viernes, 31 de agosto de 2012

Reseñas cinematográficas: Ted


Ficha Técnica

Título original: Ted
Director: Seth MacFarlane
Intérpretes: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Seth MacFarlane, Giovanni Ribisi, Laura Vandervoort, Joel McHale, Patrick Warburton, Jessica Stroup.
Guión: Seth MacFarlane, Alec Sulkin, Wellesley Wild
Música: Walter Murphy
Género: Comedia
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 106 minutos
Año: 2012


Sinopsis:
El pequeño John Bennett no tiene amigos. Nadie quiere estar a su lado. Por eso, cuando recibe como regalo un osito al que llama Ted, éste se convierte en su único y mejor compañero. Todo cambia cuando desea que Ted esté vivo para continuar juntos para siempre. Ted cobra vida y, años después, John sigue con él, viendo películas, soltando tacos, bebiendo, fumando maría y con la juerga y la inmadurez como únicos objetivos en la vida, algo que tiene que cambiar si quiere seguir con su novia. O, lo que es lo mismo, Ted debe irse de piso.


Reseña:
Este es uno de esos años en los que se estrenan películas muy, muy esperadas. Por ejemplo, hemos tenido "Los Vengadores", que muchos llevábamos esperando desde "Iron Man" hace cuatro años; también se ha estrenado la nueva de Spiderman, deseada desde que tras "Spider-Man 3" se anunció que al final no habría cuarta entrega con Sam Raimi (Posesión Infernal, Darkman) como director; tiene que estrenarse aún "El Hobbit", al igual que las nuevas aventuras del Juez Dredd en el cine, y no hablemos de la próxima "Paranormal Activity 4" o la ya estrenada "Prometheus". Son algunos ejemplos de películas cuya promoción ha sido a veces hasta agotadora. 

Entre tanto estrenazo, siempre surgen películas que, sin ser esperadas, incluso muchas veces, sin tener prácticamente spots y trailers detrás, se descubren como autenticas sorpresas que hacen muy agradable las visitas al cine. Seguro que todos conocemos alguna. "Ted" parece que ha sido algo así. Recuerdo que vi el trailer atraído por la idea de una película realizada por Seth MacFarlane, creador de "Padre de Familia" entre otras series animadas e irreverente, y que quedé encantado con la idea que se nos presentaba, de un oso gamberro, bebedor, fumador y malhablado que vivía con su mejor amigo, un humano que parecía no saber cómo madurar. Desde aquel día, marqué el estreno de "Ted" como imprescindible.


Ted aún sin vida


"Ted" es un producto muy personal. Tanto como las series creadas por MacFarlane, lo cual implica que hay que conocer su universo, su estilo de humor, sus referencias y, sobre todo, gustarte. Podría afirmar que si no os gusta "Padre de Familia" lo mejor es que os mantengais alejados de "Ted", pero en realidad debería afirmar que si no os gusta el humor de Seth MacFarlane, lo mejor es dejar en paz la película. ¿Qué tipo de humor es ese? Un humo que, en realidad, cuesta explicar, pero que al ver un par de capítulos de la serie de los Griffin se entiende perfectamente. Un humor escatologico, muy negro, lleno de referencias cinefilas (sin dejar de lado otros ámbitos del mundo del ocio como la literatura, o los videojuegos, o los cómics), con flashbacks que conducen a situaciones que apenas tienen que ver con lo que se está contando, muchas dosis de surrealismo, momentos absurdos al por mayor... Una delicia para quien esto escribe.

Evidentemente, quien no vea gracioso este tipo de humor, no debería ir a ver la película. De ahí que a mí no me guste el futbol, y pase de ver los partidos que se juegan, ¿no? En ese punto hay que tenerlo claro antes de encarar el visionado y la crítica de "Ted"; es lo que es, sin trampa ni cartoon, y cuando se anuncia como un producto del creador de "Padre de Familia" no dice más que la verdad, con todas sus consecuencias, para lo bueno (que es mucho) y para lo malo (que es menos, pero ahí está). Es curioso porque incluso el origen de la película era hacer una serie de animación, después una película de animación y, finalmente, lo que es "Ted".

Ted haciendo una de las suyas


¿Y qué es "Ted"? El protagonista de la película, un oso de peluche que adquiere vida gracias a John Bennett, un chico sin amigos que cuando consigue al oso desea que esté vivo. Dicho y hecho, a la mañana siguiente Ted está vivo, se convierte en famoso y, años después, todo el mundo lo ve con normalidad, mientras sigue viviendo con John, que tiene una novia a la que quiere, y que, viendo que con Ted no va a conseguir madurar nunca, le da un ultimatum: o se va Ted, o se acaba la relación.

"Ted" es una comedia muy atípica en cuanto a lo que se estrena en los cines. Y lo es precisamente por su humor. No cuesta reconocer lo que mencionaba más arriba, el "tipico" humor de "Padre de Familia", "Padre Made in USA" e incluso el de "El show de Cleveland". Es más, MacFarlane le pone la voz a Ted, como hace con muchos de los personajes de sus series, especialmente de las aventuras de los Griffin. Casi desde el principio, con ese niño al que le están dando una paliza, y con Patrick Stewart (X-Men, Hamlet) como narrador, el tono cómico de MacFarlane está presente; al fin y al cabo, las gracias a costa de Stewart en las series animadas son continuas, y ahí no acaba la cosa.

En mitad de la narración, por ejemplo, te pueden meter el anuncio de un helicoptero apache; la reacción de los padres de John con Ted no será la más calmada; tenemos peleas entre los personajes que parecen hacernos recordar las que tienen Brian y Stewie Griffin, o Peter Griffin y cierto pollo gigante; referencias cinematográficas a destajo, pero sobre todo muchas alrededor de "Flash Gordon" la película y cierto actor de la misma que provocan algunas de las más sonoras carcajadas (al menos a mí, otro gran fan del filme); la música parece orquestada para la serie animada; diferentes chistes y escenas, sobre todo algunas que tienen que ver con el sofá, y hasta tenemos algún que otro flashback.

Un día normal en la vida de Ted y John


Evidentemente, repito, no es un humor a para todos. Por ejemplo, los chistes sobre "Flash Gordon" y Tom Skerritt son muy propias también de las series animadas mencionadas, pero además son gags a los que se les da mucho tiempo de película, y en los que se insiste demasiado a lo largo del metraje. Quienes disfruten con estos chistes, se lo pasarán en grande; a quienes les parezcan demasiado absurdos, o no cojan las referencias, se aburrirán enormemente con ellos. Yo, por ejemplo, no pude parar de reír con todo lo que tenía que ver con "Flash Gordon"; sinceramente, de los mejores momentos que he pasado en el cine este año, pues es una película con la que crecí, como los protagonistas de "Ted".

Y hablando de los protagonistas, no pueden estar mejor. Ted es el rey de la película y, aunque me temía lo peor por estar doblado por Santi Millán (7 Vidas, Va a ser que nadie es perfecto) la verdad es que no lo hace del todo mal. Supongo que la cosa mejorará mucho en el original, y no me hubiese quejado si le hubieran puesto otro doblador al personaje, pero tampoco es que Millán lo haga mal, para nada, lo cual ha sido toda una agradable sorpresa. Ted es gamberro, socarrón, divertido, adicto al bebercio, a fumar marihuana y a follar, así como suena. Para nada resulta un personaje borde o desagradable en ningún momento, todo lo contrario; el trabajo de desarrollo del personaje hace que nos pongamos de su lado hasta cuando no tiene la razón, o eso parece. Además, los efectos digitales que le dan vida no pueden estar mejor aprovechados.

Tres son multitud, sobre todo si hay truenos de por medio


En el plantel de personajes reales, personalmente no me puedo quejar, ya me encantan Mark Wahlberg (Max Payne, Contraband) y Mila Kunis (El libro de Eli, Cisne Negro), ésta última además presta también su voz a algunos personajes de "Padre de Familia". De ambos se ha dicho mucho ya, y casi siempre bueno; Wahlberg hace tiempo que dejó de considerado el tipico actor guapa sin nada que aportar (sólo hay que ver "Boogie Nights" para corroborarlo) y Kunis es un valor en alza. A Wahlberg de un tiempo a esta parte le da igual camisa que camiseta y de hecho sirve lo mismo de bien para una película de acción, que para una comedia, como es el caso. Su química con Kunis es instantánea, pero con Ted va más allá; son autenticos colegas, y cualquiera que haya tenido un gran amigo sabe lo que pasa entre los dos personajes, y lo duro que es que se tengan que separar, una trama bastante interesante, con ciertos altibajos, aunque no provocados por los personajes, y que alcanza algunos de los mejores momentos de la película, como la fiesta donde se dan cita con cierto personaje que es para descubrir por uno mismo.

Entre los secundarios podría destacar a Giovanni Ribisi (60 segundos, Me llamo Earl) como el villano de la función, capaz de darnos momentos divertidos a la par que con muy mal rollo concentrado; un actor que siempre es un valor seguro, haga de lo que haga. También tenemos a Laura Vandervoort (Smallville) recordada sobre todo por ser Supergirl en "Smallville" y ciertos cameos la mar de tronchantes que es mejor callarse y que disfrutéis por vosotros mismos, porque son para enmarcar. Lo siento, pero no puedo comentar ninguno, y más cuando dos de ellos ya los he mencionado, aunque no directamente.

"Ted" es divertida, loca, absurda, bien trabajada, con buenos actores, un gran trabajo de todo el equipo... pero no es perfecta, claro. ¿Qué tiene de malo "Ted" aparte del hecho de ciertos chistes con referencias que muchos no pillarán y otros odiarán por su insistencia? La trama romántica. Y, que no se me entienda mal, no es una trama romántica ñoña, ni pastelosa, pero distrae demasiado la atención de los dos protagonistas auténticos  incluso a veces chirría un poco (ella quiere cambiarlo a él, y él acepta... extraño) y, unida a ciertos momentos demasiado sensibleros para la mala leche que tienen otros, da unos resultados raros, que chocan con el resto del filme.

Ted, mullido y ligoncete


Dejando esos pequeños detalles de lado, que hacen bajar la puntuación de la película un poco, nos encontramos ante uno de los filmes más divertidos del año. Una autentica gozada por diversos motivos; la pareja protagonista, los chistes, las referencias, "Flash Gordon", el tono cómico de MacFarlane, los cameos, y, sobre todo, Ted, personaje para recordar, y que ya tardan en "Padre de Familia" en mencionarlo de algún modo. Una película de sonrisas y carcajadas, de la que se deben mantener alejados los que aborrezcan el humor de Seth MacFarlane. Tanto por el tiempo que ganarían, como por el que harían ganar a los demás con sus críticas.


Nota: 8/10


5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Si wey estuvo bien padre, chinga de tu madre cabron mexicano boludo

      Eliminar
    2. El "boludo" es argentino. O sos mexicano o sos argentino, wachin

      Eliminar
  2. Hola, una pregunta, ¿no tienes problemas al poner portadas o imágenes de una película en tu blog?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no.
      ¿A qué problemas te refieres?

      Eliminar