y teniendo en cuenta que a los mandos está el excelente David F. Sandberg (Nunca apagues la luz), me da que puede ser una de las sorpresas cinematográficas de este año. Entramos en la recta final con los platos fuertes (como si los anteriores no lo fueran, ¿verdad?), con más Marvel aunque ahora para televisión y para Netflix, o lo que es lo mismo, aquí tenéis el primer y genial trailer subtitulado de "Los Defensores", miniserie en la que Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Puño de Hierro se unen (ahora sabemos que contra la Mano, aparecida en la segunda temporada del Cuernecitos) en lo que sería el final de la Fase 1 de Marvel y Netflix, después de dos temporadas de "Daredevil" y una de cada uno de los demás, y antes de iniciar la Fase 2, que comienza con "The Punisher", de la que más tarde os hablaré; sea como sea, menuda pinta tienen estos "Vengadores" urbanos, ¿verdad? Y acabamos con los avances de hoy con uno de los más esperados de los últimos años, hasta el punto de que, en cuestión de horas, se convirtió en el adelanto cinematográfico de terror más visto de la historia, y no es de extrañar si tenemos en cuenta la inquietud que provoca el primer trailer en español de "It", la adaptación al celuloide de una de las mejores obras de Stephen King, para muchos, entre ellos quien esto escribe, la mejor; y parece que. a pesar de todos los problemas que se tuvieron para poner en marcha esta nueva versión fílmica de la historia, vamos a tener una adaptación siniestra, inquietante y muy terrorífica, bastante fiel al libro (esa escena de la gente quemada buscando a Mike) y que será la primera parte de dos, dedicada a los Perdedores cuando son niños, preludio de la que presumiblemente nos llegará el año que viene con los críos siendo ya adultos. En cuanto a estrenos, "Guardianes de la Galaxia Vol 2" sigue triunfando en Estados Unidos, continuando su primera posición en la taquilla, confirmando a la vez que esta secuela va más allá de la primera parte que tanto gustó y que Marvel Studios hace ya mucho tiempo que conoce la fórmula para convertir en éxito todo lo que toca. Mientras tanto, "Alien: Covenant" ha sido el estreno más importante de la taquilla en España, estrenándose una semana antes que en su país de origen, y con unos datos bastante buenos, dando previsiones muy positivas para el resto de mercados. Bueno, después de este extenso y provechoso preámbulo, os dejo con las jugosas novedades cinematográficas de esta semana. Pasad y disfrutad.

-Por supuesto, toca comenzar con un póster, un póster brutal, un póster genial sobre la serie que nos llegará en otoño justo después de "Los Defensores" de Marvel y Netflix. Sí, estoy hablando de "The Punisher" (o "Punisher", como prefiráis), que después de la espectacular aparición de su protagonista, interpretado de maravilla por Jon Bernthal (The Walking Dead, Sicario), en la segunda temporada de "Daredevil" (donde se comía al protagonista), sólo tuvo que esperar unas pocas semanas para que los rumores de una serie propia surgieran, y más teniendo en cuenta el tono urbano, serio, adulto y realista de las producciones de Marvel y Netflix, tono que casa perfectamente con la oda de justicia, venganza y castigo de Frank Castle. Si la primera temporada del Castigador es solamente la mitad de buena que este primer cartel, me da que vamos a tener muchas, muchas, muchísimas más. Esto promete bastante, ¿verdad?

Nada de venganza. Sólo castigo


-Vamos allá con una de las sorpresas de estos días, porque en un movimiento inesperado, la Fox ha renovado "El Exorcista", la estupenda serie de terror basada en la clásica novela que dio lugar a una de las mejores películas de género de la historia del cine, por una segunda temporada. El caso de "El Exorcista" es muy parecido al de la difunta "Hannibal", ambas series geniales, que van más allá del material original en el que se basan, y que a pesar de su alta calidad, no consiguieron cifras suficientes para pasar de temporada en temporada con holgura. "Hannibal" fue salvada in extremis para la segunda y la tercera temporadas, cancelándose injustamente en ésta última, aunque a los responsables les dio tiempo de darle un final más o menos digno. "El Exorcista" parece que seguirá el mismo camino, pero dejemos de lado el ser agoreros y pensemos en que, por ahora, tendremos una segunda temporada para este 2017, y teniendo en cuenta lo buena que fue la primera, insisto, toda una sorpresa que recomiendo encarecidamente, es posible que el boca a boca le consiga un par de temporadas más. Crucemos los dedos para que así sea.

-Todos los trailers que os he ofrecido al principio de la presente entrada no han venido solos, sino todo lo contrario. Y para muestra un botón en forma de uno de los primeros carteles de "Annabelle: Creation", al menos, el primero que nos enseña su título definitivo después de haberse llamado "Annabelle 2". Lo cierto es que el póster mola tanto como el avance largo, prometiendo mayor calidad y dosis de sustos que la primera entrega, que a mí no me pareció tan mala, todo lo contrario, siempre he creído que lo que la estropeó fue el trailer principal, que se cargaba todos los sustos del filme, salvo un par de ellos que eran los que lo salvaban de la absoluta quema. Parece que no será así con esta segunda parte cuya historia, insisto, a ver cómo encajan en la continuidad de la saga, aunque me da la impresión de que sólo van a contar con la leyenda original de la muñeca para algo diferente. Sea como sea, parece que será una de las imprescindibles del año si nos gusta el buen terror. ¿Expectativas altas? Quizás, amigos míos, quizás.

Creando el mal


-¿Malas o buenas noticias las que os traigo ahora? Pues según cómo se vea, aunque yo me voy a quedar en medio, la verdad. Se veía venir, pero con el estreno bien calentito de "Alien: Covenant", la Fox ha confirmado que los planes para "Alien 5" se han cancelado definitivamente, sobre todo si, como esperan, esta nueva precuela de la saga funciona como debe funcionar, y teniendo en cuenta que quedan dos precuelas más antes de llegar a "Alien, el octavo pasajero", es lógico que decidan apostar sólo por uno de los dos caminos de la saga. Se acabó el regreso de Ripley, se acabaron los planes de Neill Blomkamp (District 9, Chappie) para recuperar la saga original desde "Aliens, el regreso" y se acabó una vuelta al pasado que muchos pedía, pero que no sé yo si era el camino correcto para la franquicia, que parece estar viviendo una segunda juventud gracias a las ideas de Ridley Scott para contar historias de los xenomorfos sin atarse a las secuelas, que probablemente lleguen tarde o temprano, pero es evidente que no mientras la saga "Prometheus" esté en pie. No sé qué pensaréis vosotros, pero aunque me gustaban las ideas de Blomkamp, prefiero que las haya "nuevas" con estas películas que nos vayan llegando que acudir a la nostalgia otra vez con Ripley, que vivió más de lo debido por buen personaje que fuera. ¡Si la llegaron hasta a clonar! Un abuso que parece finalizado. Parece, porque todo puede cambiar si la saga actual no da beneficios.

-Continuamos con noticias que pueden considerarse buenas o malas según el ojo que las lea. Se ha confirmado que "Underworld: Guerras de sangre" será el final de la saga tal y como la conocemos. La productora deja en el aire la posibilidad de contar con algún spin-off o una serie de televisión, planes que ya surgieron tras "Underworld: El despertar", y que fueron sustituidos finalmente por la secuela estrenada este mismo año, pero está todo tan en el aire que no debemos dar nada por hecho. La razón de que "Underworld" llegue hasta aquí, a pesar de que el último filme dejó más de una puerta abierta para otra entrega, ha sido la taquilla, que sin ser mala no ha dado los resultados esperados. ¿Será el final de verdad verdadera de la saga? Pues teniendo en cuenta que eso parecía después de la trilogía original, me da que Selene no ha dicho su última palabra a la hora de cazar hombres lobo y vampiros por igual.

-Hablemos de fechas de estreno y de, sí, Stephen King, que no para desde hace unos cuantos años, que se dice pronto, aunque han sido los dos o tres últimos cuando un buen montón de proyectos cinematográficos han surgido a su alrededor. Sin entrar en detalles, este mismo 2017 tiene pendientes de estreno la serie televisiva de "La Niebla", el filme para Netflix "El juego de Gerald", las películas para la pantalla grande "La Torre Oscura" e "It" y la miniserie para televisión basada en una de sus últimas obras, "Mr. Mercedes", de la que ya tenemos la fecha de estreno, al menos para Estados Unidos. El 9 de agosto será cuando comprobemos qué tal es esta nueva adaptación de una novela del de Maine, una adaptación donde además ya ha asegurado que estará en modo de cameo. Todavía no tenemos fecha para España, pero teniendo en cuenta lo pronto que nos llegan últimamente los proyectos al celuloide de King, no creo que tardemos en conocerla.

-Regresamos a los carteles que nos han llegado con los trailers, así que ahí tenéis el primero oficial en español de "La Momia", la nueva versión del personaje que en esta ocasión se enfrentará nada más y nada menos que a Tom Cruise. Supongo que no hará falta recordaros que éste es el primer filme de los que irán saliendo con los monstruos clásicos de la Universal y que estarán conectados en un mismo universo al más puro estilo Marvel Studios y sus superhéroes, aunque todavía hay quien considera que el primero fue "Drácula: La leyenda jamás contada", una especie de prólogo cogido con muchas pinzas. Sea como sea, pronto comprobaremos qué tal les va a los monstruos clásicos en su esperado regreso, y todo depende de esta nueva momia. Si triunfa, vendrán todas las demás películas; si no, me da que nos quedaremos sólo con ésta. Veremos qué ocurre.

Un antiguo mal está a punto de despertar


-Más fechas de estreno con malas noticias incluidas. "Insidious: Capítulo 4", que nos iba a llegar en octubre de este mismo año, ha sufrido un severo retraso que la lleva hasta enero de 2018, ¡casi nada! No se sabe los motivos del retraso, que no es precisamente pequeño, aunque tampoco tan inmenso como muchos otros que sufren otros filmes, pero resulta sorprendente, no sólo por tratarse de esta saga, sino porque estamos ante una producción de terror bastante pequeñita, no precisamente frente a un blockbuster que tiene que contentar a espectadores de todo tipo, y sólo por un par de malos pases de prensa ya deben cambiar algunas escenas, o añadirlas, retrasando su estreno. No estaría mal saber las razones, aunque sea dentro de unos meses. No sé vosotros, pero para mí ha sido un palo, porque esperaba con muchas ganas mi insidiosa ración de cine de terror para este año. Habrá que tener paciencia.

-Vamos de confirmaciones con una que se sabía ya a gritos, o al menos, eso era lo que se esperaba por parte de Marvel Studios. James Gunn (Super) se ha ganado la confianza de la productora desde el exitazo que supuso "Guardianes de la Galaxia", repetido con la secuela que actualmente se encuentra en los cines, así que no es de extrañar que hace unos días el director confirmara por su cuenta de Facebook que él sería el realizador de "Guardianes de la Galaxia 3". Tampoco se hace raro si recordamos (al menos lo que la hemos visto ya) que "Guardianes de la Galaxia Vol. 2" deja unas cuantas puertas abiertas que seguro se tratarán en la siguiente entrega, lo cual ocurrió ya con los cabos sueltos que dejó la primera parte y que se han resuelto en la secuela. Sea como sea, Gunn sigue la senda de los hermanos Russo (Capitán América: El Soldado de Invierno, Capitán América: Civil War) con Marvel Studios en vez de la de Joss Whedon (Ángel, Los Vengadores), quien tras dos películas acabó a matar con la productora, truncándose así todos los planes que tenían entre ambas partes, incluyendo la tercera y cuarta entregas de "Los Vengadores".

-¿Podría estar involucrado Will Smith (Men In Black, Escuadrón Suicida) en la adaptación a imagen real de "Aladdin"? Con "El libro de la selva 2" y "El rey león" en el punto de mira de Disney para los filmes de imagen real que tanta taquilla y tan buenas críticas le están consiguiendo (sólo hay que ver el dineral que les ha proporcionado "La bella y la bestia", estrenada hace unos pocos meses), parece que otros proyectos que nos van a ir llegando mantienen altas las expectativas, y uno de ellos es el "Aladdin" de Guy Ritchie (Snatch: Cerdos y diamantes, Sherlock Holmes), proyecto al que podría unirse Smith nada más y nada menos que como el carismático Genio. Cuidado, hay que coger esta noticia más como un rumor, sobre todo si recordamos que hace unos meses ya se confirmó a Smith como parte de "Dumbo", y al final nada de nada. No sé vosotros, pero yo lo prefiero como Genio en "Aladdin", así que espero que ahora la cosa sí se haga realidad.

-Un poquito de "Los Defensores" con una de las primeras imágenes oficiales de la serie, con ese Charlie Cox (La teoría del todo, Eat Local) en modalidad Matt Murdock a punto de entrar en el Infierno. En la misma línea van el resto de imágenes protagonizadas por los demás héroes de la miniserie, salvo aquellas que nos muestran a Sigourney Weaver (Alien, Cazafantasmas) como la villana principal de la historia, aún de identidad desconocida, aunque son muchos los rumores a su alrededor, y todos apuntan a personajes de los cómics. Se permiten apuestas al respecto.

"Paco, espero que me haya tocado el color rojo"


-Nos vamos al espacio con el nuevo y chulísimo póster en español de "Star Wars: Los últimos jedi", y no "Star Wars: El último jedi", como comentamos por aquí hace un par de secciones de novedades cinematográficas. Una lástima que el juego y la ambigüedad del título en el original se haya perdido tras su traducción perfecta a nuestro país, algo de lo que se han quejado muchos fans. Cuando se traducen los títulos como les da la gana, mal; cuando se traducen los títulos correctamente, mal también. Aquí no hay quien se aclare. Dejando temas críticos aparte, ahí tenéis el cartel, de esos que hacen babear mucho.

¿Nos creemos que son los últimos?


-Que sí. Que no. Que sí. Que no. Que sí... ¡Que sí! David Fincher (Seven, Los hombres que no amaban a las mujeres) se alza, tras numerosos rumores, con el puesto de realizador de "Guerra Mundial Z 2", secuela del filme de zombis de 2013, teniendo como fecha de estreno 2019 si todo va bien, ¡nada más y nada menos que seis años! Sí, hay secuelas que tardan más en ver la luz, pero teniendo en cuenta que tampoco es que sea una de esas segundas partes necesarias para que la humanidad continúe en pie, me parece algo exagerado. Por el camino se nos queda el español Juan Antonio Bayona (El orfanato, Un monstruo viene a verme), quien cambió la dirección de este filme por la de "Jurassic World 2", mucho más prometedora, o eso me parece a mí, ojo. Dejando de lado lo bien que lo puede hacer el personal Fincher con los zombis, sería un lujazo que se reencontrase con Brad Pitt (Entrevista con el vampiro, Sr. y Sra. Smith), uno de sus actores fetiche.

-Regresamos a los superhéroes, porque tenemos ahora un notición entre manos. Nos dirigimos a los mutantes de la Fox, más concretamente, a "Deadpool", que no es del todo mutante, pero sí pertenece a la franquicia de la Patrulla-X. Con el inicio del rodaje de "Deadpool 2" previsto para los próximos meses, y así estrenarla a principios de 2018, toca elegir a uno de los personajes principales del filme, en este caso, a Cable, en los cómics un hijo de Cíclope y Madelyne Prior, el clon de Jean Grey que acabó convirtiéndose en la Reina Duende. También en los cómics es bien conocida su extraña amistad con Masacre, Deadpool, hasta el punto de que llegaron a compartir serie regular durante unos cuantos años, tan divertida como refrescante. Desde antes de que se hiciera "Deadpool" se hablaba de la posibilidad de que vieras a Cable en algún momento, aunque fuera en un cameo, y a pesar de que no fue así, los realizadores sabían tanto del amor de los fans hacia el personaje que nos dieron algún que otro detallito en el filme, dejando claro que para "Deadpool 2" lo tendríamos de protagonista, y así será. Tras rumores tan jugosos como los que situaban a Pierce Brosnan (Goldeneye, La maldición de Dark Lake) y a Liam Neeson (Batman Begins, Venganza) en el papel, esta semana se ha confirmado que finalmente será nada más y nada menos que Josh Brolin (No es país para viejos, Valor de ley) el elegido. Lo cierto es que estamos ante una elección perfecta, y no sólo por el físico del actor o su calidad, demostrada ya en decenas de películas donde es capaz de hacer de todo, tanto de héroe como de villano, tanto de protagonista como de secundario roba-escenas, tanto de participante en cine independiente como de intérprete en el mayor blockbuster que os podáis imaginar, también por lo molonamente friki que es, siendo uno de los actores que mayor número de filmes comiqueros tiene en su filmografía; desde "Men In Black 3" hasta "Oldboy", pasando por "Jonah Hex", "Sin City: Una dama por la que matar" y, por supuesto, el papel del malvado Thanos, megavillano del universo Marvel Studios, y que ya ha aparecido con el rostro de Brolin en "Guardianes de la Galaxia" y "Los Vengadores: La era de Ultrón", con la promesa de volver por todo lo alto en "Los Vengadores: Infinity War", y eso sin contar con que siempre ha estado en las quinielas de muchas otras producciones de superhéroes, e incluso era uno de los mejor posicionados para conseguir el puesto del Batman maduro de "Batman v Superman: El amanecer de la justicia", que con el que al final se hizo Ben Affleck (Daredevil, Perdida). En pocas palabras, nos ha tocado el gordo con Brolin. Verlo con el Deadpool de Ryan Reynolds (Sólo amigos, Green Lantern) va a ser una verdadera gozada.

-Aunque toca seguir hablando de superhéroes, nos alejamos por completo de Marvel, DC y cualquiera otra editorial, a pesar de que el proyecto del que os voy a hablar está muy influenciado por personajes uniformados de todas. Y atentos, porque es una de las pocas veces que voy a dar un aviso de spoilers en esta sección, lo cual no es raro, no, sino lo siguiente, así que si no habéis visto "El Protegido" de M. Night Shyamalan (El sexto sentido, El bosque) ni "Múltiple", alejaos de las siguientes líneas como si fueran a asesinaros. ¿Ya? ¿Seguro? Vuelvo a avisar, ¿eh? ALERTAZA DE SPOILER. Estos días se ha confirmado, al fin, un proyecto de Shyamalan que lleva años dando vueltas, y que no ha podido ponerse en pie debido a los últimos fracasos comerciales del director. Sin embargo, desde que volvió al suspense mezclado con terror que sacudió el mundo con "La visita", y encima de bajo presupuesto, Shyamalan vive una segunda edad de oro reconfirmada con la magnífica "Múltiple", y parece que el estreno de ésta nos va a dar a todos muy buenas alegrías, porque gracias a su éxito se ha confirmado que el siguiente filme de Shyamalan será la postergada secuela de "El protegido", que como sabrán todos los que han visto "Múltiple", cruzará los caminos con ésta, o lo que es lo mismo, el personaje de Bruce Willis (Red, Los Sustitutos), héroe a su pesar, cruzará sus caminos con el personaje de James McAvoy (X-Men: Primera generación, El último rey de Escocia), villano con múltiples personalidades. "Glass" es el título del filme, que devolverá también al personaje de Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, Iron Man 2) a la historia, y atentos al título, porque dice mucho, mucho de lo que nos espera. ¡Ah! ¿No conocéis ya que el título en el original de "Múltiple" revela precisamente parte de su final y la conexión con "El protegido"? Pensad en los títulos de ambas películas en su idioma original y veréis qué sorpresa. La mala noticia es que hasta 2019 no tendremos "Glass", así que toca esperar, y bastante, para disfrutar del brutal enfrentamiento entre Kevin y David Dunn.

-El trailer de "Spider-Man: Homecoming" no ha venido solo, y nos ofrece tres carteles igual de interesantes que lo que se nos ha avanzado. Ahí os dejo uno bastante chulo, un teaser póster en realidad, donde se nos muestra la importancia que tendrá la comunidad de los Vengadores en el filme de Spiderman, aunque, eso sí, como ha dejado en evidencia el trailer, con un secundario como Tony Stark bastante controlado, puesto ahí para sumar y no para restarle protagonista a nuestro amigo y vecino Spiderman. Venga, que ya falta menos para su estreno veraniego, y cada vez pinta mejor, y eso que ya lo hacía.

Descanso de vengadores


-Continuamos con las sorpresas. Continuamos con los superhéroes de Marvel. Y hagamos memoria, porque como en el caso anteriormente mencionado de la serie televisiva "Capa y Puñal", parece que el proyecto del que os voy a hablar ahora no iba a ver la luz... hasta que ha aparecido la potente imagen oficial que aquí os ofrezco. Me refiero a "Inhumanos", esos humanos superpoderosos que en los cómics Marvel son fruto de experimentos alienígenas que les confieren habilidades sobrenaturales al más puro estilo de los mutantes, aunque hay que pasar antes por un complicado proceso para ello. La gracia está en que los inhumanos están sustituyendo en los cómics a los mutantes por eso de que los derechos cinematográficos de estos últimos pertenecen a la Fox, mientras que Marvel Studios está sacandole partido a los primeros mediante filmes como "Guardianes de la Galaxia" y series como "Agentes de SHIELD", donde han sido parte esencial desde su primera temporada. Hagamos más memoria, porque uno de los últimos proyectos de la Fase 3 de Marvel Studios era el filme "Inhumanos", que acabó cancelándose para convertirse en una ambiciosa serie de televisión de la ABC, es decir, la misma cadena que llevaba a cabo "Agentes de SHIELD", lo que iba a significar que compartirían universo, como toda la Marvel de Marvel Studios. Tan alto iba a volar el proyecto, que incluso los dos primeros capítulos se estrenarían en salas de cine, en salas IMAX, además. Y no es para menos, porque hablamos de lo que iba a ser una gran superproducción al estilo Marvel Studios. Pero ¿qué pasó entonces con ella? Que está a punto de caramelo cómo demuestra la primera imagen oficial que aquí os dejo, con toda la familia real de los Inhumanos al completo. De izquierda a derecha tenemos a Gorgon, interpretado por Eme Ikwuakor (Ink, La verdad duele); a Karnak, interpretado por Ken Leung (Perdidos, Saw); a Rayo Negro, interpretado por Anson Mount (En sus zapatos, Perros de paja); a Medusa, interpretada por Serinda Swan (Smallville, Chicago Fire); a Crystal, interpretada por Isabelle Cornish (Arc, Australia Day); y a Maximus el Loco, interpretado por el carismático Iwan Rheon (Misfits, Juego de Tronos), quien se va a comer al resto del reparto con patatas, siendo sin ninguna duda la mejor elección de casting. Lo cierto es que la imagen pinta bien, o al menos a mí me lo parece, salvo por el detalle de las máscaras y esa manía que tienen las productoras cinematográficas de huir de las máscaras. ¡Estáis adaptando superhéroes y supervillanos! ¡Con ellas puestas molan más! Salvo eso, habrá que estar muy atentos a lo que tiene que ofrecernos esta nueva serie Marvel, que muchos ya afirman que será la "Juego de Tronos" de la Casa de las Ideas. Habrá que calmar las expectativas.

Realeza inhumana


-Hace rato que no hablamos de Stephen King, ¿verdad? Pues no nos vamos a ir a por él ahora... o sí... o casi. Toca mencionar a su hijo, bueno, a uno de los tres, concretamente, al que está siguiendo sus mismos pasos, triunfando en el terror y la fantasía en la literatura. Hablemos de Joe Hill (Fantasmas, Cuernos), gran amigo de este blog, y que verá al fin hecho su sueño realidad, porque "Locke & Key", su cómic más popular hasta la fecha, verá la luz como serie de televisión después del intento fallido por parte de la Fox hace unos años, que contó incluso con un trailer y un episodio piloto que no convenció a la cadena, aunque estaba bastante bien. Hulu, que también realizó el año pasado la miniserie "22/11/63", basada en una de las mejores novelas modernas de King, será la encargada de producir la serie, cuyo capítulo capítulo será dirigido nada más y nada menos que por Scott Derrickson (Sinister, Doctor Extraño). Crucemos los dedos para que esta vez sea la definitiva y podamos adentrarnos, ahora sí, con los Locke en la mansión de las llaves, donde cada vez que se abre una puerta con una llave especial, cualquiera puede obtener poderes... o maldiciones. ¿Todavía no habéis leído el cómic? Pues ya estáis tardando.

-Uno de los estrenos más esperados para el 2018 es el de "Jurassic World 2", cuyo rodaje continúa estos días, y de la que ya hemos podido ver alguna que otra imagen oficial. Recordemos que la primera entrega fue muy criticada aun sin saber nada de ella, y una vez estrenada se convirtió de inmediato en uno de los mejores filmes del 2015, todo un blockbuster que nos devolvía la leyenda de "Jurassic Park" de la mejor de las maneras. Parece que esta segunda parte intentará lo mismo, y lo hará como la primera, utilizando mucho del pasado, por lo que no se hace extraño que se haya confirmado en ella la presencia de Jeff Goldblum (La Mosca, Thor: Ragnarok), a quien vimos por última vez en la saga, precisamente, en la primera secuela, "El mundo perdido", siendo de lo mejorcito de la película, y no es raro, teniendo en cuenta el gran personaje que siempre ha sido Ian Malcolm. Gran incorporación al proyecto, vaya que sí.

-Pasamos de la segunda juventud cinematográfica de Goldblum a la segunda juventud cinematográfica de un personaje comiquero que parecía muerto hasta hace dos días para Hollywood, aunque da la impresión de que lo único que necesitaba era un reboot. Sí, amigos cinéfilos, una de las grandes noticias de estos días ha sido la confirmación de que Guillermo del Toro (Mimic, Blade II) no hará definitivamente un "Hellboy III", y a los productores les ha faltado tiempo para anunciar un reboot con título y todo: "Hellboy: Rise of the Blood Queen". Sin que haya nada totalmente confirmado por el momento, a pesar de que todo se da por cierto, lo que se dice también es que Mike Mignola (Hellboy: El gusano vencedor), padre comiquero del personaje, estaría tan involucrado como lo estuvo en los filmes de Del Toro, que la cinta sería muy de terror y con la "R" en cuanto a calificación por edades, y que es más que posible que ya tuvieramos sustituto para Ron Perlman (Outlander, Pacific Rim), nada más y nada menos que David Harbour (Despierto, Escuadrón Suicida), veterano actor que ha conseguido una nueva inyección de reconocimiento gracias a su papel protagonista en "Stranger Things". Lo cierto es que da el físico y el proyecto tiene muy buena pinta, sobre todo teniendo en cuenta que el final de la trilogía de Del Toro no salía para delante a pesar de las intenciones y esfuerzos tanto del director como de Perlman, y es una pena que la cosa se quede así, con dos entregas y cabos sueltos que atar, pero comprendamos a Hollywood, con un personaje ahí bastante jugoso al que no le estaba sacando partido. Ya es hora de que Hellboy vuelva a la pantalla grande, a lo grande... de nuevo.

-Nos acercamos al final con un dúo de cómics y terror, o lo que es lo mismo, no cambiamos mucho de temas. Nos ponemos nuevamente comiqueros sin Marvel ni DC para compartir uno de los grandes bombazos del año que se venía oliendo desde el 2012, más concretamente, desde que se supieron las bajas cifras de taquilla de "Dredd", a pesar de la alta calidad de la cinta. Sí, hablo de la segunda adaptación cinematográfica de las aventuras del expeditivo Juez Dredd, personaje de creación británica que forma parte de un sistema judicial bastante duro en un futuro donde el crimen está a la orden del día en una ciudad donde conviven millones de personas en un espacio muy, muy reducido: Mega-City 1. Precisamente, esta ciudad (que si recuerdo bien, no es la única en el mundo de Dredd), será la protagonista de, sí, una serie de televisión que se prepara, y que se lleva pidiendo desde que se supo que "Dredd 2", pese a todos los intentos por parte del director, el guionista y un Karl Urban (El Señor de los Anillos: Las dos torres, Riddick) muy metido en el papel, no se iba a hacer de ninguna de las maneras. Desde entonces, el rumor que más ha sonado ha sido el de una serie, o miniserie, a modo de continuación para alguna "cadena" puntera como Netflix (imaginaos "Dredd 2" con el estilo de las series de Marvel... o mejor todavía), donde se pudiera dar rienda suelta a temas adultos y a la violencia que necesita el personaje y que nos dio el filme. Y aunque no sea con Netflix, la serie sobre el personaje promete eso y más, aunque no es realmente sobre el personaje de Dredd, sino que "Mega-City Uno" tratará acerca de los diferentes jueces del Departamento de Justicia, además del resto del universo del Juez Dredd, siendo éste lo más probable una presencia secundaria que ayudará a enriquecer la producción. ¿Tendremos de por medio a los realizadores de "Dredd", Urban incluido? Todo puede ser por el momento, pero no echemos las campanas al vuelo todavía, que "Dredd 2" estuvo muy próxima y al final nada de nada. Sea como sea, al menos la serie será real, y tiene una pintaza tremenda. ¡A babear!

Cada ciudadano es un potencial criminal


-Terminamos con mucho, mucho, mucho terror. Si pensabais que el primer trailer de "It" de Stephen King no podía dar más miedo ni ser más impactante, es que no habéis disfrutado todavía del póster en español que lo acompaña. Ahí lo tenéis, con una frase muy, muy esclarecedora sobre cómo terminan las víctimas de Eso, o sobre cómo las invita, una de las frases más famosas de la bibliografía del de Maine, y del cine de terror en general si tenemos en cuenta cuán popular es la miniserie de los 90, donde el magnífico Pennywise de Tim Curry (Congo, The Shadow: La Sombra) también aseguraba que todos flotaríamos ahí abajo. Estuvo a punto de cumplirlo. En realidad, muchos continuamos flotando allí con él.

Todos flotaremos con él


¡Y fin! Menuda entrada más completa, ¿eh? Vale, sé que estáis pensando que mucho superhéroes y mucho terror es lo que nos volvemos a encontrar, pero yo diría que los demás géneros están levantándose de buena manera para presentar "batalla". Lo que sí me ha sorprendido, y no sé si a vosotros os habrá ocurrido lo mismo, es la gran cantidad de trailers que hemos tenido estos días, como si las productoras hubieran sacado la artillera pesada para el verano, el otoño y parte del invierno, sin contar los adelantos para el año pasado. Haciendo memoria, recuerdo pocas secciones de novedades cinematográficas con tantos trailers. ¡Qué tiempos en los que apenas teníamos cinco y un par de ellos eran spots de televisión! Y además, todos los avances que hemos visto han sido impresionantes, o al menos eso me ha parecido a mí. Si queréis comprobar si los que nos van llegando son igual de buenos, ya sabéis, aquí os espero, en vuestra cueva favorita, dentro de siete días o menos, nunca más. ¡Hasta la semana que viene! Y sed felices. Eso siempre.


miércoles, 17 de mayo de 2017

Reseñas literarias: No hay mejor vida que la del gato


Ficha Técnica

Título original: No hay mejor vida que la del gato. ¡Y encima tienen siete!
Autor: Profesor Pawlove
Portada: Joaquín Secall
Género: Humor
Nacionalidad: España
Formato: Rústica
Nº de páginas: 192
Editorial: Timun Mas
Publicación: 2014


Sinopsis:
El gato, y no el humano, es el animal que ocupa el lugar más elevado en la pirámide evolutiva. Éste es el sorprendente descubrimiento que ha llevado a cabo el Profesor Pawlove. Que creamos lo contrario se debe únicamente a las astutas artes de manipulación felina y a un oculto interés en utilizarnos para pegarse la gran vida sin dar un palo al agua. Este libro contiene revolucionarias declaraciones de Misifú, el gato objeto de estudio del Profesor, como la revelación de que Facebook es un invento de la gatunidad. También encontrarás información útil de primera mano, como las normas de convivencia entre gato y humano, las claves de la comunicación no verbal, los siete hábitos del domador de humanos eficiente, el contrato Felis-Sapiens, un test para saber qué clase de esclavo eres o las últimas apps para mininos.


Reseña:
Los habituales a este blog seguro que saben, más o menos, de que pie cojeo a la hora de seleccionar lecturas para mi disfrute personal. Amigos, conocidos y compañeros de letras, ya sean seguidores o no del presente rinconcito de Internet, es bastante probable que sepan cuáles son mis gustos a la hora de ponerme con un libro, sea un ensayo, una antología o una novela. Y, bueno, cualquiera puede irse a por mi bibliografía como autor para comprender que hay un género bastante concreto que es mi predilecto desde hace no años, sino décadas. Hablo del terror, por supuesto, sin dejar de lado el suspense (o thriller), la ciencia-ficción y la fantasía, aunque es cierto que el terror, ese género que nos deja sin aliento, nos regala escalofríos y es capaz de que durmamos con las luces encendidas, es mi favoritos, y con bastante diferencia. El terror es un género que también prefiero en otros medios artísticos y de ocio como los videojuegos, el cine y las series, con la salvedad de que, a pesar de que en los cómics me encanta, los superhéroes están ahí ahí con él, sobre todo por la cantidad de títulos acerca de estos que podemos hallar en el mundillo, a diferencia de las obras de terror, mucho menos abundantes. Pero no quisiera enrollarme demasiado en cuanto a mis gustos y preferencias lectoras, así que me iré centrando en el título literario protagonista hoy de las reseñas literarias de este blog. Y es que, si hay otro género del que me encanta leer esto y aquello, un género que pocas veces he tratado en este espacio, es el de la comedia, el género de humor, el cómico, en pocas palabras, o lo que es lo mismo, esos libros tan cachondos como descacharrantes que en el peor de los casos nos dibujan una sonrisa en la cara, y en el mejor, logran que nuestras carcajadas sean escuchadas por el vecino.

Si menciono al tristemente fallecido Terry Pratchett (El color de la magia, Mort) y al simpático Christopher Moore (El ángel más tonto del mundo, Cordero), seguro que sabéis de lo que estoy hablando, al menos si los conocéis, y aunque es posible que el segundo sea menos popular en nuestro país que el primero, si sois ávidos lectores de la mejor literatura fantástica de las últimas décadas, seguro que, como mínimo, os suena de algo su nombre. Sí, sé que siendo fan, gran fan de ambos, es una pena que acabe reseñando en mi blog novela tras novela de terror sin tener en cuenta las obras de humor absurdo que ambos maestros han ido realizando, pero no os preocupéis, porque espero que la cosa vaya cambiando, y creo que "No hay mejor vida que la del gato" podría ser un gran comienzo, porque a pesar de que no llegue a las cotas de calidad de ninguno de los trabajos de Pratchett y Moore, sí que es una de esas "novelas" (¿mejor llamarla enciclopedia?) cómicas capaces de sacarnos una buena sonrisa y alguna que otra gran risotada en el momento más inesperado. Las comillas al mencionarla como novela han ido con toda la intención del mundo, porque en realidad, no nos encontramos ante un libro de ficción en su totalidad, sino frente a una recopilación de anécdotas e historia de un animal muy concreto, adornado todo mediante un sentido del humor bastante divertido y muy reconocible en especial por aquellos amigos de este tipo de animales, y no digamos ya cuando entramos en las continuas bromas popularizadas por Internet sobre los verdaderos planes que estos peludetes, domésticos o no, tienen para nosotros y la humanidad al completo. Hablo, por supuesto, de los gatos, los "enemigos" de los perros, los "ariscos" gatos, los que arañan y nos traen animales muertos, todos ellos y muchos más, tópicos insulsos que no se corresponden con la realidad. Y os lo dice alguien que tiene dos gatos y un perro que se llevan de fábula, dos mininos que son tan cariñosos que dan ganas de realizar tesis acerca de lo adorables que son los gatos.

Esa es otra de las particularidades que poseen estos adorables animales, y es que, por encima incluso que los perros, son los reyes de Internet. Vamos, ¿no habéis oído hablar de los vídeos de gatitos en YouTube? ¿Seguro que no os habéis puesto alguno que otro en más de una ocasión? Yo confieso que sí, y este libro me ha recordado mucho las sensaciones que han producido en mí los mencionados vídeos donde gatos de todo tamaño, pelaje y raza nos muestran los simpáticos que son mediante cualquier monería que se os pueda ocurrir; desde largas siestas donde se usan entre ellos de almohada hasta los diferentes juegos que practican con sus amos humanos (aunque ellos diría que son sus mascotas humanas, así que cuidado con utilizar inadecuadamente las definiciones que han inventado), pasando por las divertidas posturas que escogen para echarse sus largas siestas, cómo beben a veces, lo que les gustan las latitas gourmet o cómo nos usan de rascadores. Hay que reconocer que los gatos son una fuente inagotable de vídeos de Internet, y no hablo sólo de YouTube, no. Ignorar el éxito viral de los felinos hubiera sido un error, ¿y qué mejor que expandir en la literatura el acierto contrario a tal error? Porque, ¿una imagen vale más que mil palabras? A veces es cierto, reconozcamoslo, pero tampoco vamos a negar que unas cuantas palabra sobre nuestros amigos gatunos nos pueden sacar más sonrisas que muchos de los citados vídeos. Ante este escenario, no son pocas las editoriales que han aprovechado para editar numerosas obras donde los gatos son protagonistas, en formato ensayo o en formato ficción, sin que tengan que ser novelas en éste último caso, e incluso cómics de lo más divertidos. Quizás el mayor exponente de viñetas mininas de nuestro país sea José Fonollosa (Los muertos revivientes, Ultragato), que durante diferentes volúmenes nos ha ido contando el día a día de cualquier gato, y teniendo en cuenta que unos cuantos le acompañan en su vida, parece que sabe de lo que está hablando. Incluso se ha atrevido a mezclar los superhéroes con los felinos, regalándonos auténticas delicias comiqueras con las que pasar un buen rato y echarnos grandes carcajadas. Precisamente,  una de sus últimas obras, "Citas de gatos", comparte bastante con el título que hoy nos ocupa, "No hay mejor vida que la del gato", mostrándonos la evidencia de que, al final, y a pesar de que a estos animales se les pueda aprovechar literariamente mucho, son tantos los libros que salen sobre el tema, que es imposible que no coincidan entre ellos, en especial a la hora de tal o cual chiste concreto, anécdota o comportamiento gatuno.

Otra de las grandes obras mininas del mundillo literario es "Un gato callejero llamado Bob", un best seller británico que está lejos de los títulos cómicos anteriormente mencionados, y aun así, toca muchos aspectos similares a la hora de contarnos cómo se comportan nuestros queridos felinos, en este caso, uno muy concreto: Bob, el gran protagonista de la historia. La novela, que está basada en hechos reales, nos cuenta las vicisitudes de un vagabundo inglés adicto a las drogas y que se gana la vida cómo puede. Un buen día, su camino se cruza con el de un gato tan sin hogar como él, un gato con el que trabará una amistad que no sólo le salvará la vida, sino que lo hará mundialmente famoso y le dará la oportunidad de escribir no uno, sino dos libros acerca de la historia. Ambos títulos protagonizados por el genial Bob (os recomiendo seguir su página de Facebook, disfrutar de los vídeos donde aparece con James Bowen y sus participaciones en los eventos donde ambos firman volúmenes) tiran más hacia el drama que hacia la comedia, aunque no falten unos cuantos momentos al respecto. Al fin y al cabo, un gato es un gato, y quienes gozamos de la compañía de uno (o varios), sabemos bien que es imposible que estén una larga temporada de tiempo sin realizar alguna gracia. A menos que se estén echando una de sus extensas siestas, por supuesto. Sin embargo, no, "Un gato callejero llamado Bob" es el otro extremo de los libros felinos, mientras que "No hay mejor vida que la del gato", se encontraría más cercano a los títulos de Fonollosa, y más si tenemos en cuenta que hay mucho saber español en la obra, con alguna que otra ilustración incluida. El volumen que tenemos entre manos supone una especie de compendio de lo más divertido y descacharrante en cuanto a libros cómicos sobre gatos, lo que podríamos llamar una recopilación de lo mejor de lo mejor desde el punto de vista de su autor, en este caso, Misifú, el felino del Profesor Pawlove, un ejemplar minino gran estudioso del comportamiento humano, como bien demuestran todas y cada una de las páginas de "No hay mejor vida que la del gato". Misifú es así quien nos acompaña por toda la historia de su raza, aunque ¿es lo único que nos narra? En absoluto.

"No hay mejor vida que la del gato" se compone de nuevo capítulos completados por cuatro epílogos o apéndices, y en todos ellos se entremezclan verdades científicas acerca del animal protagonista del libro con humoristas anécdotas, aunque el verdadero saborcillo diferente que aporta el libro lo da la manera en la que está contado. Como os decía antes, el gato protagonista es Misifú, y es él quien se encarga de desgranar toda la historia del gato hasta el más mínimo detalle, sin dejarse nada de nada, a pesar de encontrarnos con un título que no sobrepasa las doscientas páginas, lo cual dice bastante del carácter que posee el tomo, más indicado para pasar un buen y veloz rato, que para cambiarnos la vida como lectores, seamos gatunos o no. Siendo así, es lógico que después del estupendo prólogo, Misifú se centre en el gato a través de la historia, en un primer capítulo que repasa la importancia del felino en nuestro planeta de forma cronológica, poniendo énfasis en culturas tan interesante como la egipcia, donde el gato era adorado prácticamente como un dios. Sin embargo, no es la única parte atractiva de este capítulo, porque conforme avanzamos, se nos habla de los mininos relacionados con el arte y la cultura de nuestra sociedad, llegando incluso a tener una lista de filmes en modalidad gatuna, o a darnos nombres de gatos peliculeros, entre los que no falta alguna que otra alusión a las adaptaciones cinematográficas de Stephen King (Cujo, Cementerio de animales). Sí, sabéis que por algún lado metería mi afición al terror, y me parecía el momento perfecto, porque no es la única referencia que se hace en el libro al de Maine, gran amante de los gatos. El segundo capítulo de "No hay mejor vida que la del gato", ya se centra más en la convivencia entre el gato y el humano, siempre desde el justo punto de vista del animal, claro. No habrá que recordarle a nadie que la obra versa sobre las verdades de la humanidad contadas, al fin, por quien las conoce en realidad: el gato. Esta parte del libro, donde se confirma que nuestra casa es el castillo del gato, no deja lugar a ninguna duda sobre quién es el auténtico amo del hogar, convivamos con quien convivamos más. Las visitas, los muebles, lo traumático de las mudanzas... Un capítulo perfecto para recordarnos que somos nosotros, humildes humanos, los servidores de estos maravillosos animales.

El tercer apartado del libro, o el cuarto si hemos contado como tal el prólogo, es más bien una prolongación del anterior, ya que trata de tres actividades que disfruta realizando nuestro amigo de cuatro patas la mayor parte del tiempo: comer, dormir y marcar. De nuevo, si tenéis un gato como compañero y amigo, igual la tercera no os hace tanta gracia, porque en la vida real eso de que nos marquen con el pis no es para nada divertido, y aun así, "No hay mejor vida que la del gato", sabe sacarle su lado tronchante. Continuamos con las relaciones entre humanos y felinos en el cuarto capítulo, con la comunicación verbal y no verbal que se establece entre nosotros y ellos. Nos adentramos en algunas de las páginas más divertidas del volumen, con ese Misifú, siempre altanero, simpático y orgulloso, explicándonos que si no los entendemos no es porque hablen un idioma diferente, sino porque, como humanos, somos demasiado tontos para comprenderles. Como ya he comentado varias veces en la presente reseña, este tipo de bromas van alternándose con datos reales sobre, por ejemplo, los maullidos, ronroneos y expresiones de los gatos, teniendo así la oportunidad de aprender mientras nos partimos de risa. El siguiente capítulo va en la misma línea, con el comportamiento de gatos y humanos como protagonista, siendo el apartado más interesante aquel que nos habla del zodiaco en los gatos, dándoles una personalidad a cada uno según su signo, exactamente cómo nos ocurre a los humanos. Deteniéndome un poco en esta parte del capítulo, me parece que ejemplifica bastante bien lo que es el libro en sí, con datos reales acerca de estos animales, anécdotas la mar de interesantes narradas con un tono jocoso y divertido que logra que la lectura sea muy, muy amena. Insisto, aprender mientras uno se divierte. ¿Hay algo mejor? Y si bien es cierto que muchas de esas anécdotas y datos son de sobra conocidos por los amantes de los gatos, seguro que lo son menos por aquellos que todavía no han tenido mucho contacto con ellos. Y quizás ese sea el único handicap que tiene el libro, que está más indicado para los fans de los mininos, y mucho menos, por supuesto, para quienes no lo son. Esa mezcla de realidad científica y realidad cómica es un gran aliciente, pero también un defecto para quienes busquen uno de los extremos. Sin embargo, tampoco vayamos a darle muchas vueltas a este punto, porque quien busque un manual exhaustivo sobre gatos, es evidente (o eso me gustaría creer) que no se acercará a este volumen. Aun así, siempre existen lectores cuya principal crítica hacia un libro será que no es lo que ellos buscaban, a pesar de haber sido advertidos con mucha, mucha antelación. Hay de todo en la villa del Señor de la Literatura.

Los tres últimos capítulos de "No hay mejor vida que la del gato" son bastante diferentes entre sí. Uno de los más interesantes es el que va justo después de los que ya hemos hablado, dedicado a las relaciones entre los gatos y el resto de animales, sobre todo si estos comparten hogar. Que si hámster, que si ardillas, que si peces... ¡Y perros! ¡Y otros gatos! Si las partes donde los mininos se relacionan con los compañeros animales antes mencionados son bastante divertidas, ni os imagináis las protagonizadas por la "amistad" entre gatos y gatos o perros y gatos. Mifisú se pone manos a la obra para regalarnos algunas de las mejores páginas de todo el libro, descacharrantes hasta decir basta, y eso que, llegados a este punto, ya hemos asistido a algunos pasajes de risa fácil. El siguiente se centra en multitud de anécdotas gatunas de lo más desconocidas e interesantes, además de ofrecernos muchas curiosidades, siempre desde la graciosa perspectiva de Misifú, el narrador. Y para acabar, llega el apartado de conclusiones, nada despreciable, y que supone una especie de remix de muchos de los capítulos anteriormente vistos. No faltan, por supuesto, unos apéndices y unas cuantas bibliografías de los autores, una magnífica forma de continuar con la broma de que, en realidad, el libro está escrito por Misifú, el genial gato del Profesor Pawlove. Y claro, no podemos dejarnos fuera de la reseña las ilustraciones y dibujos de Joaquín Secall (Anillo de fuego), y la mejor muestra de ello se encuentra en la simpática portada de "No hay mejor vida que la del gato", un gran ejemplo de lo que hallaremos dentro, tanto en sus párrafos como en las gatunas formas que nos ofrece Secall, no demasiado abundantes, por cierto, y es algo que se echa de menos conforme avanzamos en la lectura. Tampoco era cuestión de crear un cómic como los de Fonollosa, pero, al menos para mi gusto, faltan ilustraciones teniendo en cuenta el gran trabajo que hace Secall cuando puede colarlas en las páginas.

En conclusión "No hay mejor vida que la del gato" no es una obra que le vaya a cambiar la vida a nadie, sea o no amante de nuestros queridos felinos. Sin embargo, ¿quién ha dicho que toda lectura deba hacerlo? ¿Quién ha dicho que una "novela" cómica tenga que transformar toda nuestra existencia? Dejémonos de lecturas trascendentales, porque lo primero que debe hacer un libro es entretener, divertirnos, conseguir que el tiempo vuele y nos perdamos en él, y miles de sensaciones más, todas personales y diría que hasta intransferibles. Por supuesto, hay obras que sí pretenden ser más profundas que otras, e incluso existen aquellas consideradas clásicos que van mucho más allá, o las que sí que intentan cambiar nuestras vidas (¿entrarían en éstas los manuales de autoayuda?), pero no olvidemos la razón principal de los libros, un ocio tan artístico como cultural. "No hay mejor vida que la del gato" ha nacido para divertirnos, para sacarnos más de una carcajada y para recordarnos lo que molan nuestros queridos felinos, ayudándonos a aprender más sobre ellos al mismo tiempo que trata de arrancarnos una sonrisa, lo cual consigue con creces, y sin olvidar las risotadas que provocan muchos de sus pasajes. Además, la obra no se deja atrás ninguna idea sobre los gatos que pueda ser usada para que nos partamos de risa, siendo todo un completo compendio de lo que es el mundo de los mininos. El único "defecto" que se le puede sacar, si es que se le podría llamar así, es lo comentado antes, que si alguien va buscando en el volumen un libro de anécdotas y sólo eso, se va a equivocar bastante, aunque sería un "defecto" del lector más que de la obra, insisto, detallada y minuciosa, capaz de sacarle partido gatuno a temas que ignoran otros trabajos literarios sobre el tema. "No hay mejor vida que la del gato" es una libro que se hace corto, y no precisamente por su extensión, y que, ante todo, nos recuerda lo bien que se vive siendo gato, algo que muchos fans de estos adorables animales hemos pensado más de una vez al contemplarlos durmiendo a pierna suelta (o hechos un rosco) en sus mullidas camas, después de haber devorado una deliciosa latita de atún con salmón marinado en pollo. No, si al final es verdad que son nuestros dueños. ¡Y cuánto los queremos!


Nota: 8/10


domingo, 30 de abril de 2017

Novedades jugonas: Resident Evil 7


Tres meses son los que han pasado desde la salida oficial de "Resident Evil 7". Cinco años (cuatro, si nos referimos a la versión para PC) son los que han pasado desde la salida oficial de "Resident Evil 6", la última entrega de la saga y la que, presuntamente, ponía fin a todos los acontecimientos relacionados con la Corporación Umbrella. Mucho se ha escrito sobre la séptima entrega de una saga que parecía a punto de morir salvo milagro por parte de los remakes y remasterizaciones que han ido saliendo y se van preparando, algunos de ellos de alta calidad, pero que no dejaban de ser regresos al pasado de una historia que daba la impresión de no dar para más, ¿o sería mejor decir de haber sido explotada y desaprovechada en exceso? Que se lo pregunten a "Silent Hill", que tras el último videojuego, que ni siquiera llegó a salir al final (con todo lo que prometía), no levanta cabeza, como si nadie supiera qué hacer ya con ese pueblo maldito que tanto miedo nos ha hecho pasar desde 1999. De los spin-off de "Resident Evil" ni siquiera hablaremos, porque hemos pasado con los años de entregas bastante interesantes y capaces de aportar información jugosa sobre hechos anexos a la historia principal, a mata-matas que sólo nos dan acción sin parar, y muchas veces sin relación alguna con los acontecimientos principales, títulos que parecen más realizados para mantener la franquicia en boca de todos que para que el jugador se divierta o sienta que de verdad está aprovechando el dinero en una nueva entrega de "Resident Evil". Dada la situación, las apuestas eran fuertes alrededor de este "Resident Evil 7", sobre todo tras mostrarse el primer trailer, y no digamos ya la primera demo jugable, la cual rompió Internet en dos. ¿Por qué? Primera persona, las dos palabras más repetidas para adorar y criticar esta nueva entrega de la saga, una especie de ¿reboot? que en realidad no lo es tanto.

Como he comentado muchas veces en este blog al tratar novedades tiempo después de que lo sean, la perspectiva del tiempo les da una mirada diferente, por varias razones, como el disponer de críticas por toda la Red (y lo que no es Red), o el de haber podido ahondar en ese título en concreto, ya hablemos de un videojuego, una película, un cómic, una serie o un libro. En este caso en particular, he podido disfrutar de una hora de juego de "Resident Evil 7", una hora entera en la que no me he detenido demasiado a disfrutar de la historia, solamente a jugar, avanzar y comprobar si todo lo bueno que se decía de este "retorno" era cierto. Y lo es, vaya que si lo es. Las críticas van encaminadas a señalar que esto no es un "Resident Evil". ¿Motivos? El principal de ellos es el que os comentaba antes, la visión en primera persona que convierte "Resident Evil 7" en una experiencia tremendamente subjetiva, hasta el punto de que se pueden usar las gafas de realidad virtual para gozar de ella. Más allá de esa diferencia con respecto a los demás videojuegos de la saga, estamos ante uno de los mejores "Resident Evil" que podamos jugar, un regreso por todo lo alto a los clásicos, y ¿no es eso lo que pedían muchos fans de Chris, Wesker, León y Umbrella? Las quejas de las últimas entregas iban todas en la misma dirección: mucha acción, poco miedo y menos puzles. Si debo sincerarme al respecto, nunca me han molestado esas vías que, en realidad, se tomaron hace muchísimos años en la saga. ¿Nadie recuerda la manera en la que combatíamos al Tyrant del primer "Resident Evil"? Sí, necesitábamos un brutal lanzacohetes para matarlo. ¿Acaso no utilizábamos lanzagranadas contra nuestros enemigos en "Resident Evil 2"? ¿No tenía más acción que terror el adrenalinico "Resident Evil 3: Némesis"? Y mejor no hablemos del "Resident Evil: Code Veronica", ¿verdad? Donde ya hacían aparición incluso las habilidades especiales que daban los virus de Umbrella, más las espectaculares escenas de acción que nos otorgaban las cinemáticas que nos iban presentando la historia del juego. Resumiendo, si queríamos encontrar terror y pasarlo mal, nuestra saga era "Silent Hill", ya que el terror de "Resident Evil" siempre ha sido más físico que psicológico, y la acción predominaba sobre muchos otros elementos, combatiendo la mayoría de las veces a los enemigos con armas cada vez más grandes y no huyendo de ellos o recurriendo a nuestra inteligencia o los escondites del escenario. 

Vale, hay que admitir que en el tema de los puzles, "Resident Evil" sí que ha ido sufriendo un retroceso como saga, pero personalmente no soy de esos jugadores de la franquicia que los echaban de menos. Los de las tres primeras entregas eran bastante buenos, y sin embargo, muchos de ellos se basaban en volver una y otra vez a escenarios previamente pasados para recoger objetos o activar mecanismos que habíamos dejado muy atrás, iniciándose así una suerte de paseos eternos que desquician a cualquiera, haciendo largos videojuegos que en realidad no lo son tanto. De este modo, yo, personalmente, agradecí mucho que estas mecánicas se dejaran de lado a partir de la cuarta entrega de la saga. Lástima que también se cayeran los puzles... hasta ahora. Porque "Resident Evil 7" tiene lo mejor de los antiguos "Resident Evil", los originales, pero unido con todo lo bueno de los videojuegos actuales, especialmente de los de terror y survival horror independientes de los que hemos hablado muchísimo en este blog, y no es para menos. No son pocos los críticos que no sólo han escupido sobre "Resident Evil 7" alegando que no es un auténtico "Resident Evil" por su perspectiva subjetiva, sino por el hecho de que más parece un "Outcast" que un verdadero "Resident Evil". Nada más lejos de la verdad. Y sí, es cierto que hay ADN de "Outcast" e incluso de "Silent Hill" en mucho de lo que padecemos en "Resident Evil 7", pero conforme avanzamos, descubrimos que estamos ante un título de la saga con todas las de la ley, un regreso a lo clásico, una vuelta a la mansión Spencer como si nunca hubiéramos estado en ella. Es normal pensar en que "Outcast" y "Silent Hill" han devorado a "Resident Evil" si hacemos caso a los primeros y excelentes trailers de "Resident Evil 7", por eso es necesario jugarlo, echar un buen rato y entonces juzgar lo que tenemos ante nuestros ojos. Lo mejor de los "Resident Evil" clásicos y lo mejor que pueden dar de sí los videojuegos de terror modernos, en especial los de primera persona, un concepto que nos sumerge de lleno en la historia, sobre todo para captar al milímetro los horrores que nos ofrece una narración cruda, violenta, a ratos gore, sucia, tensa y repleta de pesadillas vivientes que nos acosan tras cada esquina, sin olvidar los giros argumentales y el suspense desplegado por todos los escenarios que nos aguardan para sobrevivir o morir en ellos. Sin embargo, antes de continuar hablándoos de las maravillas de un "Resident Evil" que comenzó a ser criticado antes incluso de mostrar una sola imagen, ¿qué os parece si hacemos un breve repaso a la historia de la saga? Os prometo que será rápido, porque de lo contrario podríamos realizar un par de ensayos sin despeinarnos, y apenas tocaríamos todo lo que es "Resident Evil". Novelas, cómics, música... No sólo de videojuegos viven los zombis de Umbrella.

Corría 1996 cuando el equipo Alpha de los STARS debía refugiarse en la mansión Spencer, un enorme caserón en mitad de los bosques de Raccoon City. Este grupo de agentes especiales huía de unos extraños seres que previamente habían atacado al equipo Bravo, enviado a la zona para investigar unos extraños y brutales asesinatos. Se iniciaba entonces una odisea por la enorme vivienda, descubriendo en el proceso zombis, animales geneticamente modificados y armas biológicas sacadas de la peor de las pesadillas, hasta llegar al Tyrant, el monstruo definitivo. Por el camino conocíamos a personajes esenciales para comprender la historia de "Resident Evil", como Chris Redfield, Jill Valentine, Rebecca Chambers, Barry Burton y Albert Wesker, quien luego se revelaría como agente de Umbrella y el villano principal de la franquicia aunque muriera al final de esta historia, empalado por el mismísimo Tyrant. Poco a poco, indagando en la mansión, hallaríamos un complejo secreto de la Corporación Umbrella, experta en la industria farmacéutica, pero cuyos principales ingresos provenían de la construcción de armas biológicas, entre ellas, el virus-T, capaz de convertir a las personas normales en zombis, entre otras capacidades. Este "Resident Evil" asentó las bases de lo que luego sería la saga, siendo el más terrorífico de todos y en el que el componente de survival horror se expande de mejor manera al manejar a héroes apenas sin munición rodeados de abominaciones en una mansión de la que no pueden salir. A pesar de que ha envejecido bastante mal, sobre todo a nivel de gráficos, contamos con un remake que está considerado una de las mejores entregas de la franquicia, al unir el estilo del primer y clásico juego con gráficos modernos y algunos añadidos en forma de capítulos y narrativas nuevas. Esta remasterización pudo ser disfrutada por primera vez en 2002 para GameCube, la consola de Nintendo, pasando años después, en 2009 concretamente, para Nintendo Wii, y teniendo una versión para consolas de nueva generación y PC en tiempos modernos. "Resident Evil" no sólo ha sido un título en el que se han fijado muchos otros survival horrors a través de las décadas, sino la propia franquicia, poniendo enfasis en el "Resident Evil 7" que os traigo como novedad jugona en esta entrada.

"Resident Evil 2" explotó el concepto del survival horror en 1998. Hablamos todavía de la primera PlayStation, aunque también salió para ordenadores y hoy se prepara una esperada remasterización al estilo del primer "Resident Evil". Considerado por muchos como el mejor título de la saga, lo cierto es que la acción se empieza a abrir hueco entre el terror, siendo las partes que más nos asustaron aquellas que transcurrían en la claustrofobica comisaría o durante los primeros compases en una Raccoon City repleta de zombis. El argumento no distaba mucho del de cualquier filme de catástrofes y zombis, con el virus de Umbrella (esta vez el virus-G) escapándose por la ciudad tras los acontecimientos de la mansión Spencer. Sorprendentemente, no teníamos a ninguno de los protagonistas de la primera parte, y sí a nuevos personajes como León Kennedy, un policía novato, y a Claire Redfield, nada más y nada menos que la hermana de Chris Redfield, que buscaba precisamente a éste después de lo narrado en la primera parte. Como en el anterior juego, podíamos elegir con quien jugar, si con Claire o con León, sólo que a diferencia del mencionado, según a quien seleccionáramos, recorríamos unas vías u otras, con una historia "distinta" según el orden, lo que cambiaba algunos detalles de lo que vivíamos. Por el camino no sólo nos topábamos con la pequeña Sherry Birkin, hija de William Birkin, importante científico de Umbrella y creador del virus-G, sino también con Ada Wong, una especie de espía que iniciaba una indefinible relación con Kennedy. Los enemigos eran incluso superiores a los del primer "Resident Evil", añadiendo criaturas como los Lickers (Chupadores), repitiendo con otras como los Cerberus y los zombis (con un número mucho mayor de ellos al tratarse de una ciudad) y los jefes finales como el propia William Birkin y sus diferentes transformaciones tras inyectarse el virus-G, y el llamado Míster X, una suerte de Tyrant mejorado que perseguiría a Claire hasta las últimas consecuencias, o lo que es lo mismo, una especie de prólogo al Némesis que nos esperaba en la tercera entrega de la franquicia. No se nos puede olvidar añadir que el escenario que suponía una Raccoon City destrozada por los zombis era incomparable. ¿Y qué decir del vídeo donde Birkin es atacado por los comandos especiales de Umbrella antes de transformarse en Birkin-G? ¿O del añadido del personaje de Hunk o la barra de tofu una vez acabadas las primeras partidas?

Parece que 1999 fue el año del survival horror, o al menos, el año en el que se batieron en duelo dos de los grandes títulos de este subgénero. Por un lado, teníamos a "Silent Hill", que nacía como una oferta diferente a la de "Resident Evil" aunque con una jugabilidad similar, sólo que el comienzo de esta aterradora saga jugaba más con el miedo psicológico que con el más físico de mutantes y zombis, creando una tensión complicada de igualar por las historias sobre la Corporación Umbrella. Sin embargo, Capcom no se quedó atrás, estrenando "Resident Evil 3: Némesis", cuyo único fallo es que a veces parece más una extensión de "Resident Evil 2" que una continuación per se. Obviando este nimio detalle, estamos ante una de las entregas más populares de la saga, principalmente por sus dos personajes protagonistas: una Jill Valentine a la que manejábamos después de los acontecimientos de "Resident Evil"; y Némesis, quizás el monstruo más famoso de toda la saga, una especie de Tyrant evolucionado, enviado por Umbrella para eliminar las pruebas del desastre de Raccoon City, sobre todo a los miembros de STARS, produciendo así alguna que otra desagradable muerte que las cinematicas se encargarían de mostrarnos en todo su horrible esplendor. Némesis (por cierto, impresionante el diseño de la criatura), era un Míster X a la enésima potencia, capaz de perseguirnos incluso a través de escenarios, paredes, túneles y ventanas, sin dejarnos opción para huir, sólo la de escondernos en algún momento y debilitarlo a base de gastar una ingente cantidad de munición. Némesis no sólo acaba resucitando, sino que llega a infectarnos e incluso a transformarse en diferentes abominaciones, sin detenerse un segundo, todo un enemigo entre enemigos. Dejando de lado la leyenda de Némesis, la inteligente trama nos situaba horas antes de los sucesos de "Resident Evil 2" y poco después de otros de los acontecimientos del juego, convirtiéndose en la pieza que le faltaba al puzle de lo que ya sabíamos, con Jill luchando incluso con mercenarios humanos enviados por Umbrella y sobreviviendo al ataque de viejos conocidos como los Hunters que vimos en la mansión Spencer. No hay que olvidar que los efectos y los gráficos eran bastante mejores que los de las entregas anteriores, que Jill era un personaje con mayor movilidad que el control "Playmobil" que teníamos hasta el momento y que cada vez la saga se veía más inmersa en la acción que en el terror. Sin duda, una entrega para tener muy en cuenta a la hora de hablar de "Resident Evil".

Tendríamos que esperar hasta 2002 para tener una nueva entrega numerada de "Resident Evil", aunque mucho antes nos llegó el siguiente paso evolutivo de la saga, o lo que es lo mismo, lo que tendría que haber sido "Resident Evil 4", ya que su historia continuaba lo que se nos había contado hasta el momento, siendo un revival de las entregas más clásicas. Estamos en el año 2000 y os hablo de "Resident Evil: Code Verónica", con Chris y Claire Redfield como absolutos protagonistas, volviendo a una mansión, yendo a la Antártida, descubriendo los secretos familiares de uno de los fundadores de Umbrella, hallando las habilidades que puede proporcionar el virus-T (o el virus T Veronica) de usarse con eficacia y enfrentándose nada más y nada menos que a un resucitado Albert Wesker, que aquí, al fin, se muestra como el gran villano de la saga, y con potentes poderes sobrehumanos conseguidos gracias a los virus de Umbrella, tema que ha sido ampliamente tratado en las películas, que no dejan de ser caminos alternativos de los videojuegos por más que haya quienes se empelen en insistir en que se parecen tanto como una piedra y un autobús. "Resident Evil: Code Verónica" posee uno de los guiones más sólidos de toda la saga, y algunos de los momentos más terroríficos y sorprendentes, protagonizados por villanos como los hermanos Ashford y el mismo Wesker, sin contar los nuevos monstruos y aquellos que regresan con nuevas formas. Incluso podríamos decir que tenemos entre manos un regreso a los conceptos del survival horror que ofreció el primer "Resident Evil", vuelta a una mansión incluida, con mucha tensión, misterios y giros argumentales incluidos, alejados de la espectacularidad hollywoodiense que tenían las dos anteriores entregas. Sin embargo, estamos ante una entrega más considerada de culto por ser un título que salió principalmente para la fallecida Dreamcast, consola para la que fue un juego exclusivo durante un tiempo hasta que tuvimos una versión ampliada para PlayStation 2, todo un acierto. Señalar también que uno de los mayores errores de "Resident Evil: Code Veronica" fue la movilidad de los personajes, esa movilidad que hacía que la jugabilidad se asemejara a tener en nuestro a poder una especie de palo hecho de pixeles que se iba moviendo con esfuerzo por el escenario, una mecanica de juego no demasiado cómoda y, sí, que se llevaba desde "Resident Evil"... lanzado en 1996. Comparado con otros juegos, ese manejo del personaje era tan desastroso a esas alturas que provocó las quejas de muchos jugadores. Personalmente, no me extraña.

La cosa mejoró bastante en "Resident Evil 0", sí, una precuela en toda regla de la saga. Realizada en exclusiva para GameCube, contaba con unos gráficos de nueva generación y un sistema de juego moderno que luego serían utilizados también en el remake de "Resident Evil" del que os he hablado antes, y que salió más o menos por las mismas fechas. Como éste, "Resident Evil 0" también tuvo su versión para Nintendo Wii y, en la actualidad, una remasterización para consolas de nueva generación y PC. Si "Resident Evil: Code Verónica" centraba parte de su argumento en uno de los creadores de Umbrella, "Resident Evil 0" hacía lo mismo con otro y la traición que sufría a manos de William Birkin y Albert Wesker (¿os suenan?), y su posterior venganza que se iniciaría en el centro de formación al que tendría que sobrevivir nada más y nada menos que Rebecca Chambers, una de las pocas supervivientes del equipo Bravo de los STARS de la primera entrega de la saga. Exacto, "Resident Evil 0" no sólo servía para esclarecer esos cabos sueltos que había desde el principio sobre Umbrella y su génesis, sino también para conocer los hechos exactos que llevaron a la masacre del equipo Bravo, un fin que dio inicio a la llegada del equipo Alpha dirigido por Wesker y donde estaban Chris Redfield, Jill Valentine y Barry Burton. El "0" del título no es accidental, sino bien intencionado, pues la entrega funciona como precuela de la saga, como inicio de lo que luego será Umbrella y como el principio de todo el horror que nos alcanzaría después. Además, el juego incluía opciones tan interesantes como la capacidad de que tuvieran que colaborar los dos personajes para resolver ciertos puzles y enigmas, algo que nunca se había hecho antes en la saga, siendo un clásico el usar dos personajes, aunque de diferente forma. Por ejemplo, los dos primeros "Resident Evil" nos lo podíamos pasar con personajes distintos, y eso daba resultados que diferían en la historia final, mientras que a partir de "Resident Evil 3: Némesis", contamos con un protagonista más o menos principal, y algún personaje secundario, o coprotagonista, que manejamos en algún que otro momento del juego. "Resident Evil 0" introducía algo bastante interesante que ya se veía en "Resident Evil: Code Verónica", y era el hecho de no alejarse demasiado de Raccoon City y Umbrella, dos señas características de la saga que, con el tiempo, pidieron ser cambiadas para ofrecernos historias que continuaran por otros senderos. No olvidemos que esta precuela se convirtió en la unión perfecta entre el estilo clásico de los primeros "Resident Evil" y los estilos modernos de juego, sobre todo en lo referido al survival horror entonces.

Todo cambió con "Resident Evil 4", la siguiente entrega numerada de la saga, protagonizada por León S. Kennedy y con un escenario como España... o una España bastante particular que ni siquiera contaba con euros como moneda, con un parecido bastante sospechoso a una tierra llena sólo de pueblos abandonados y lugareños de otro siglo que ni siquiera hablaban español como lo entendemos, o al menos el español de España de toda la vida. Dejando de lado estos fallos que han dado lugar a miles de bromas y memes en Internet, "Resident Evil 4" está considerado uno de los mejores títulos de la saga, y lo curioso es que apenas roza las tramas principales de la misma, presentándonos nuevos terrenos, nuevos argumentos y un nuevo estilo de juego más dinámico que ha acabado imponiéndose en la saga, y con razón. Con una perspectiva de cámara al hombro, en vez de las cámaras en los ángulos en los escenarios como habíamos tenido en la saga hasta el momento, acompañábamos a Leon en el rescate de la hija del presidente de los Estados Unidos. El antiguo policía se ha reconvertido en agente especial seis años después del desastre de Raccoon City, Umbrella ha caído y varias personas que sobrevivieron a sus desastre se han unido a diversos equipos de seguridad para controlar las olas de bioterrorismo que se mueven por el planeta desde que el asunto de Raccoon provocó que la corporación no pudiera hacer más frente a la ocultación de pruebas. Leon se enfrentará en España a otro tipo de virus, las Plagas, usadas por el grupo de los Iluminados, un culto de fanáticos que realizan experimentos con este virus tan especial, un virus que funciona a través de un parásito que transforma a las personas en peligrosos infectados más agresivos y funcionales que los zombis del virus T. No es extraño que durante el camino, Leon se encuentre con personas de su pasado como Krauser y Ada Wong, a la que descubre viva, sin saber que está a las órdenes de Albert Wesker, quien parece querer resucitar a Umbrella mediante la recopilación de varios virus (plan del que ya vimos una pizca en "Resident Evil: Code Verónica"), aunque en realidad sus planes van más allá. La espectacular jugabilidad de "Resident Evil 4" fue su principal aliciente, por no hablar de los gráficos (bastante punteros por entonces, con el añadido de que no han envejecido nada mal), el cambio de escenario (adiós, Raccoon City; hola, el resto del mundo), el terror rural y vírico que se nos presenta y, por supuesto, los múltiples peligros a los que se tiene que enfrentar Leon, así como los nuevos enemigos, algunos de ellos enormes o tan peligrosos como los Regeneradores, terroríficos e invencibles a partes iguales.

Capcom había encontrado la fórmula que funcionaba para una nueva generación de consolas y jugadores. No es de extrañar que "Resident Evil 5" fuera "Resident Evil 4" pero con esteroides, casi los mismos que parecía haberse tomado el Chris Redfield que manejábamos, único protagonista a nuestra disposición salvo por algunas pocas partes con su compañera de aventuras. El modelo de juego era similar al de "Resident Evil 4", sólo que ahora sí que regresábamos a las tramas principales que llevaban abiertas desde la primera entrega, hasta el punto de que no somos pocos los fans de la saga que consideramos que aquí es dónde finaliza de verdad la guerra contra Umbrella, y no en "Resident Evil 6". 2009 fue el año elegido para este cruce entre título gamer y blockbuster fílmico en el que un casi irreconocible Chris Redfield, que viaja por el mundo para detener las armas biológicas de Umbrella con las que el mercado negro ha ido negociando, pone punto y final a su enfrentamiento con Albert Wesker, quien, finalmente, nos desvela los planes que ha ido trazando desde los acontecimientos de "Resident Evil 0". A la fórmula le añadimos a Jill Valentine, sucesos del pasado, unos gráficos de última generación, acción sin límite, las Plagas desatadas por rincones de África, más virus, monstruos enormes y repugnantes, lo poco que queda de Umbrella y tenemos un videojuego divertidísimo con unos niveles de atracción para los que faltan palabras, y eso sin olvidar la gran cantidad de extras que posee, como el modo "Mercenarios", que desde varias entregas atrás es una de las estrellas de cada nuevo título de la franquicia. Sí, es cierto que terror tenemos el mínimo en "Resident Evil 5", y de puzles ni hablemos, pero ¿eso lo convierte en un mal videojuego? En absoluto. La saga estaba ya encauzada hacia otros objetivos, y el público respondía. ¿Qué había de malo en ello? ¿Las eternas quejas de "esta no es mi saga de zombis"? Pues ahí están los originales. Si tenemos que explicar a estas alturas que se puede rejugar, y que este acto acaba siendo una actividad igual de disfrutable que echar una primera partida, es que no estamos hablando con gamers de verdad.

¿Podría ser "Resident Evil 6" la entrega más floja de la saga? Si tenemos en cuenta los diferentes spin-offs y derivados, es evidente que no. Si hablamos de las entregas de la historia principal, todo parece indicar que sí, o eso afirman muchos seguidores de la franquicia desde su salida en consolas de nueva generación y ordenadores en 2012, cuando el blockbuster de "Resident Evil 5" dio un nuevo paso hacia delante y se convirtió en un blockbuster de blockbusters, con una historia que mezclaba a un buen montón de personajes clásicos de la saga, a otros nuevos (y muchos relacionados con los anteriores) y los mandaba por una aventura por todo el mundo para protegerlo de un apocalipsis vírico relacionado con Neo-Umbrella y el virus C, un nuevo modelo de infección capaz de crear criaturas más peligrosas que todas las que habíamos visto hasta el momento. A pesar de que en ventas a "Resident Evil 6" le fue bastante bien, que contiene ideas bastante buenas (el regreso de Sherry Birkin o el legado de Albert Wesker) y que era una especie de final de la saga principal por todo lo alto, las críticas que recibió fueron bastante malas por un amplio sector de los fans de "Resident Evil". Y eso que volvíamos a manejar a varios personajes durante tres campañas que se diferenciaban en el tono, siendo la de Leon la que poseía un tono más clásico, la de Chris la de más acción y la de Jake Muller una mezcla de ambas. Lo que sí que era obvio tras esta entrega fue que la franquicia debía dar una vuelta de tuerca, regresar a sus orígenes, contar acontecimientos nuevos y usar la fórmula de entregas como "Resident Evil 4", que mantenía el tono de los primeros títulos pero con lo mejor de cualquier survival horror moderno, incluyendo su estilo de juego, dinamismo y gráficos. Sólo hay que fijarse en la trilogía "Dead Space" para conocer lo que es el verdadero terror repleto de acción, sangre, entretenimiento y espectacularidad. Tres títulos donde no faltan las armas y la supervivencia, aunque tampoco la tensión continúa, incluso cuando somos almacenes de armas andantes.

Por supuesto, no me olvido de todos los títulos conectados a "Resident Evil" que han ido saliendo desde 1996, y no es que hayan sido pocos, sino todo lo contrario, porque la saga cuenta con tantos que incluso superan a las entregas numeradas. A pesar de que muchos de ellos se acercan demasiado al concepto de sacacuartos, hay bastantes que poseen tanta calidad como algunos que tratan sobre la trama principal alrededor de la Corporación Umbrella. Por ejemplo, ahí tenemos las dos geniales entregas de "Resident Evil: Revelations", que casi podrían pertenecer a la saga principal como el mencionado "Resident Evil: Code Verónica"; también podemos encontrar la saga "Resident Evil: Survivor", en primera persona, y con entregas tan interesantes como la primera y la cuarta, con historias originales y conectadas con la Corporación Umbrella; el curioso "Resident Evil Gaiden" para Game Boy Color, aunque situado fuera de la historia canónica; las dos entregas de "Resident Evil: Outbreak", donde manejamos a personas normales y corrientes envueltas en el horror zombi de Raccoon City; el entretenido y adrenalinico "Resident Evil: Operation Raccoon City", donde los protagonistas son los miembros de un equipo especial de Umbrella dedicado a recoger sus documentos y secretos, al mismo tiempo que eliminan a los posibles testigos; y cómo olvidar "Resident Evil: The Umbrella Chronicles" y "Resident Evil: The Darkside Chronicles", ambos exclusivos para Nintendo Wii durante mucho tiempo, y que nos volvían a narrar las primeras entregas de la saga desde una perspectiva en primera persona, ambos títulos de disparos indicados para el manejo del especial mando de la Wii, y más si teníamos la carcasa para fingir que era un arma, aunque igual de interesante era el hecho de que los dos juegos rellenaban huecos y huecos de la historia alrededor de la Corporación Umbrella, con un gran protagonismo de Albert Wesker en el primero de ellos. Auténticas joyitas gamer que merecen ser disfrutadas por todo fan de la franquicia estrella de Capcom con permiso de "Street Fighter".

Y llegamos a "Resident Evil 7", del que poco os puedo decir, ni siquiera si es una secuela propiamente dicha, si Umbrella tiene que ver con ella o si estamos ante el necesario reinicio de la saga desde otro punto de vista, con el miedo, el suspense, los lugares cerrados, la primera persona y el survival horror como principales protagonistas. Pese a las reticencias iniciales, las críticas no podrían ser mejores, y no son pocos los que afirman que "Resident Evil" ha vuelto por todo lo alto justo cuando parecía abocada a la muerte, o al menos a un gran parón como el que está sufriendo "Silent Hill". Después de haber jugado una hora, no puede estar más de acuerdo. La historia de nuestro protagonista, que acude a una perdida localidad de Louisiana para encontrar a su mujer desaparecida durante los tres últimos años tras recibir un mensaje de ésta, no puede ser más misteriosa, repleta de intriga, violencia, sadismo, sangre y terror, en especial cuando entra en escena la cruel y degenerada familia Baker, los grandes antagonistas del videojuego. Gráficos, sonido, puesta en escena, personajes, escenarios, dinamismo, jugabilidad, respeto a los "Resident Evil" clásicos.. Todo y más funciona como un mecanismo perfectamente engrasado, y tened en cuenta que yo sólo he jugado un mínimo porcentaje del título, así que auguro una reseña muy, muy positiva. Además, lejos de que la primera persona haya degradado la experiencia de juego, estamos ante todo lo contrario, siendo una manera perfecta de sumergirnos todavía más en el terror propio de "Resident Evil". Observad cómo han cuidado hasta el extremo todos los detalles para que tengamos la sensación de que jugamos por primera vez a la saga, que su título completo es "Resident Evil 7: Biohazard", incluyendo el nombre de la franquicia en Japón, donde se llama "Biohazard 7: Resident Evil"; una genialidad con todas las de la ley. Y atentos a la edición especial-limitada del videojuego, porque además de un estupendo libro sobre la saga, un pendrive con forma de dedo cortada y algunas láminas exclusivas, contiene una replica de la casa de los Baker, una pasada sólo para los fans muy fans (sí, yo me he dado un capricho y me he hecho con ella casi sin pensármelo). "Resident Evil 7" es lo que necesitaba la franquicia, es lo que necesitamos sus seguidores. Vuelven los puzles, vuelve el terror, vuelve la tensión, vuelven los misteriosos, vuelve el no saber qué hay tras la esquina, vuelven las mansiones de contenido desconocido, vuelven las hierbas medicinales, vuelve la gestión de recursos, vuelve la supervivencia al miedo. "Resident Evil" vuelve con lo mejor de antes y lo mejor de ahora. En realidad, nunca se fue, pero necesitábamos "Resident Evil 7" para recordarnoslo. ¡Larga vida al rey del horror!