sábado, 2 de noviembre de 2013

Reseñas cinematográficas: Thor: El mundo oscuro


Ficha Técnica

Título original: Thor: The dark world
Director: Alan Taylor
Intérpretes: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Anthony Hopkins, Tom Hiddleston, Christopher Eccleston, Idris Elba, Rene Russo, Kat Dennings, Stellan Skarsgard, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jaimie Alexander, Ray Stevenson, Zachary Levi, Tadanobu, Asano, Jonathan Howard, Alice Krige, Tony Curran, Stan Lee.
Guión: Christopher Yost, Christopher Markus, Don Payne, Stephen McFeely, Robert Rodat
Música: Brian Tyler
Género: Acción, aventuras, fantástico
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 112 minutos
Año: 2013


Sinopsis:
El caos se extiende por los Nueve Mundos. Mientras Thor, con la ayuda de los Tres Guerreros y Sif, intenta controlar la destrucción que acecha por los reinos, un antiguo mal despierta, un mal que ni siquiera el propio Odín puede detener, una amenaza que unirá a Thor de nuevo con Jane Foster, pero que también le obligará a hacer equipo con aquel de quien menos se fía: Loki, su malvado hermanastro.


Reseña:
"Thor", la primera incursión del Dios del Trueno en los cines, fue una de esas películas de personajes Marvel que sus aficionados sabíamos que, tarde o temprano, tendría que hacerse. Había mucha lógica en ello si tenemos en cuenta que es uno de los personajes principales de Marvel (junto a Spiderman, Lobezno, Capitán América, Daredevil, Iron Man, los Cuatro Fantásticos, etc, etc), y que, además, sus aventuras, su mundo, sus secundarios y villanos son de lo más cinematográficos. Por eso a muy pocos les extraño cuando Marvel Studios anunció que la cuarta película de la Fase 1 del proyecto que llevaban para la pantalla grande, el proyecto de crear una continuidad cinematográfica entre sus filmes, sería al fin "Thor".

Cuando "Thor" llegó, Marvel Studios ya había demostrado que sus películas habían llegado para quedarse. Ya teníamos los grandes éxitos de "Iron Man" y "Iron Man 2" y la sí pero no que conocemos como "El increíble Hulk", que no fue un fracaso es cierto, y mucho menos en cuanto a calidad, pero que estuvo lejos de equipararse a las dos aventuras de Tony Stark. Quizá por eso "Thor" era un pequeño riesgo. Tras ella llegaría "Capitán América: El primer vengador" y después "Los Vengadores". "Thor" era una apuesta, poco arriesgada en ciertos puntos, pero mucho en otros. Si "Thor" no funcionaba, Marvel Studios corría el riesgo de que sólo la franquicia de Iron Man fuera eficiente en la taquilla y, si eso pasaba, el espectacular proyecto de "Los Vengadores" también corría peligro. 

¡Vuelve el Dios del Trueno!


Desde el principio, "Thor" tuvo todas las características de los proyectos de Marvel Studios, entre las que se cuentan un reparto repleto de estrellas más algunos actores y actrices eficientes pero baratos, efectos especiales espectaculares, un tono para todos los públicos, mucho humor unido a la acción, una duración de dos horas mínimo y muchas conexiones con los demás filmes de Marvel Studios hasta el punto de que en ella se mencionaban a Bruce Banner, Tony Stark, e incluso, en la escena tras los créditos, contemplábamos a Nick Furia mostrando el Teseracto, o Cubo Cósmico, de vital importancia en "Capitán América: El primer vengador" y, más tarde, en "Los Vengadores". Por supuesto, no podía faltar a un director a la altura, en este caso la sorpresa vino porque el elegido estaba muy por encima de Jon Favreau (Elf, Cowboy & Aliens) y Louis Leterrier (Transporter 2, Furia de titanes). El seleccionado fue Kenneth Branagh (Los amigos de Peter, Hamlet), director veterano y que muchos pensamos que era perfecto para dirigir a un personaje tan shakespeareniano, por así decirlo. Aunque su toque se notó en algunas escenas, la verdad es que el producto era puramente de Marvel Studios, como si tuvieran que mantener el tono homogéneo de todos sus filmes, algo no demasiado incoherente, por cierto.

"Thor" no tuvo el gran éxito de su amigo Iron Man en los cines, pero fue un éxito, después de todo. Funcionó bastante bien, demostrando no sólo que Marvel Studios volvía a dar en la diana, sino que el éxito de "Los Vengadores" estaba prácticamente cantado. Poco después, "Capitán América: El primer vengador" tuvo un éxito de taquilla y crítica muy similar al de "Thor", lo cual terminó por confirmar que la formula secreta de Marvel Studios más que ir mal encaminada iba en la mejor de las direcciones. Esto es algo que ya ha demostrado en "Iron Man 3", o lo que es lo mismo, el comienzo de la Fase 2 de Marvel Studios que incluye "Capitán América: El Soldado de Invierno", "Guardianes de la Galaxia" y, por supuesto, "Los Vengadores 2", o "Avengers: Age of Ultron". ¡Ah! Claro, y "Thor: El mundo oscuro".

Los elfos oscuros son ahora la amenaza a la que abatir


Mientras que de "El increíble Hulk" las esperanzas de ver una secuela se diluyeron a los pocos meses de su estreno, de "Thor" se confirmaron a los pocos días de verse en los cines. Tendríamos secuela de "Thor", sí, pero no nos llegaría hasta que aterrizase la Fase 2. El filme empezó a formalizarse tras "Los Vengadores", algo que le vino de perlas dada la importancia que tienen en ella muchos de los hechos de la película de Joss Whedon (Buffy cazavampiros, Ángel) desde la invasión alienigena de los chitauri a la Tierra, hasta la importancia de Loki, villano principal de los Vengadores en la película de estos. Una nueva muestra de que Marvel Studios planea todas y cada una de sus películas al milímetro. De este modo, no sólo ha respetado todo el reparto de la anterior (a excepción de un solo actor, Josh Dallas, ocupado con la serie de televisión, "Érase una vez"), sino el tono general de la misma, pero yendo un paso hacia delante, demostrando que cada nueva entrega de las franquicias Marvel Studios deben madurar, aportar, sumar en vez de restar.

"Thor: El mundo oscuro" es la segunda película de la Fase 2 de Marvel Studios. Este mismo año hemos tenido también la primera, "Iron Man 3", el ejemplo perfecto de que unos pocos pueden hacer mucho ruido pero morder muy, muy poco. Hablo de quienes salieron disgustados con el filme por el tema Mandarín, pero son capaces de inventarse las más rocambolescos fallos para darse ellos mismos la razón. Lo que parecía una mala decisión de Marvel Studios se convirtió en la mejor de todas cuando "Iron Man 3" se confirmó como la segunda película más taquillera de la productora, por no hablar de que terminó en el quinto puesto de las más taquilleras de la historia. Evidentemente, Marvel Studios debería hacer caso a quienes aún protestan  por el filme y dar marcha atrás con sus decisiones (¿se ha pillado el sarcasmo? guiño, guiño). En fin. Después de la exitosa "Iron Man 3", rompedora de cifras, nos llega la secuela de "Thor: El mundo oscuro" que viene precedida por las buenas críticas por parte de los pases de prensa. ¿Qué tal está la secuela de "Thor"? ¿Mantiene el nivel de la primera parte? ¿Arregla sus defectos y evoluciona? ¿Mantiene la calidad del resto de filmes de Marvel Studios? Ya puedo adelantaros que sí, "Thor: El mundo oscuro" es un nuevo y gran acierto para Marvel Studios, y no sólo eso, sino que es mejor que la primera parte, que a mí, personalmente, me encanta. Pero vayamos al grano, y desmenucemos "Thor: El mundo oscuro", eso sí, sin entrar en spoilers, puesto que la película acaba de estrenarse... en España, porque en USA aún le quedan unos cuantos días. Marvel Studios siempre antes en nuestro país. ¡Hurra!

Ahora será Thor quien muestre su mundo a Sif


 El filme comienza al poco de "Los Vengadores". Los Nueve Mundos viven un caos absoluto que Thor y sus compañeros, los Tres Guerreros y Sif, tratan de arreglar todo el desaguisado que tiene mucho que ver con todo lo que organizó Loki con el Teseracto, los chitauri y, bueno, cierto villano cósmico que vimos en la escena entre los créditos finales de "Los Vengadores", villano que, tarde o temprano, volveremos a tener en la historia global de Marvel Studios. Mientras Thor demuestra que Odín puede estar orgulloso de él, Loki hace todo lo contrario, encerrado en los calabozos de Asgard, sólo consolado por su madre, Frigga, quien todavía ve algo de luz en el oscuro corazón del Dios de las Mentiras. Por otro lado, Jane Foster parece haber seguido con su vida, ¿o no? Porque, de repente, topa con algo que tiene que ver mucho con el mundo de Thor, concretamente con algo muy antiguo. Un amenaza olvidada para los Nueve Mundos, pero que parece haber regresado: los elfos oscuros, liderados por Malekith, que vivían cuando el universo estaba compuesto totalmente por oscuridad. Malekith es una amenaza que ni Odín puede detener, así que será misión de Thor intentarlo, para lo cual contará con la ayuda de Jane Foster y... Loki. Sí, el traicionero hermanastro del Dios del Trueno es necesario para la misión que tiene lugar pero, ¿traicionará a Thor, o demostrará que Frigga tenía razón con él?

Sin duda, lo mejor de "Thor: El mundo oscuro" y lo que más llama la atención es que es una más que digna secuela, al mismo tiempo que supone un paso hacia delante. El filme mejora todo lo que fallaba en "Thor", al mismo tiempo que no decae en prácticamente nada. "Thor: El mundo oscuro" es uno de los productos más equilibrados de Marvel Studios, donde humor, acción, aventuras, diálogos, espectacularidad, personajes y efectos especiales tienen su momento sin poseer más protagonismo que los demás. A este respecto, lo que más fue criticado en la primera parte se divide en dos conceptos: demasiado Midgard, y poco Asgard; y el sentido del humor impreso en la historia. Hasta esos dos puntos han sido mejorados. Ahora tenemos más Asgard que Midgard, y cuando estamos en Midgard, lo agradecemos, sobre todo porque la trama en Midgard tiene su importancia en la historia en general. Además, no sólo los momentos más divertidos tienen lugar en Midgard, lo cual sirve para relajarse después de tanta acción, muerte y oscuridad, sino que es en Midgard donde tiene lugar la batalla final, realmente espectacular, al nivel de "Los Vengadores" y "Iron Man 3" e incluso superior a la pelea final entre Loki y Thor vista en la primera parte.

Odín, más Odín que nunca


Esta secuela, como debe ser en toda secuela que se precie, igual que es continuista también va a más. Más de todo, más personajes nuevos, más presencia de los que ya conocemos, más efectos especiales, más acción, una historia más ambiciosa... Más de todo, en general, pero no a la ligera, sino bien llevado y con un objetivo. En cuanto a que es continuista, es evidente que sigue muy de cerca los hechos previos de "Thor" y "Los Vengadores" (especialmente ésta), y también que deja todo bien colocado para futuros hechos muy, muy importantes que tendrán lugar en los siguientes filmes de Marvel Studios. Una pista: pensad más en "Guardianes de la Galaxia" que en "Capitán América: El Soldado de Invierno". Y hasta aquí puedo contar al respecto. Especialmente continuista es en el tono, volviendo a mezclar ciencia-ficción y fantasía como hacía "Thor". El mejor ejemplo de ello son los elfos oscuros, con sus naves espaciales, sus armas, pero también repletos de conceptos mágicos. A pesar de ser continuista hasta en el tono, "Thor: El mundo oscuro" demuestra también aquí que es capaz de ir un paso más allá, siendo un filme más oscuro, donde los puntos cómicos funcionan tan, tan bien (y contiene unos cuantos MUY buenos, os lo aseguro) porque ayudan a aligerar esa oscuridad, esa seriedad que contiene cada plano del filme. Por favor, que no se me confunda, porque no estamos ante "El Caballero Oscuro", pero sin duda esta secuela está lejos de la luminosidad de "Thor". Muerte, destrucción, caos, sacrificios... hay de todo. 

Tanto hay en la historia que contiene diversos giros argumentales la mar de interesantes. Evidentemente no voy a comentar ninguno igual que no lo hice con "Los Vengadores", pero podría ser la película de Marvel Studios, junto a la mencionada "Los Vengadores" que más sorpresas contiene, de principio a fin. Y menudo fin de película, señoras y señores. Deja con ganas de más, mucho más. Es una suerte que "Thor 3" haya sido ya confirmada, porque de no haberla deberían... ¿hacer película de Loki, como se viene rumoreando? ¿O incluir al personaje en los Vengadores? De un modo u otro, no se puede negar que la historia de esta secuela no esté bien construida, sea emocionante, emotiva, espectacular y contenga momentos de abrir los ojos y que estos se salgan de sus cuencas. De menos a más, eso sí. Y es que, si algo se le puede achacar al filme es que comienza de manera bastante convencional, con algo ya visto en la anterior, pero afortunadamente, muy pronto, cambia de tercio y mejora. Y sigue mejorando. Y va para arriba, para arriba, para arriba.. hasta ese gran final (¿quizás el más emocionante desde ese "Yo soy Iron Man" de la primera "Iron Man"?). Y eso sin contar con las dos escenas tras los créditos. Bueno, una entre ellos al más puro estilo de "Los Vengadores", mientras que la otra es justo después de todos los créditos finales. Evidentemente, no voy a contar absolutamente nada de ninguna; los que os pasáis a menudo por aquí conocéis mi forma de ser, y yo no soy de esos que destripan spoilers para joder a nadie. Eso sí, la escena tras los créditos es una especie de punto y seguido para una de las tramas de la historia, además de contener cierto toque cómico, pero la primera, la que aparece durante los créditos, es tan demoledora y sorprendente como la de Thanos en "Los Vengadores". Avisados estáis.

Loki, rey de la fiesta


¿Qué más cosas buenas tiene esta secuela? Pues que, como muchas secuelas de películas comiqueras, ya tenemos más que conocidos a los personajes, por lo que la historia va más al grano, mientras dichos personajes van madurando, por decirlo de alguna manera. Es cierto que hay personajes nuevos (el becario, Malekith, Algrim/Kurse), pero al fin y al cabo no dejan de ser o secundarios muy secundarios o los villanos que ocupan el lugar que le correspondían a Loki, los Gigantes de Hielo y el Destructor en la primera parte. Además, los personajes ya conocidos están mucho mejor aprovechados, especialmente los secundarios como los Tres Guerreros, Sif, Odín, Frigga y Heimdall por el lado de Asgard, y Darcy y Erik Selvig por la parte de Midgard. Todos los mencionados tienen su momento, aunque quienes se llevan la palma son Odín, Frigga, Heimdall, Darcy y Selvig, mientras que los Tres Guerreros y Sif me han producido sensaciones encontradas. Es cierto que también tienen sus buenas escenas, tanto de acción como en cuanto a personajes (atentos a las advertencias hacia Loki), pero en comparación a otros secundarios que tienen más tiempo en pantalla, lo que están ellos me sabe a poco. Incluso hay uno de los Tres Guerreros que desaparece casi sin más desde el principio del filme, hasta el punto de que da la sensación de que falten escenas, es posible que suprimidas del montaje final (por cierto, hay unas cuantas si nos fijamos en los trailers). En cuanto a Sif, aunque se siguen intuyendo detalles sobre ese triangulo amoroso entre ella Thor y Jane Foster, sigue siendo algo que no se explota argumentalmente. ¿Quizás en la tercera parte? Recordemos que Natalie Portman (Cisne negro, Closer) ya había puesto pegas para volver a la saga, ¿será sustituida por Sif cuando eso pase definitivamente? Si es que pasa, claro.

En cuanto a los demás, Anthony Hopkins (El silencio de los corderos, Red 2) parece haber nacido para ser Odín. En este caso, su presencia es incluso más imponente, gracias también a ese traje tan Jack Kirby (Los Cuatro Fantásticos, Thor) que le han colocado. Y es que, si hay un personaje que parece salido de verdad de los cómics de Stan Lee (Amazing Spider-Man, Doctor Extraño) y Kirby, ese es Odín, respetando en el filme incluso la presencia de sus cuervos. Heimdall, interpretado por Idris Elba (Prometheus, The Office) también tiene más momentos, incluso uno de acción bastante espectacular; al respecto de las protestas porque fuese un actor negro quien interpretase a un personaje que en los cómics no lo es, y que además tiene que ver con todo el debate sobre dioses nórdicos y personajes negros entre ellos, en la película se da una buena respuesta al respecto, y hasta aquí puedo leer una vez más. Frigga, madre de Thor y Loki, interpretada magistralmente por Rene Russo (Arma letal 3, Arma letal 4) también protagonizada algunos de los mejores momentos del filme, sobre todo hay dos grandiosos, uno de ellos con Loki, y del otro, no voy a hablar. Tendréis que ver la película.

Secundarios mejor aprovechados como Frigga


Si nos vamos a Midgard, será allí donde encontremos a Darcy, Erik Selvig y el becario de la primera, Ian. Darcy vuelve a ser interpretada por la encantadora Kat Dennings (Virgen a los 40, Dos chicas sin blanca), quien en la primera parte fue diana de muchas de las criticas debido a ser un personaje simplemente cómico, que no aportaba nada a la trama algo que, afortunadamente, no ocurre en esta secuela, siendo el personaje que tendría que haber sido siempre, es decir, con su punto de comedia (y esta vez tiene mucho que ver su becario en ello) pero también con aportes a la historia. La sorpresa nos la da Erik Selvig, de nuevo Stellan Skarsgard (Deep Blue Sea, Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto), quien sufre todavía las consecuencias de "Los Vengadores", es decir, de que se le metiera un dios en el cerebro. Un personaje mucho más cómico aquí que da momentos descacharrantes, pero que cuando hace falta, logra ayudar a salvar el día.

¿Y quiénes nos quedan? Los protagonistas y los villanos. Vayamos a por los villanos. Malekith y Algrim, que luego se transforma en Kurse, como en los cómics. Malekith está interpretado por Christopher Eccleston (Doctor Who, G.I. Joe), que consigue un buen villano, no de los mejores de Marvel Studios, eso es cierto, pero sí uno a la altura de las circunstancias. Malekith es imparable, cruel, malvado y un villano en toda regla, sin los grises que contiene Loki, por ejemplo. Sólo quiere devolver la oscuridad al universo, y para eso hará cualquier cosa, hasta actos inimaginables (muy bueno el momento en el que Thor compara a Odín con Malekith). Estamos ante un villano-amenaza, así de simple. Esto por un lado es bastante bueno, pero por otro... Digamos que el papel de Malekith lo podrían haber ocupado otros muchos villanos por igual. Lo mismo pasa con Algrim/Kurse, a pesar de que es un personaje que queda muy bien en pantalla, brutal, impresionante y espectacular, sin alejarse demasiado al de los cómics. Malekith sí se aleja un poco más, tornándose más serio, más realista, por decirlo de alguna manera, aunque sin abandonar sus suyos distintivos (por ejemplo, el lado oscuro de su rostro). Esto me lleva a pensar que los elfos oscuros, en cuanto a su aspecto, no están del todo aprovechados pero, ¿cómo pones elfos oscuros de verdad sin que recuerden a "El Señor de los Anillos"? Pues eso, al final, ha sido la elección más acertada de todas las posibles. Y son enemigos peligrosos, nada de simple carne de cañón, ¿qué más se puede pedir?

Malekith, líder de los elfos oscuros, y gran villano de la historia


Y vamos ahora con los protagonistas, Thor, Jane Foster y Loki. Y, de nuevo, es Jane Foster la que sale perdiendo, que es más florero que nunca, y más cuando la sale junto a Thor y Loki, dos grandes personajes, especialmente el segundo. Si Loki ya de por sí es capaz de robar escenas a Thor e incluso a Odín, ¿qué hace con Jane Foster? Ya os lo podéis imaginar. Para quien esto escribe, Jane Foster sigue siendo uno de los puntos debiles de la saga sobre Thor. Jane Foster está muy, muy lejos de personajes femeninos como la Pepper Potts de Gwyneth Paltrow (Seven, Los Vengadores) o la Peggy Carter que tuvimos en "Capitán América: El primer vengador". O comienzan a aprovechar mejor al personaje, o la cambian por Sif, porque de otro modo, vamos seguir teniendo un pilar debil en una saga que sólo puede ir a más. Ni siquiera Jane Foster brilla en sus escenas con Thor, y no es por falta de química, es que la relación entre ambos no está bien construida. Una pena.

No se puede decir lo mismo de la tercera interpretación de Chris Hemsworth (Una escapada perfecta, Star Trek) como Thor, más en la línea de "Los Vengadores" que en la de la primera "Thor", donde estaba más verde. Tenemos un personaje más maduro, mucho más heroico y que desea seguir su propio camino aunque eso lo lleve lejos de Asgard y el trono que Odín le ofrece. Más centrado, se nota que la película ha sabido aprovechar que el público haya tenido contacto con Thor un par de veces. Todo un acierto, porque no sólo es más carismático, sino que además cae mejor. Gran trabajo. Algo que de verdad se nota cuando comparte pantalla con Odín y, sobre todo con Loki, una de las mejores bazas del filme. Y es que Loki, interpretado de manera perfecta por Tom Hiddleston (Medianoche en París, Wallander), ya era de lo mejor de "Thor", y no digamos ya en "Los Vengadores", alcanzando un éxito tal que ni Marvel Studios se esperaba. En  "Thor: El mundo oscuro", Loki llega a ser hasta co-protagonista, formando un más que curioso team-up propio de los cómics con Thor, un team-up lógico, coherente y con motivos más que suficientes para que sea formado, dando uno de los mejores momentos del filme. Pero, ¿se puede confiar en  Loki? ¿Puede Loki ser una fuerza del bien? En la historia lo comprobamos, y nos podemos llevar más de una sorpresa, os lo aseguro. Y es que Loki es uno de esos villanos como el Doctor Muerte, Magneto y Veneno que, en contadas ocasiones, puede ser toda una fuerza del bien. Tom Hiddleston está impresionantes. Tom Hiddleston es Loki. ¿Lo tendremos en "Thor 3"? Es más, ¿tendremos finalmente una película para él como se viene rumoreando? Yo espero que sí pero, ¿y si además nos lo uniesen a los Vengadores? Por más que el Thor cinematográfico haya mejorado, debo decir que Loki será una gran inclusión en el equipo. Un espectáculo de esos que se pagan varias veces.

Loki y Thor, un equipo que es uno de los grandes aciertos del filme


Sobre los demás aspectos del filme, todos cumplen con creces. La banda sonora de Brian Tyler es una gozada. Los efectos especiales y digitales no son sólo mucho mejores que en "Thor", sino que además están mejor integrados (atentos a la última batalla del filme). Las escenas de acción están a la altura de las de "Los Vengadores" en todos los aspectos, mejorando por mucho las ya vistas en la primera parte del Dios del Trueno. Y, por supuesto, tenemos guiños y referencias a otras películas Marvel y la mitología de Thor, haciendo que ésta crezca en el cine. Como ejemplo, nada mejor que el hombre de piedra que ya hemos podido ver en los trailers de la película, que pertenece a una raza que fue una de los primeros enemigos de Thor que vimos en los cómics. Hay muchos más, claro, como alusiones a SHIELD, por ejemplo, o las constantes referencias a los Nueve Mundos y al Ragnarok. Quizá falten algunas más, pues en "Thor" eran mayores estos guiños, eso sí. ¡Ah! Y sí, sale Stan Lee, por supuesto. Su aparición es... una locura, en el mejor sentido de la palabra.

Resumiendo, "Thor: El mundo oscuro" cumple con creces. Alan Taylor (Mad Men, Roma) ha sido toda una gran elección por parte de Marvel Studios para que dirija esta secuela. Su estilo, que hemos podido disfrutar últimamente en "Juego de Tronos", se hace notar en una gran parte del filme, a pesar de que ahí está Marvel Studios intentando que no se salga del tono que ha mantenido desde "Iron Man". El filme de Taylor es divertido, intenso, emotivo, espectacular, entretenido, repleto de grandes momentos y, ante todo, un sobresaliente filme comiquero. Un nuevo éxito de Marvel Studios, que supera a su primera parte y da un paso al frente tanto en lo que se refiere al universo cinematográfico de Thor, como en lo referente al universo creado por Marvel Studios. Si no os gustó la primera, ni el cine de Marvel Studios, ni os acerquéis. En cambio, si os gustó la primera, os encantará esta secuela; si flipais con Marvel Studios, saldréis babeando con "Thor: El mundo oscuro". Y querréis repetir.


Nota: 9/10


5 comentarios:

  1. Lo que más me gusta de las películas de Marvel es la continuidad armada en diversas peliculas, Iron man en una pelicula de Hulk, el martillo de Thor en Iron Man 2.
    Tiene sentido que Loki se convierta en aliado de Thor, que vuelva serlo, porque en los mitos nordicos, que el comic adapta muy libremente, fue aliado antes de conspirar para matar a Balder. Algo que no entiendo es el interes de Thor por Jane Foster, teniendo a su lado a Sif, una hermosa y valiente guerrera. Para justificar eso se necesita trabajar muy bien el guion. De lo contrario tiene más sentido que se quede con Sif. Quien en los mitos era su esposa.
    Que bueno que siga apareciendo Stan Lee.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo de Loki. La verdad es que la historia de Loki en los cómics Marvel es bastante diferente a la que se nos cuentan en las leyendas. Tiene lógica que acabe siendo aliado de Thor, y que incluso termine siendo protagonista de sus propias aventuras.

      Y en lo de Jane Foster, igualmente de acuerdo. Lo siento, pero no han sabido escribir en el cine esa relación. ¿Qué sentido tiene teniendo ahí a Sif? ¿Qué ha hecho Jane Foster para atraer a Thor? ¿Atropellarlo?

      Eliminar
  2. SPOLIERS DE LA PELÍCULA

    Coincido bastante con tu crítica, la pelicula está repleta de acción y épica,algo que en cierta medida faltó en la primera entrega. La alianza entre Loki y Thor es lo mejor de la peli ,todas las escenas que comparten son oro puro,y además a lo largo de la película se puede apreciar como Thor ha ido madurando por lo sucedido en su primer film y en "Los Vengadores".

    Malekith y los Elfos Oscuros,si bien quedan totalmente eclipsados por Loki,resultan una amenaza bastante convincente,con poder y armamento suficientemente poderosos para hacer frente a la misma Asgard.

    Sin embargo,discrepo en el uso del humor a lo largo de la cinta. Por un lado tenemos la llamada que recibe Foster en el Mundo Oscuro, que ocurre inmediatamente después de un hecho dramático,y en mi opinión mas que aligerar la tensión lo que hace es sacarte totalmente de la película. Además, el uso de gags se volvió demasiado recurrente para mi gusto durante el climax final,con esos Thor y Malekith apareciendo y desapareciendo al azar,la escena del metro,etc.

    Pero luego tenemos ESE FINAL,que a mí me dejó pensando "Por favor, Thor 3 ha de existir"

    Respecto a la primera escena post-creditos, me parece algo extraño que hayan decidido convertir al propio teseracto en una de las Gemas del Infinito,pero bueno,supongo que así queda todo mas simple y cohesionado de cara al espectador no-marvelita

    En conclusión, una gran pelicula de cara a hacer que sus protagonistas evolucionen(aunque como dices, a Jane Foster le hace falta un revulsivo o un cambio por Lady Sif),y con la épica que le hacía falta,pero con una batalla final algo floja que a mis ojos le quita medio punto respecto a la nota que le has puesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CUIDADO, SPOILERS.

      Yo creo que lo de la llamada es un buen ejemplo, pero también hay que tener en cuenta quién ha fallecido. Piensa cuando muere cierta presencia femenina, que poco después no hay bromas, ni gags, ni nada parecido; dos muertes, pero muy diferentes, de personajes muy distinto. Sin mencionar que, precisamente, ese gag aligera mucho la tensión del momento. O yo lo veo así :)

      Lo del Teseracto sí que es raro... igual dentro está la gema... o quizás es que las gemas aquí son diferentes objetos. A ver qué tienen pensado...

      Y el final, MENUDO final :D

      Y totalmente de acuerdo con lo de Sif. Que quiten ya a Jane (la pueden matar, por ejemplo) y entre Sif.

      Eliminar
  3. Alan Taylor hizo una gran dirección en Thor, es de mis películas favoritas de fantasía y súper héroes.

    ResponderEliminar