miércoles, 11 de octubre de 2017

Las 5 mejores de... Tim Burton


¡Al fin! Parece mentira, pero después de meses y meses anunciando la presente sección del blog, llega el momento de ponerla en funcionamiento, y además, con uno de los mejores y más personales directores de los últimos años, uno que lleva siendo criticado de un tiempo a esta parte porque, según propios y extraños, ha perdido esa magia que hacía grandes a sus obras de antaño. Os hablo de "Las 5 mejores..." y os hablo de Tim Burton, capaz de deslumbrarnos con su particular, oscuro, imaginativo y gótico universo desde que muy jóvenes, siendo uno de esos realizadores con los que muchísimos hemos crecido, ya sea con su faceta como director como con su lado como productor, con la que también nos ha dado maravillas como "Pesadilla antes de Navidad", que no dirigió él en realidad, sino el genial Henry Selick (James y el melocotón gigante, Los mundos de Coraline), de ahí que no la haya incluido en la personal lista que leeréis a continuación. Y precisamente, ahora vendrían un par de párrafos sobre Tim Burton, hablando resumidamente de su carrera, sus inicios, algunas anécdotas sobre su vida y obra, y la moderna etapa que está viviendo, sin embargo, teniendo en cuenta todo el tiempo transcurrido desde que anuncié esta nueva sección, creo que no está de más explicaros en qué consiste, aunque por el título esté bastante claro.

Corría 2006-2007, es decir, hace aproximadamente diez años, que se dice pronto, y frecuentaba un foro (qué tiempos aquellos, asesinados por las redes sociales y los blogs, ¿para bien o para mal?) donde además de hablar sobre cine, literatura, cómics, videojuegos, series y música, organizaba alguna que otra entrada donde todos pudiéramos "jugar", por decirlo de alguna manera. Uno de esos "juegos" era, precisamente, uno que ya tiene sección en la Cueva del Extraño desde hace bastante tiempo, nuestros habituales "Sospechosos Habituales", donde descubrimos las conexiones entre actores y actrices que han trabajado en diversas películas de superhéroes y luego coinciden en otros filmes, dando lugar a cruces bastante divertidos que serían imposibles si no proliferasen este tipo de producciones de un tiempo a esta parte. Otro de los "juegos" fue, como seguro habéis podido adivinar ya, el de "Las 5 mejores...", que no dejaba de ser uno de esos donde cada usuario colocaba una lista de sus obras personales de cada caso concreto, aunque en esta ocasión, todo debía girar alrededor de realizadores, actores y actrices, con promesas de expandirlo a dibujantes de cómics, escritores, desarrolladoras de videojuegos, etc, etc. Debido al éxito de "Las 5 mejores..." dispuse "Las 10 mejores...", con series como protagonistas, centradas en los diez mejores capítulos de cada temporada de una serie seleccionada previamente, entre otros tipos de producciones elegidas. Incluso llegamos a tener un "Las 3 mejores de..." que se centraba en las tres mejores escenas de tal o cual película. Fue un despiporre bastante divertido, sobre todo, para compartir los gustos cinematográficos entre los foreros.

El "juego" no era más que una excusa para eso, para hablar de cine, para charlar sobre el séptimo arte empezando por la punta del iceberg y finalizando con su base. Una excusa más o menos barata para compartir gustos personales acerca de tal o cual director, actor o actriz, comprobar las coincidencias que teníamos y recuperar bonitos recuerdos sobre las cintas que fuéramos mencionando. De ahí que siempre haya querido regresar a "Las 5 mejores...", o "Las 5 mejores de...", y vi la oportunidad perfecta cuando abrí la Cueva del Extraño, en especial, tras el éxito en el que habéis convertido la sección de "Sospechosos Habituales", no sólo una de las más visitadas (aunque tiene mucho que ver el filme del que hablemos, claro), sino de las que más comentarios genera, todo gracias a vosotros, por supuesto. Al fin y al cabo, si "Las 5 mejores de..." no deja de ser una forma de compartir gustos cinematográficos y hablar de cine, creo que podría tener cabida en el presente espacio, en el que suelo intentar eso mismo, entre novedades, reseñas y promociones. Así que vamos allá con la primera de espero muchas entradas de "Las 5 mejores de...", donde elegiremos las cinco mejores películas (o las que nos parezcan las mejores) de directores, directores, actores y actrices. Por supuesto, no dejan de ser listas y selecciones muy personales, aunque trato de realizarlas mediante una mezcla de objetividad y subjetividad, y creo que en este primer caso lo he conseguido, ya que en el primer puesto no he colocado mi título favorito del director, pero sí uno que me gusta bastante y, creo, reúne todas las características que han hecho grande la biografía cinematográfica del realizador elegido. No existen las reglas a la hora de elegir las películas, aunque sí a la hora de señalar al protagonista de la selección. Por ejemplo, deben ser directores o actores con un curriculum extenso para poder elegir sin problemas y, a ser posible, que no esperen estrenar próximamente algún trabajo, más que nada porque podría meterse de lleno en la lista, y tampoco es cosa de actualizar cada dos por tres, aunque sí cada cierto tiempo.

Dadas las explicaciones oportunas, vayamos a por el primer protagonista de "Las 5 mejores de...", nada más y nada menos que Tim Burton, al que trataremos, por supuesto, en su faceta de director, no en la de productor o guionista, sino en la que es más reconocido. Y antes de empezar, me gustaría dedicar esta entrada a Tamara "Chica Sombra" López, mi encantadora leona, mi tornillo perfecto, gran fan de Burton y de su obra; teniendo en cuenta sus gustos, estoy seguro de que le encantará la lista, sobre todo, el número uno. Y sin más dilación, hablemos un poco de este genial director al que parece que está de moda sacudir desde que entramos en el nuevo siglo, y eso que ha realizado proyectos tan interesantes y populares como "Big Fish", "La novia cadáver", la nueva adaptación cinematográfica de "Sweeney Todd" y "Frankenweenie". ¡Casi nada! Hablamos de un realizador que lleva trabajando en la gran pantalla desde los 80, sin parar, y siempre con la atención del público. Eso quiere decir que puede permitirse el lujo de tener altibajos, sobre todo después de treinta años estrenando películas, en muchos casos, auténticos taquillazos, sin olvidar la ingente cantidad de merchandising que ha generado su personal mundo lleno de marginados, criaturas extrañas, monstruos adorables y seres estramboticamente atractivos. Hablamos del director de "Eduardo Manostijeras", "Ed Wood", "Sleepy Hollow", "Mars Attacks!" y "Bitelchus", y eso que no hemos entrado todavía en las que son dos de las mejores adaptaciones cinematográficas de Batman y la larga lista de proyectos que no salieron adelante, como ese "Superman Lives" que iba a dirigir con Kevin Smith (Dogma, Red State) como guionista y Nicolas Cage (Con-Air, El aprendiz de brujo) como el Hombre de Acero, un proyecto con el que incluso se han realizado interesantísimos documentales, hasta el punto de que no somos pocos los que hubiéramos querido verlo terminado por el morbo del resultado final. Por supuesto, cabe mencionar las futuras películas de Burton, que por ahora se resumen en dos bastante potentes: la largamente esperada "Bitelchus 2", que hay veces que está cerca y otras que parece más que cancelada; y la más que confirmada "Dumbo", la adaptación a imagen real del famoso clásico de Disney, sumándose así el director a la oleada de este tipo de películas que cada año consiguen taquillazos tremendos, una nueva forma por parte de Disney de sacarle partido a sus clásicos.

Criado con las películas de monstruos de la Hammer y la Universal, junto a toneladas extra de material fantástico y de terror, idolatrando a grandes del cine de género como Vincent Price (La Mosca, Batman), Burton fue un niño marginado, solitario y extraño, o así lo definían incluso sus familiares más cercanos, poseedor de un rico mundo interior que mostraba en sus creaciones, sobre todo, cuando se puso a realizar cortos que fueron las semillas de obras tan interesantes como la primigenia "Frankenweenie", con actores reales, y la joya "Vincent", llevado a cabo en stop motion, técnica de utilizaría de nuevo en "La novia cadáver" y el excelente remake de "Frankenweenie", un corto el que tenemos aquí donde un crío parece estar obsesionado con las figuras de Vincent Price (a quien Burton siempre ha admirado) y Edgar Allan Poe (El cuervo, La caída de la casa Usher), encontrándonos al primero poniendo la voz al narrador, un detalle que muestra la importancia que ostentaba ya Burton a mediados de los 80. En ambos cortometrajes observamos las características personales de los filmes de Burton, quien lleva dejando ese sello en sus obras desde hace treinta años, incluso en títulos tan impersonales como "El planeta de los simios". Tan dado es a un cine personal y fácil de reconocer (con que veamos un par de filmes de Burton ya podemos adivinar cuáles ha realizado sin ver títulos ni créditos) que a día de hoy es considerado una marca, un sello, en ocasiones más que un director. Sin embargo, no sólo sus personajes, temas y ambientaciones, entre otros conceptos, le desenmascaran, sino también el ser un director de actores fetiche, situándose junto a otros como Ridley Scott (Blade Runner, Alien), Quentin Tarantino (Pulp Fiction, Los odiosos ocho) y James Cameron (Terminator, Mentiras Arriesgadas), entre muchos otros, al respecto. Michael Keaton (Los otros dos, Spider-Man: Homecoming), Winona Ryder (Alien: Resurrección, Mr. Deeds), Jeffrey Jones (Permanezcan en sintonía, Ravenous), Danny DeVito (Junior, Man on the moon), Jack Nicholson (El resplandor, Lobo), Christopher Lee (El Señor de los Anillos: Las dos torres, Hugo), y Michael Gough (Horror Hospital, Batman Forever), son algunos de los muchos actores y actrices que suelen trabajar con Burton, siendo Johnny Depp (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra, Animales fantásticos y dónde encontrarlos) y Helena Bonham Carter (El Club de la Lucha, El Llanero Solitario) los más destacados; gran amigo el primero, alrededor de quien han surgido numerosas bromas por sus eternas colaboraciones con el realizador, y esposa durante bastantes años la segunda, hasta su divorcio tras trece años de matrimonio.

¿Qué os parece este repaso a la vida y obra de Tim Burton? Algo resumido, lo sé, pero una pequeña y necesaria introducción para la lista de sus cinco mejores películas, o al menos, de mis cinco favoritas. Sí, estamos ante un realizador que está recibiendo muchos palos (la mayoría de haters), a veces merecidos, de un tiempo a esta parte, aunque en general, injustos si tenemos en cuenta la sobresaliente carrera que arrastra, lo reconocido que es su sello, la cantidad de joyas cinematográficas que tiene en su haber, el estilo personal que posee en épocas donde cada vez es más complicado dar con directores con una marca característica y el enorme referente que es para millones de autores actuales. Ante tal artista, es inevitable dejarse títulos por el camino dado que es una lista de cinco, de ahí que seguramente os falten algunos que se consideran imprescindibles en su filmografía como "Batman vuelve", "La novia cadáver", "Ed Wood" y "Big Fish", un adelanto de lo que os vais a encontrar, por cierto.  Así que, sin más dilación, esperando que os guste este nuevo apartado del blog y con muchísimas ganas de conocer vuestras propias selecciones, os dejo con las cinco mejores de... TIM BURTON.


5- Frankenweenie

Se dice, se comenta, se rumorea, se afirma, se asegura... que el Tim Burton moderno se ha quedado para los restos, dando lugar a uno de esos falsos clichés que sueltan los haters del realizador de vez en cuando para subrayar por qué ya no ven sus películas, ¿o sí las ven en realidad? Sea como sea, "Frankenweenie" es uno de esos títulos que dejan en pañales tales argumentos, si es que se puede llamar argumento a algo así. Burton se marcó una de sus mejores obras con este remake del cortometraje original que él mismo dirigió en los 80, una historia muy basada en "Frankenstein" (lo cual deja bastante claro el título), donde un niño resucitaba a su perro, atropellado por un coche. Lo consigue, por supuesto, y eso inicia una serie de acontecimientos que llevan al vecindario a tratarlo como un monstruo, cuando en realidad, es una adorable criatura que sólo quiere continuar queriendo a su amigo humano. El remake de 2012 no contaba nada diferente, o más o menos, porque continuaba siendo un gran homenaje al cine de monstruos en blanco y negro, entre otros, sólo que la historia adquiría otro nivel cuando el proceso de resurrección del protagonista era imitado por sus compañeros de clase para dar vida a sus propios animales domésticos fallecidos, ocasionando un enorme homenaje a "Cementerio de animales" de Stephen King (Cujo, Mr. Mercedes), lo cual se subraya con el vídeo musical del filme donde Plain White T´s realizaba su propia, y nada mala, versión de esa joyita musical que es "Pet Sematary" que los Ramones llevaron a cabo para la banda sonora de la adaptación cinematográfica de la novela del de Maine. Por si eso no fuera suficiente, el reparto de voces del filme es de matrícula de honor, y qué decir del cambio de actores reales a animación por stop motion, que le sienta genial a la cinta. Emotiva, fantástica, entretenida, bien llevada y con un Burton en estado de gracia. "Frankenweenie" es la demostración viviente de que Burton no ha perdido su toque; diferente es que le interesen otros temas para sus películas, pero cuando vuelve a los que le son familiares, lo borda.



4- Sleepy Hollow

Es curioso como a Tim Burton se le señala siempre como un director de terror, cuando en realidad, pocas son las películas que ha realizado alrededor del género, o al menos, donde el terror sea el predominante sobre otros. La obra de Burton se puede aglutinar en la fantasía, con gotas de terror y ciencia-ficción en algunos casos, siendo precisamente, ésta último género, el más extraño dentro de su filmografía. Sin embargo, para todo hay excepciones, y "Sleepy Hollow" es una de ellas, porque lo que tenemos aquí es una nueva adaptación del famoso relato "La leyenda de Sleepy Hollow" de Washington Irving (Cuentos del antiguo Nueva York), una de las historias más populares de Estados Unidos, y precisamente, una que parece haber sido escrita para ser adaptada por Burton. Todo funciona en "Sleepy Hollow", aunque hay que reconocer que la ambientación, el tono Burton, el desarrollo de la trama (con pizcas de thriller detectivesco de por medio) y, en especial, el reparto, destacan por encima de otros conceptos, señalando con énfasis a la pareja formada por Johnny Depp y Christina Ricci (Casper, La bendición), sin olvidar la tremenda actuación del no menos tremendo Christopher Walken (La Zona Muerta, El libro de la selva), que se mete en la piel del mítico Jinete Sin Cabeza, dándonos algunas de las mejores escenas del filme. A "Sleepy Hollow" le falta ese "no sé qué que qué sé yo" para alcanzar el primer puesto en la lista, pero posee los méritos necesarios para estar en ella con comodidad.



3- Eduardo Manostijeras

Entramos de lleno en las elegidas con una calidad similar, lo que provoca que cualquiera de estas tres primeras seleccionadas podría encontrarse en el primer puesto. Pero hay que elegir, y aunque sé que sois muchos a los que "Eduardo Manostijeras" os parece el mejor trabajo de Tim Burton, a mí no me ha conquistado tanto, a pesar de que, como bien podéis comprobar al añadirlo a esta lista, que es una de mis obras favoritas del realizador, una de esas cintas que si la echan por la tele, es inevitable sentarse a verla, sobre todo en navidades. Protagonizada por Johnny Depp (again) y una excelente Winona Ryder, tras los buenos resultados de la unión de ésta con Burton en "Bitelchús", la historia está sacada del corazón y el alma del director de principio a fin, con el marginado de Edward, una especie de monstruo de Frankenstein con tijeras en lugar de manos, que es apartado de su hogar para entrar en el mundo civilizado donde conoce el amor, el odio, la tristeza, la ira, la envidia... Lo mejor y lo peor de la especie humana, de esa presunta raza civilizada que lo lleva a encerrarse de nuevo en la gótica mansión donde nació gracias a los inventos del simpático personaje interpretado por nada más y nada menos que Vincent Price, en el que fue su último papel, algo ironico si tenemos en cuenta el destino del mismo inventor. Depp logra interpretar a un personaje que era un caramelo para cualquier actor, por encima de otros bastante más reconocidos en aquel momento, siendo éste uno de sus personajes más populares y que le empujaron al estrellato. "Eduardo Manostijeras" es un cuento gótico en toda regla, con una ingente cantidad de escenas para recordar y emotiva a más no poder. Es complicado no terminar llorando con ella. Lo mejor de Tim Burton está en ella.



2- Batman

Admito que como gran fan del mundo de los cómics en general, y en concreto, del personaje del Caballero Oscuro de Gotham, me hubiera gustado colocar a "Batman" en el primer puesto de esta lista sobre el cine de Tim Burton. Sin embargo, como también le debía a esta selección algo de objetividad, admito que no es de los filmes del realizador que mejor muestran su sello personal. Lo curioso es que "Batman vuelve", la sorprendente secuela, sí que lo hace gracias al éxito que supuso la primera parte, dándole el estudio suficiente libertad como para hacerla a su estilo en todos los aspectos, lo cual se confirma sólo con ver al Pingüino de Danny DeVito y la mayoría de sus secuaces (en esta ocasión, Burton logró meter mucho arte conceptual de su amado expresionismo alemán, especialmente con numerosos homenajes a "El gabinete del doctor Caligari"), pero en cuanto a calidad, "Batman", la primera, la supera con creces. Tenemos entre manos no sólo una de las mejores películas comiqueras (o de superhéroes, como prefiráis si ignoramos ciertos matices puntillosescos) de la historia, sino la que para muchos es la mejor adaptación cinematográfica del Caballero Oscuro de cómics DC. Sí, puede que el trabajo posterior de Christopher Nolan (Origen, Interstellar) con la trilogía "Dark Knight" sea digno de alabar, pero para los que crecimos con "Batman", es BATMAN, en mayúsculas, aunque supongo que también tendrá que ver mucho la generación a la que va dirigida. Sea como sea, "Batman" es una joya cinematográfica, como película y como adaptación, sobre todo para lo que podría haber sido si recordamos la cantidad de problemas y obstáculos por la que pasó, sin contar con las diferentes direcciones que se pretendía tomar con el proyecto, incluso con Bill Murray (Lost in Translation, Bienvenidos a Zombieland) como protagonista y un tono similar al de la serie de televisión de los 60. Bravo por Burton por luchar por un reparto enorme encabezado por Michael Keaton, conocido hasta entonces más por sus papeles cómicos, y un Jack Nicholson en uno de sus mejores momentos de su carrera, sin olvidar a una formidable Kim Basinger (Cool World, 8 Millas). Una historia que bebe directamente de obras maestras del cómic como "Batman: Año Uno" y "La broma asesina", un Bruce Wayne que es un disfraz para el auténtico Batman, un Joker esplendido en todos los sentidos y que se come a todos los protagonistas, una Gotham gótica como nunca lo ha vuelto a ser en la pantalla grande, una soberbia puesta en escena, un desarrollo del guión que no deja respirar al espectador, momentos que hoy todavía son esenciales para entender el cine de superhéroes y una banda sonora fantástica. Y no me refiero sólo a los temas del tristemente fallecido Prince, sino a las impresionantes partituras de Danny Elfman, que volvía a repetir con Burton tras "Bitelchús", siendo los primeros pasos de una larga lista de colaboraciones entre ambos sólo igualada por Johnny Depp. Tal fue la calidad de la contribución del compositor, que desde entonces, los tonos para "Batman" se han repartido en interminables obras audiovisuales sobre el personaje, destacando entre todas la sobresaliente serie de animación de los 90. El "Batman" de Burton es puro cómic. El "Batman" de Burton no es Burton en estado puro, pero en este caso, poco importa. Imprescindible.



1- Bitelchús

Supongo que no seréis pocos los asombrados ante mi elección para el primer puesto de la lista. Y supongo que tampoco seréis pocos los que estaréis asintiendo ante tal elección. No es porque estemos ante un filme dividido por el público y la crítica, al contrario, sino porque quizá cueste creer que pueda ponerlo por encima de "Ed Wood" o "Eduardo Manostijeras", pero tengo mis razones, y seguro que muchos de vosotros también. "Bitelchús" fue el primer gran éxito comercial y crítico de Tim Burton, la obra que le dio a conocer al mundo entero y le abrió las puertas para "Batman", ergo, para hacer lo que le viniese en gana con productoras y estudios, que confían en él desde entonces como si les hubiera firmado un contrato con el mismo Diablo, a pesar de que algunas de sus últimas películas no hayan dado tantos beneficios como esperaban. Más allá de la entretenida "La gran aventura de Pee-Wee", en "Bitelchús" encontramos al primigenio Burton cuyo talento irá explotando en sus sucesivos filmes, reuniendo en ella, al mismo tiempo, todas las características personales de su cine; desde los protagonistas marginados (en este caso, la joven Lydia) hasta el tema de la muerte y el más allá (también tratado en obras como "La novia cadáver", "Sleepy Hollow" y "Frankenweenie"), pasando por la típica paleta de colores burtoniana, un reparto elegido con sumo cuidado, la ambientación fantástica, las formas expresionistas, las rayas blancas y negras, los seres tan monstruosos como adorables, el humor negro, mucha serie B, stop motion, títeres y, sí, un personaje secundario que se come con patatas a todos los protagonistas, en este caso, el Bitelchús (Beetlejuice en el original, o Zumo de Escarabajo) interpretado por Michael Keaton, que se convierte en uno de sus mejores papeles en los pocos minutos en los que lo podemos disfrutar en pantalla, un personaje que, curiosamente, parece un Joker del más allá, de vuelta de todo y con habilidades sobrenaturales perfectas para organizar caos y destrucción al por mayor. "Bitelchús" tuvo tanto éxito que no sólo tuvo más tarde una serie de animación de culto, sino que se convirtió en el prototipo de filme con el sello Burton, conteniendo todo lo que es, significa y adora Tim Burton. ¿He señalado ya la brutal banda sonora de Danny Elfman? ¿Y la imborrable escena de la cena con el Banana Boat de Harry Belafonte de fondo? ¿Y las deformidades que se realizan los fantasmales protagonistas para asustar a la familia esnob que ocupa la casa que tanto trabajo les ha costado construir? No es casualidad que sea de los pocos títulos clásicos de Burton (quizás el único) del que lleva décadas preparándose una secuela. Sea como sea... ¡Bitelchús! ¡Bitelchús! ¡Bitelchús! Sin duda, el mejor y más personal trabajo de Tim Burton.



¿Y para vosotros? ¿Cuáles son las cinco mejores de.. Tim Burton?


3 comentarios:

  1. Recuerdo que el taller de historieta, que estoy haciendo, se habló de esteretipos. Como del monstruo, que suele despertar simpatía. Creo que este tema está en la obra de Tim Burton, quien también ha sido un animador destacado.

    Sllepey Hollow es una gran película. Me gusta la adaptación que convierte al personaje principal en una especie de detective de lo paranormal. Me guste el género de terror.
    Casualmente, hay una actriz argentina que se llama como una de las víctimas, Elizabeth Killian. Una coincidencia que llamó mi atención.

    Otra gran película. Otra vez con Johny Deep.

    Tal vez Batman merecía el primer puesto, con el protagonista teniendo mucho de un personaje típico de Burton. Revitalizó al personaje y al género de superheroes.

    Entiendo tu primer puesto. Es interesante el personaje de Wynona Ryder. Y los fantasmas vistos como víctimas de los nuevos habitantes de la casa.

    ResponderEliminar
  2. Creo que me gusta el Burton menos burtoniano :D

    Mi top sería:

    Big fish
    Ed Wood
    Mars attacks!
    Eduardo Manostijeras
    Novia cadaver

    Sleepy hollow sigo sin verla, aunque tiene pinta de las que más me gustaría xD

    ResponderEliminar
  3. Mars attack es una película que incluiría entre mis preferidas de Burton.

    ResponderEliminar