martes, 1 de septiembre de 2015

Reseñas comiqueras: Mapache Cohete #1


Ficha Técnica

Guión: Skottie Young, Joe Caramagna
Dibujo: Skottie Young, Adam Archer
Portada: Skottie Young
Publicación original: Free Comic Book Day: Rocket Raccoon One-Shot, Rocket Raccoon Vol. II #1 (2014). Marvel, Estados Unidos.
Publicación española: Mapache Cohete #1 (2014). Panini Comics, España.


Sinopsis:
Mapache Cohete es más que un extraño ser modificado genéticamente. En realidad, Mapache Cohete es más que un ser modificado genéticamente con la apariencia de un mapache terrestre experto en armas enormes, deslenguado y con problemas de ira. Es también un héroe, uno de los miembros de los Guardianes de la Galaxia, los protectores del cosmos, una banda de antiguos rufianes que protegen el universo de cualquier mal. Sin embargo, entre misión y misión, Mapache Cohete también tiene su propia vida acompañado por su colega Groot, amigo y guardaespaldas personal, una vida que se le va a complicar bastante en cuanto sea acusado de unos asesinatos que, según él, no ha cometido. Pero el principal sospechoso se parece mucho a él, y sólo hay un Mapache Cohete en la galaxia, ¿o quizá no?


Reseña:
Hay personajes de cómics que cuesta creer que existan incluso en los mundos de papel repletos de superhéroes, alienígenas, monstruos, demonios, robots estrambóticos, mutantes, seres gigantes y justicieros en los que viven. Son personajes tan curiosos, extraños e incluso a veces absurdos que al conocerlos los lectores suelen preguntarse en qué estaba pensando su creador (o creadores) al traerlos a nuestro mundo. Podría enumerar una larga lista de ellos, tan extensa que daría para varias entradas o, me atrevería a afirmar, un libro entero, así que sólo haré mención a unos cuantos para probar mi teoría, y todos serán de Marvel, aunque DC no se libra de este tipo de personajes; que se lo pregunten a Superman y Batman, y eso que son personajes bastante serios, pero han tenido que lidiar con cada uno que da qué pensar sobre lo que pueden llegar a fumar guionistas y dibujantes de cómics. Curiosamente, algunos de esos personajes extraños a los que voy a hacer mención son animales antropomórficos capaces de heroicidades superiores a los de compañeros más "normales".

Por ejemplo, si hablamos de personajes extraños de Marvel, ¿cómo no nombrar a Howard el pato? Famoso sobre todo por la película que de él se hizo en los 80, Howard el pato pertenece en los cómics Marvel a un planeta o dimensión exactamente igual a la nuestra pero con patos en vez de personas. Malhablado, ligón, fumador, gamberro y deslenguado, Howard el pato es uno de esos personajes de Marvel que se ha cruzado con casi todos los superhéroes y justicieros que conocemos, pero está lejos de ser uno de ellos, situándose más como un personaje perfecto para cómics humorísticos, ácidos y críticos en vez de aquellos centrados más en superhéroes que luchan contra supervillanos para salvar el mundo en el que vivimos, algo que, después de todo, también ha acabado haciendo Howard en alguna ocasión. Si hablamos de personajes raros de Marvel, no podemos obviar a todos estos monstruos nacidos en la era pre-Marvel, monstruos gigantes en su mayoría, con nombres grandilocuentes que solían enfrentarse contra protagonistas que no eran más que humanos corrientes y molientes que, sin embargo, solían salvar a la humanidad. Uno de estos seres más populares es Fin Fang Foom, un enorme dragón verde con calzoncillos morados. Sí, habéis leído bien, calzoncillos morados, y os puedo asegurar que es uno de los enemigos más mortales de Iron Man y los Cuatro Fantásticos.

Portada alternativa de Skottie Young para el "Rocket Raccoon Vol. II #1"


Normalmente, este tipo de personajes raros suelen ser secundarios o villanos. Ahí tenemos también al Hombre Imposible, un alienígena capaz de transformarse en cualquier cosa y persona, y que es experto en hacerles la vida imposible (valga la redundancia) a los Cuatro Fantásticos. Cómo no hablar de Mandibulas, el enorme perro de los Inhumanos capaz de teleportarlos a cualquier rincón del mundo e incluso del universo. Ego, el Planeta Viviente, también cabría en esta lista, al igual que el Dinosaurio Diabólico, un T-Rex rojo sangre amigo de Chico Luna, ambos alienígenas de un planeta muy parecido al nuestro y con el que sus habitantes guardan grandes semejanzas. La mayor parte de estos personajes fueron creados en la era pre-Marvel y la Marvel de los 60; eran otros tiempos, más inocentes, donde estos personajes eran vistos de otra manera, donde las historias se centraban en la diversión más que crear personajes que fueran muy serios y solemnes. Pero no fueron los únicos años en los que nacieron personajes tan extraños como los mencionados, pues Mapache Cohete, el gran protagonista de esta reseña (vale, también Groot), apareció por primera vez en los 70 y desde entonces su fama no ha sido tan grande como pueda parecer estos días.

Es cierto que la historia de Groot es un poco más antigua que la de Mapache Cohete. Nacido en los 60, en la era de los primeros superhéroes modernos de Marvel y los últimos monstruos, Groot era una de esas criaturas gigantes extraterrestres dispuestas a destruir la humanidad, y que, al final, era detenida por un humano normal y corriente que tenía la idea correcta para pararlo. Mediante diferentes apariciones a través de los años, no demasiado regulares eso sí, Groot se ha ido transformando de amenaza a héroe galáctico, sobre todo a partir de la saga "Aniquilación: Conquista", donde Mapache Cohete comenzó a conseguir la popularidad que hoy posee. Hasta entonces, sus apariciones habían sido bastante esporádicos, a pesar de llegar a protagonizar una serie limitada en los 80 donde descubríamos bastante datos sobre él. "Aniquilación: Conquista" no sólo fue el inicio de los Cohete y Groot que conocemos hoy día, sino también de los Guardianes de la Galaxia que han logrado llegar a los cines de todo el mundo y reventar la taquilla en un movimiento maestro por parte de Marvel Studios, productora que ha sido capaz de demostrar que todo lo que caiga en sus manos es oro puro. "Guardianes de la Galaxia", un filme protagonizado por personajes extraños, raros y desconocidos incluso para muchos fans de la editorial, no sólo logró situarse en 2014 como una de las películas más taquilleras, sino también se coló entre las mejor valoradas, siendo para algunos mejor que "Los Vengadores" de Joss Whedon (Ángel, Firefly), con su ritmo alocado, emotivo, ochentero, gamberro y un tono tan "Star Wars" que muchos ya la sitúan como la sucesora natural de esta saga.

Una noche perfecta para Mapache Cohete


Vale, si tenemos en cuenta que existe una película sobre Howard el pato, no se hace tan extraño que Mapache Cohete y Groot acabasen antes en la pantalla grande que héroes más conocidos como Doctor Extraño, Pantera Negra o Caballero Luna. Además, aquella fue uno de los más sonoros fracasos cinematográficos de Marvel, mientras que "Guardianes de la Galaxia" es una de sus películas mejor puntuadas, una de las estrellas de su filmografía. Justo antes del filme, Marvel ya activó su máquina de marketing, abriendo una nueva serie sobre el grupo intergalactico, una serie que, además, tuvo como prólogo el primer arco argumental de "Vengadores ¡Reuníos!", la cual surgió a su vez para servir de secuela no oficial de la primera película sobre los Vengadores. Sin embargo, esas fueron las series que aparecieron antes del estreno de "Guardianes de la Galaxia", series de las que ya hemos hablado en este blog, pero, ¿y las colecciones que llegaron después? ¿Hubo alguno? Sí, una más, al menos regular, y mucho mejor que las dos anteriores, y eso que ninguna de ellas era/es floja. Sólo que el protagonista de esta serie de la que os hablo es Mapache Cohete... acompañado por Groot en un rol bastante secundario, sí, pero siempre a su lado. Hablemos de "Mapache Cohete", la primera serie regular que recibe este personaje surgida del éxito de la película que protagonizó junto a sus compañeros guardianes.

Lo primero que llama la atención de esta nueva serie es el nombre del encargado al completo de ella: Skottie Young (Veneno, Nuevos Guerreros). Young, uno de mis actuales dibujantes favoritos (bueno, o era desde hace ya bastante tiempo) es muy conocido por hacer esas adorables portadas alternativas de colecciones y series Marvel donde disfrutamos de los personajes de la compañía en su aspecto bebé, pero no es el único trabajo que Young ha hecho para la editorial. También se ha encargado de trabajos más serios, aunque siempre desde una óptica muy personal, más bien gamberra, divertida y cartoon, apropiada a su estilo, a pesar de que entre sus obras se cuenten algunos arcos argumentales de la serie "Veneno", esa que empezaba con un estupendo homenaje al filme "La Cosa", con el simbionte de Veneno dando caza a científicos y soldados en una estación del Ártico. Es curioso que se eligiera a alguien con el estilo de Young para una historia puramente de terror y, aun así, el resultado final fue de notable. Desde entonces, los trabajos de Young más importantes, además de las portadas mencionadas, han sido las diferentes novelas gráficas (o series limitadas) dedicas a "El maravilloso mundo de Oz", la famosa novela de L. Frank Baum (Sky Island, Molly Oodie), que no sólo era, sino varias. A eso ha estado dedicándose Young, en trasladarlas a cómics con su particular, adorable y personal estilo. Pero ahora hablamos de Cohete, Mapache Cohete, y es hora de que Skottie Young viaje al espacio con un animal antropomórfico, lo cual le encanta.

Nunca viene mal un buen cameo


La trama del cómic se componen de dos partes dado que esta edición de Panini no sólo contiene el primer número de la serie regular americana de Mapache Cohete, sino también ese especial que salió durante el día del cómic gratis en Estados Unidos, una especie de prólogo a la colección regular de Cohete que tenemos entre manos. Esta primera parte del número en realidad sirve para introducirnos en el mundo en el que se mueve Mapache Cohete si no somos muy asiduos a él, como si fuera la presentación del personaje en realidad, rescatando princesas en el espacio, portando armas enormes, colaborando con Groot y soltando improperios contra sus enemigos, la mayoría de ellos animales tan antropomórficos como él. En la segunda parte del cómic ya vamos al gran y se nos muestra el comienzo del primer arco argumental de la primera saga de la colección, asentando bastante bien los cimientos sobre los que se moverá esta historia. ¿Y de qué trata dicha historia? Bueno, se inicia también como el "prólogo", es decir, con Mapache Cohete metido en una de las suyas, concretamente en el rescate de otra princesa. Tres años después tiene lugar lo que nos cuenta Skottie Young, que es ni más ni menos la acusación de varios asesinatos que pesa sobre Cohete y que descubre justo cuando está pasando una noche de lujo. Aunque al principio huye de las autoridades, decide entregarse para poner en marcha un plan que podría descubrirle que no está tan solo en la galaxia como él cree. Sin embargo, mientras tanto, hay ciertas ex-novias que tienen un proyecto en común: matarle.

Debo confesar que aunque sabía que iba a disfrutar bastante este cómic, al final me ha gustado muchísimo más de lo que esperaba, convirtiéndose en una de las mejores lecturas comiqueras que he tenido entre las manos en los últimos años, y os aseguro que es decir mucho. Dejando a un lado el entretenido pero también algo soso prólogo que se nos ofrece en la primera parte de este número, la parte escrita y dibujada por Young es oro puro, y no sólo por el estilo cartoon que le imprime a Cohete y su mundo, con el que casa perfectamente, sino por la trama, interesante, adictiva y muy dinámica. En este cómic no hay tiempo para reflexiones sesudas ni para un subtexto filosófico. Aquí se viene a pasarlo bien, y eso es lo que consigue Young, y con creces, haciendo que nuestro peludo protagonista sea perseguido por las autoridades de toda la galaxia, quienes aseguran que le han visto asesinar a varias personas (algo que ya se dejó caer en "Guardianes de la Galaxia"), a pesar de que Mapache Cohete es único en su especie, ¿o no? Si algo serio hay en este mapache malhablado, gamberro y matón es el sentimiento de soledad que le suele embargar de cuando en cuando, el cual pudimos incluso ver en algún que otro momento en el filme de James Gunn (Slither: La plaga, Super). Young no tiene tiempo en este primer número para ahondar demasiado en ello, aunque sí pasa de puntillas, ya que la curiosidad por saber quién puede estar tendiéndole una trampa (además de la necesidad de limpiar su nombre) es lo que empuja a Cohete a dejarse atrapar para que su plan se inicie. ¡Ah! De lo que sí hay tiempo es de un breve cameo del resto de los Guardianes de la Galaxia, y también tenemos a Groot de coprotagonista, aunque en un papel tan secundario como divertido.

Portada alternativa de Jeff Smith para el "Rocker Raccoon Vol. II #1"


En conclusión, "Mapache Cohete" de Skottie Young nos recuerda la razón por la que muchos empezamos a leer cómics: para pasarlo bien. El guionista y dibujante se aleja en tono que no en estilo de otros de sus trabajos; no tenemos aquí la fantasía de las obras que adaptan las novelas de Oz, no encontramos en "Mapache Cohete" el terror de "Veneno" ni superhéroes como Spiderman o la Antorcha Humana, personajes de los que se ha hecho cargo Young. No, lo que aquí hace el autor es traernos todo el sabor de la película de los Guardianes de la Galaxia a las páginas de un cómic, con un protagonista carismático, entrañable y que cae bien desde el primer momento. No sólo estamos ante un sobresaliente primer número (os aseguro que si lo leéis tendréis que compraros el segundo), sino ante un cómic que podría ser disfrutado por lectores no habituales del medio. Algunos dirán que es lo mismo de siempre, otros que ya podría ser más profundo o aportar algo trascendental, pero a mí me ha encantado este cómic. Mapache Cohete le va como anillo al dedo a Young y éste al personaje, haciendo ambos un dúo difícil de superar, e incluso de igualar. "Mapache Cohete" es uno de esos cómics agradables de leer; sus aventuras no tendrán ramificaciones en las demás series, no darán lugar a grandes eventos ni tampoco nos harán pensar, pero ya hay otros cómics que nos dan eso, así que, ¿por qué no pasarlo bien con uno? "Mapache Cohete" es como disfrutar de una alocada serie de animación bien hecha y mejor llevada. Una gozada.


Nota: 8,5/10


2 comentarios:

  1. Es cierto, Marvel y DC tienen personajes estrafalarios, como Bat-Mite, Batiduende y una ardilla como integrante del Green Lantern Corps. Y un chimpacé detective, que tiene su participación en el comic Injustices Gods Among Us.

    Siendo absurdo, Howard el pato ha aparecido de invitado en algunas historias. Lo que recuerdo es Marvel Zombies, lo cual no es lo que dice una buena historia.
    Rocket, por alguna rezón, tiene más sentido como personaje.
    Ya lo conocía como integrante de Los Guardianes de la galaxia, cuando aparecieron en un capítulo de Vengadores Los heroes más poderosos de la Tierra. Gran capítulo, con Rocket destacandose. Y la película mostró una personalidad destacada, un tanto odioso con es extraño sentido del humor, tratando de que Groot no desentone, revelandose como todo un heroe. En esa película, tuvo una breve aparición Cosmo, un perro con traje de astronauta. Según lo que leí en alguna historieta, Cosmo tiene poderes mentales y es el jefe de seguridad de una base, que es sede de Los Guardianes de la Galaxia. Y tiene una cierta rivalidad con Rocket.
    Otra historieta que leí, creo de Now Marvel, muestra a Iron Man, como alguien invitado, a quien Rocket le hace burla, por cierta tecnología que no tienen en la Tierra. Lo que motiva el comentario burlón de ¿Cómo pueden vivir sin eso? Que alguien le haga un comentario tan burlón a Tony Stark merece un aplauso.
    El recurso del personaje acusado de un asesinato que no cometió es algo que se ha usado una y otra vez. Y es muy efectivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esos mismos personajes de DC me refería, jeje, entre muchos otros.
      Cosmo es otro de los personajes raros de Marvel que se merecen más atención. Y, como bien dices, incluso ha salido ya en una película... ¡Antes que Pantera Negra!

      Ver para creer.

      Eliminar