sábado, 20 de enero de 2018

Mis 10 mejores cómics del 2017

Sé lo que muchos podríais pensar al leer el título de esta entrada. Que voy tarde. Que llego a deshora con el tema de las listas de lo mejor de este año, o del pasado año, de un 2017 que sólo lleva extinguido un par de semanas como mucho. ¿Qué es eso de llegar ahora, cuando está todo el pescado vendido, y ponerme a realizar selecciones de lo mejor del año pasado? O de lo que mis preferencias en materia de cómics, videojuegos, películas y libros, porque, al fin y al cabo, este tipo de listas no dejan de formarse con las obras que a uno le han llegado, a pesar de que puedan contener trazas de cierta objetividad. Podría acudir a ese dicho que afirma que nunca es tarde si la dicha es buena, o ese otro de mejor tarde que nunca, pero prefiero daros unas breves explicaciones que extenderé en la entrada de mi repaso personal al 2017, unas líneas que escribiré cuando haya completado las siguientes en referencia a mis cómics, videojuegos, películas y libros favoritos del pasado año. En realidad, son dos los principales motivos que me han llevado a ¿retrasarme? con la confección de las presentes listas, y no la dejadez o la falta de ganas. Os aseguro que me encanta actualizar este blog, y ya no digamos compartir con vosotros mi resumen ocio-cultural-friki anual, en especial, cuando compartimos impresiones sobre tal o cual obra. No. Que la Cueva del Extraño haya pasado un complicado 2017 no ha sido por falta de ganas, no.

Una de las razones ha sido la gran cantidad de trabajo literario que, por fortuna, me ha desbordado en el 2017. A más trabajo, menos tiempo para otras actividades, y aunque disfruto bastante pasándome por el blog, publicitando a los compañeros, hablando de mis proyectos personales y compartiendo con vosotros (que todavía me aguantáis, ¡gracias!) mis aficiones, o nuestras aficiones, al final, lo profesional va antes, y con la salida de tres libros (dos novedades y una reedición), además de la participación en varias antologías y la preparación de algunos de los volúmenes que saldrán durante este 2018, pararme tanto como me encantaría en la Cueva del Extraño me ha sido imposible, sobre todo, a finales del 2017, la llamada temporada del repaso anual en todo. Además, admito, confieso y sin querer engañar a nadie, que este año pasado ha sido un torrente de cambios personales que también me han traído un poco loco, en especial, para alguien que lleva buscando una estabilidad emocional desde hace mucho. Al fin la he encontrado, de verdad de la buena, la única, la que necesitaba y a la que estaba destinado, así que ¿qué mejor para demostrarlo que ponerme manos a la obra con este rinconcito de Internet? Y es una lástima que haya tardado en llevar a cabo tal empresa, porque, si os pasasteis por aquí el año pasado, sabréis que mi principal intención pasaba por ponerme al día con la Cueva del Extraño al cien por cien, objetivo no sólo no cumplido, sino muy retrasado si tenemos en cuenta que ha sido el año en el que menor número de entradas he realizado. Pero no hay que deprimirse. Encaro el 2018 con optimismo, más que dispuesto no sólo a ponerme al día con el blog, sino que a que disfrutéis de un espacio en Internet completamente actualizado en todos los aspectos; desde las novedades hasta las reseñas, pasando por las entrevistas y secciones de variedades como la de sospechosos habituales, entre muchas otras. En pocas palabras, una vez en pie de nuevo, toca levantar los cimientos.

El segundo motivo por el que llegan estas listas de lo mejor del año en enero de 2018 en vez de en diciembre de 2017 (como venía siendo habitual en el blog) es bastante más simple: por decisión propia. Vale, sé que la anterior razón explicada no está relacionada con nadie colocándome una pistola en la cabeza para que retrasara unas semanas estas entradas, y que en el blog de cada uno, todo ocurre, más o menos, por decisión propia, pero tengo una explicación para decir lo que he dicho. El año pasado, usé enero para comentar los mejores cómics, videojuegos, películas y libros de los que disfruté durante 2016, es decir, una vez agotado ese año por completo, sin que existiera un solo día más en el que pudiera disfrutar de cualquier obra que pudiera entrar en mis selecciones. Una vez extinguido del todo el 2016, dediqué enero de 2017 a las listas, lo cual funcionó bastante bien. Imaginaos que justo el 28 de diciembre del pasado 2017 terminó un libro que me encanta, es decir, como alcanzar un objetivo en ventas en los últimos minutos del día. Imaginaos que ocurre eso y ya tengo realizada la lista de mis mejores lecturas del año. Menudo fastidio, ¿verdad? Pues eso a punto ha estado de ocurrirme un par de veces, así que el año pasado decidí que iba a pasar lista justo en enero del siguiente, así que aquí estamos, en enero de 2018 para hablar de lo mejor que ha dado el 2017 en cuanto a cómics, videojuegos, películas y libros, o al menos, lo que a mí me ha parecido lo mejor, lo que más me ha gustado. De ahí el "Mis" del título de cada entrada. Como veréis también por la presentación de las selecciones, continuamos con cuatro; las de películas y libros, las más antiguas de la Cueva del Extraño; y las de cómics y videojuegos, incorporadas el año pasado, y que tanto éxito han tenido. Sí, otro año más que no me atrevo con una lista de series, pero teniendo en cuenta que tengo una cantidad de obras televisivas pendientes, y que más que comentar algunas novedades, me vería obligado a tirar exclusivamente de fondo de armario, mejor esperamos a ver si me pongo al día. Crucemos los dedos, aunque el 2018 me da buenas vibraciones. Me da que 2019 será, al fin, el año que también haga un "Mis mejores series".

Después de este extenso e informativo prólogo, vamos a realizar un veloz repaso a lo que ha dado este año en cuanto a cómics, a lo que encontraréis en la siguiente lista y a lo que hallasteis en ella el pasado 2017. Si la selección del anterior año contenía bastante material Marvel, y sólo unas pizcas de DC y otras editoriales, este 2018 destaca por un mejor equilibrio, incluyendo hasta un coleccionable de kiosko que está haciendo las delicias de cualquier completista y gran fan del mejor y más popular personaje de la Casa de las Ideas. Cómics de terror, cómics de superhéroes, cómics delirantes, cómics de autor, Marvel, DC, Image, Batman, Capitán América e incluso el mismísimo Doctor Muerte se cuelan en una lista anual en la que incluso tenemos un poco de manga con uno de los títulos que mejor sabor de boca han dejado en los últimos meses, en especial, a aquellos nostálgicos de obras que parecen viajar en el tiempo desde nuestra infancia. A pesar de que, en comparación con el año pasado, he tenido más claro qué títulos añadir a esta lista, no he llegado a tiempo a leer algunos que sé con bastante seguridad que se habrían colado sin ningún problema, como el sobresaliente (según las críticas) "Nameless" de Grant Morrison (Nuevos X-Men, All-Star Superman), la saga "Monsters Unleashed" de Marvel, las reediciones de Panini de las violentas historias de los cruzados de "Crossed", la muy esperada llegada de "Spidermen II", el coleccionable de lujo del popular western francés "Blueberry", la aparición de las nuevas series de DC a partir de "Renacimiento", el último tomo comiquero de Joe Hill (Fantasmas, Cuernos)... Apuntad algunos de ellos, porque seguramente caerán en la lista de 2019, más otros que ya llevo devorados durante lo poco que ha transcurrido de 2018. Como para negar que el año ha empezado a las mil maravillas con respecto al mundo de las viñetas, ¿verdad? Por supuesto, también he tenido que dejar fuera cómics que me han encantado, pero a los que les ha faltado ese "algo" difícil de explicar para entrar en la selección final. Tranquilos, que no dejaré de hablar de ellos. Año hay por delante, y más si hablamos de críticas, reseñas y análisis. E incluso otro tipo de listas. Guiño, guiño.

En cuanto al blog, ha sido un año bastante flojo con respecto a las reseñas comiqueras. Sí, nos hemos mantenido bastante al día con las novedades comiqueras, y algunas de las que no han llegado a la Cueva del Extraño aparecen en la lista que estáis a punto de leer, así que las gallinas que salen valen por las que entran, ¿o era al contrario? Reconozco que echo de menos reseñar cómics, así que en las próximas semanas comprobaréis que desde este rinconcito de la Red vamos a darle bastante caña al tema, y no sólo con Marvel y DC, sino también con otras editoriales como Image y Valiant, de la que tengo pendientes los nuevos títulos en grapa que salieron a principios de 2017, y que han supuesto toda una revolución en el género de superhéroes, sobre todo, al alejarse de los mecanismos que mueven a Marvel y a DC, quienes encaran el 2018 con ambiciosas sagas que, con bastante probabilidad, entren en la lista anual de cómics, aunque signifique adelantar acontecimientos con bastantes meses por delante. Estas fluctuaciones de géneros, personajes y editoriales provienen, precisamente, de la selección de cómics que vamos a afrontar en unas pocas líneas, como si fuera ésta una especie de prólogo para un año donde nos alejaremos de lo típico. Aunque, ¿quién sabe? Igual estoy haciendo muchas promesas, y para la lista de 2019 regresamos a lo del año pasado, Marvel por un tubo, un poquito de DC y alguna que otra obra independiente por ahí pululando. Sin embargo, viendo la lista de pendientes (por fortuna, en lecturas me he puesto bastante al día durante el 2017) y de grandes promesas para este año, dudo que nos vayamos a quedar sólo en los superhéroes de siempre, sin que esto sea algo malo, por supuesto. No me enrollo más, porque ha sido un año grandioso para ser fan de este maravilloso mundo de viñetas, guionistas, dibujantes, coloristas y entintadores. Ha sido un año genialmente comiquero. Sin más preámbulos, os dejo con mis 10 mejores cómics del 2017, al mismo tiempo que cruzo los dedos para que disfrutéis de mi humilde y, sobre todo, personal selección.

10- Batman/Flash: La Chapa

Dos ediciones ha tenido en nuestro país esta historia presentada como una miniserie, cuando en realidad es un crossover entre las colecciones de Batman y Flash, un crossover con sabor de prólogo para la gran batalla que está por venir entre los personajes de DC y... sí, ELLOS. No hace falta decir más, porque sólo con contemplar la portada ya nos hacemos una clara idea de quienes se van a enfrentar a los más importantes personajes de DC. "La Chapa" ha tenido una edición coleccionista y limitada en tomo con una chapa extraible (sí, insisto, ESA chapa) antes de salir sus cuatro números en formato grapa. ECC Ediciones apostó fuerte por una historia que es una secuela directa del especial "Universo DC: Renacimiento", que no sólo iniciaba el "renacimiento" de muchas series de la editorial, una forma de unirse a ellas mediante un "nuevo principio", sino que ahondaba en las razones por las que existió lo de los New 52, es decir, el reboot oficial (o semi-reboot) que se llevó a cabo en DC hace unos seis años, mes arriba mes abajo. Si el especial de "Renacimiento", en el que Batman y Flash tenían bastante importancia (fue la historia donde el Caballero Oscuro nos descubrió que, en realidad, existen TRES Jokers, no sólo uno) terminaba con una clara alusión a la Biblia de los cómics, la obra maestra entre obras maestras del mundo de las viñetas, "La Chapa" es su secuela directa, además de también una especie de secuela de la ya famosa "Flashpoint", el evento que inició los New 52. Batman y Flash investigan la chapa amarilla que el primero encontró en la Batcueva y eso no sólo les lleva a enfrentarse con un terrible enemigo temporal y a reencontrarse con uno de los mejores personajes de "Flashpoint", sino a hallar pruebas de que alguien les ha arrebatado años de vida. ¿Quién? O... ¿Quiénes? El gran evento DC de este 2018 contestará a todas las preguntas. "La Chapa" no sólo está aquí por ser una historia emocionante, entretenida y secuela de "Flashpoint" y "Renacimiento", sino por la importancia que contiene para el universo DC, en especial, por ESE enorme final. Definirlo como prometedor es quedarse corto. Atentos al título de la historia, porque es carne de chistes malos de haters.



9- Very Horrible Stories #1: Prohibido cazar ratas

Pasamos de los superhéroes de las editoriales comiqueras más importantes del mundo al cómic de terror realizado en nuestro país, con intenciones de sentar un sólido referente, algo que, paulatinamente, sin prisa pero sin pausa, podrían lograr Juan Carlos Cervera y Nacho Fito antes de lo que parece. Al fin y al cabo, si hay dos autores en nuestro país que están luchando para recuperar las publicaciones al estilo "Historias de la cripta" y "Creepshow", ellos son los mencionados, y "Very Horrible Stories" es solamente el siguiente paso lógico en sus carreras tras el éxito literario de "Tu última noche en la Tierra", una serie de relatos publicados de forma gratuita que bien podrían formar ya un par de sobresalientes antologías. El presente cómic contiene sólo una historia, con terroríficas ratas como protagonistas (y hasta aquí puedo leer), y la promesa de próximos números. Por supuesto, el relato está presentado por el clásico guardián que no puede faltar en este tipo de publicaciones, en este caso, el desquiciante Guardián del Videoclub, modernizado para la ocasión. ¿Quién no echa de menos los videoclubes? ¿Quién no echa de menos el terror de "Historias de la cripta"? Por fortuna, tenemos a Juan Carlos Cervera y a Nacho Fito para recuperarlos. Y encima, en una misma publicación. ¿Qué más se puede pedir?



8- Batman

Segunda serie de DC en la lista. Segunda vez que Batman se pasa por la selección de este año. Colección del Caballero Oscuro, la principal en grapa, que repite desde el año pasado, y lo curioso es que lo hace por una serie de sorprendentes arcos argumentales que dejan en ridículo los que han ido publicándose en la otra colección regular en grapa del protector de Gotham, una "All-Star Batman" que, sinceramente, pensaba que estaría este año en la presente lista. Sin embargo, salvo por la primera historia entre Scott Snyder (La Cosa del Pantano, Batman) y John Romita Jr. (Los Vengadores, Kick-Ass), con Dos Caras como uno de los protagonistas, estamos ante una serie que no ha sabido relanzarse ni levantar mucho más interés, hasta el punto de que ya está más que anunciado su cierre ¿o su final pensado de antemano? Una lástima, porque es posible que nos quedemos sin Snyder para Batman, y recordemos que el año pasado el final de su etapa al frente de la colección principal del Caballero Oscuro estuvo muy bien situada en esta selección anual de cómics, sin contar con todas las sagas que precedieron a esos números, clásicos modernos como la del Tribunal de los Búhos o el par de enfrentamientos de Batman contra un Joker más brutal, sádico y salvaje que nunca, donde gracias a Greg Capullo (Spawn, The Creech) parecía que el guardián de Gotham se hubiera sumergido en una historia de terror más que en una de superhéroes. Con "All-Star Batman" en otras cosas, "Batman" ha seguido una tónica similar, con un Tom King (Omega Men) en estado de gracia que nos está regalando una historia río formada por diferentes arcos argumentales que se iniciaron con la aparición en Gotham de dos personajes similares en poder a Superman, dos metahumanos en los que Bruce Wayne vio la oportunidad de dejar la ciudad en mejores manos... o eso pensaba. Después de ese primer arco argumental, y con una interesante subtrama entre Batman y Catwoman, el Caballero Oscuro se ha visto incluso "obligado" a formar a su propio Escuadrón Suicida para ir al hogar de uno de sus más poderosos enemigos, Bane, el hombre que le venció de manera total. Y precisamente, la continuación de esa historia, es la que ha conseguido que "Batman" esté en esta lista. Acompañado por David Finch (Los Nuevos Vengadores, Maldad Eterna), dibujante muy en la línea de Capullo y Todd McFarlane (Spider-Man, Spawn), muy acostumbrado a crear cómics blockbusters, participar en grandes eventos comiqueros y, en los últimos tiempos, a plasmar a Batman, Tom King nos ofrece una historia que bebe mucho de "La caída del murciélago", la soberbia y ambiciosa historia donde Bane se enfrentaba por primera vez a Batman, agotándolo física y mentalmente, usando incluso a sus villanos, fuga de Arkham incluida, para destruirle y terminar partiendole la espalda en una de las escenas más populares del mundo del cómic. "Yo soy Bane" es Bane yendo a Gotham, demostrándole a Batman de nuevo que con él no se juega, destrozando incluso Arkham en el proceso, con un Caballero Oscuro que es ahora quien le lanza a sus villanos hasta que tiene que plantarse frente a un invencible Bane y recordarle eso de... "Yo... soy... BATMAN". Brutal en todos los sentidos.



7- Renacida

Cuando realicé la reseña de este, por ahora, tomo único para el blog amigo Chica Sombra, ya hablé sobre el concepto del cómic autor, esas obras a las que nos acercamos casi de inmediato por los nombres que figuran en la portada. Aquí tenemos a Mark Millar (The Ultimates, Kick-Ass) y a Greg Capullo, dos de mis artistas comiqueros favoritos, así que imaginaos lo que tardé en pillarme el tomo y en devorarlo, llevándome más de una agradable sorpresa en el proceso. Si gráficamente tenemos entre manos uno de los mejores trabajos de Capullo, el guión acompaña a las mil maravillas, con un Millar contenido (olvidaos de personajes chulescos y psicóticos que hablan todos igual) que nos mete de llenos en un asombroso mundo donde la fantasía y la ciencia-ficción se entremezclan de maneras impresionantes. Además, el guionista intenta (y lo consigue) ir más allá, proponiéndonos un cómic del que se puede seguir hablando tras su lectura, anclado en su particular universo Millarworld y con promesas no sólo de varias secuelas, sino de una serie de televisión. Teniendo en cuenta que Netflix ha comprado Millarworld, me da que sabremos más de "Renacida" dentro de muy, muy poco. ¿Qué hay después de la muerte? ¿El Cielo? ¿El Infierno? ¿El Limbo? ¿El Purgatorio? ¿O algo... más? "Renacida" trata de dar algunas espectaculares y emotivas respuestas a preguntas que han perseguido al hombre durante milenios.



6- Spawn: Resurrección

Una de las sorpresas del pasado 2017, sobre todo, porque los fans del Engendro del Infierno creado por Todd McFarlane ya no esperábamos la continuación de sus aventuras en nuestro país. Siete años hemos tenido que esperar no sólo para que el Spawn original, el inmortal Al Simmons, regresara a una colección ya mítica, sino para que ésta misma volviera a publicarse en España. Los dos últimos tomos contenían la saga "Fin del juego", donde Simmons se suicidaba y su manto y poderes recaían en Jim Downing, quien, como anteriormente hizo Al, debía conectar todas las piezas de su pasado, además de descubrir por qué era el nuevo Spawn. Esa historia fue publicada en nuestro país en 2010, y desde entonces, nada de nada, quedándose a medio explicar. Como mucho, hemos tenido los lujosos integrales de la serie original, y además han ido saliendo a cuentagotas. Afortunadamente, Planeta se ha replanteado la presencia de Spawn en España, y no sólo nos ha llegado un nuevo integral, sino el primer tomo del nuevo rumbo que ha tomado la serie en Estados Unidos, con Al Simmons regresado de su suicidio, con un aspecto algo alterado (rostro sin quemaduras, chaqueta negra y capucha roja formadas por el simbionte del infierno que le sirve de traje y le otorga muchas de sus increíbles habilidades)  y la misión de averiguar quién ha asesinado a su ex-mujer, Wanda, con qué motivos y dónde se esconde su alma. En los guiones, el padre de la criatura, Todd McFarlane (quien vuelve de vez en cuando al tablero de dibujo para "Spawn") y Paul Jenkins (Hulk, Los Inhumanos), viejo conocido del personaje. En el dibujo, Jonboy Meyers (Teen Titans), un artista bastante alejado de los anteriores dibujantes de la serie, con un estilo amerimanga sólo ligeramente próximo al de Ángel Medina (Spiderman: Salvaje), quien estuvo una larga temporada en la colección, aunque es cierto que su estilo bebía mucho más del de Todd McFarlane. A pesar del cambio tan radical de dibujante (comparad con los que pasaron por los tomos de "Fin del juego"), hay que reconocer que casa muy bien con el nuevo rumbo de la serie, que se pone más interesante a cada página, prometiendo mucho al final del tomo. El único defecto que se le puede sacar al regreso de Spawn a nuestro país, es el de los números anteriores, es decir, toda la etapa de Jim Downing. ¿Se va a quedar en el limbo? ¿No se publicará? ¿Nos quedamos con los dos tomos de "Fin del juego" sin ninguna explicación más acerca del personaje? Espero que Planeta acabe por solucionarlo, porque como allá que esperar a un par de integrales, nos puede dar algo. Sea como sea, es de bien nacido ser agradecido, así que... ¡Larga vida a Spawn!



5- Imperio Secreto

Marvel sabe hacer las cosas bien. Después del pequeño descalabro que supuso "Inhumanos vs. Patrulla-X", la Casa de las Ideas se redimió por todo lo alto con la que puede ser perfectamente una de las mejores sagas-evento de sus últimos años, a la altura incluso de la nueva "Secret Wars", que también estuvo en nuestro lista anual del 2017. De principio a fin (y menudo fin), "Imperio Secreto" está tan bien desarrollada como construida, captando el lector que ha sido diseñada poco a poco, sin prisas; desde que Steve Rogers perdió el suero del supersoldado, convirtiéndose en un anciano, hasta que Kobik, el Cubo Cósmico inteligente con forma de niña, no sólo le devolvió el estado de Capitán América, sino que le dio un nuevo pasado como agente encubierto de Hydra. La saga del Capi Hydra, que comenzó con el crossover "Punto muerto" (bastante bueno también), se ha estado desarrollando no sólo en la propia colección regular del personaje, compartida en España con el otro Capitán América, Sam Wilson, sino también, de manera tangencial, en muchas otras series Marvel, hasta que ha reventado en "Imperio Secreto", donde el líder supremo Steve Rogers lleva a Hydra a dominar los Estados Unidos, instaurando un orden fascista que es toda una crítica al gobierno actual del país. Que el mejor héroe de Marvel, el más honrado, recto y noble de todos (quizá con permiso de Spiderman), el que sirve de inspiración a novatos y veteranos, sea el peor enemigo del pueblo americano, es una de esas historias que se quedan marcadas a fuego en el cerebro de cualquier marvelita. Hay que admitir que la Casa de las Ideas se ha marcado un espectacular tanto con esta historia, atreviéndose no sólo a hacer lo típico de volver villano al héroe, sino a hacerlo de forma cruda, realista y sin vuelta atrás. Hay números y escenas de esta miniserie que son para enmarcar, como las continuas decisiones que deben tomar Ojo de Halcón y la Viuda Negra sobre salvar o matar a Steve Rogers, las visiones de ese otro Rogers y su encontronazo con un salvaje Cráneo Rojo, el perfecto movimiento de ajedrez que realiza el Capi Hydra para dejar ciega y sorda a la comunidad de héroes, Wilson Fisk ayudando a los más desfavorecidos para sacar tajada en el futuro, la sociedad cambiando ante el gobierno de Hydra, los campos de internamiento para inhumanos, el grupo de vengadores renegados de Hydra, la aparición de un clásico vengador que se creía muerto, la muerte de otro, el Capi Hydra siendo capaz de coger el martillo de Thor y esa pelea final, no sólo física, sino ideológica. Marvel sigue demostrando que en eventos y blockbusters comiqueros es única. Y nosotros seguimos gozando con ello.



4- Dragon Ball Super

La sorpresa entre sorpresas llegó en 2015, cuando se anunció oficialmente que "Dragon Ball", el famoso, popular y querido manga-anime, tendría una nueva etapa oficial, que no tenía nada que ver con el intento noventero que fue "Dragon Ball GT" y que iría avalada por el gran éxito cosechado por las dos últimas películas del universo de Son Goku y las bolas de dragón, es decir, "La batalla de los dioses" y "La resurrección de F", estrenadas incluso en cines en 2013 y 2015, respectivamente, dos filmes que se ubicaban casi después del final de la serie original de "Dragon Ball", justo tras la batalla final con el monstruo Bu (Majin Boo), y mucho antes del final definitivo en el que Goku se despedía de todos para entrenar a la reencarnación de la poderosa criatura, un personaje mucho más amable y que, curiosidades de la serie, recordaba mucho al propio Son Goku cuando sólo era un crío. El anime, denominado "Dragon Ball Super", tomaba las historias de las dos películas mencionadas y las extendía, desarrollándolas mucho más (y mejor en el caso del regreso de Freezer), antes de iniciar su propio camino que todavía hoy continúa. Por supuesto, no tardó en aparecer el manga, como el anime, con Akira Toriyama (Dr. Slump) como consultar principal, ofreciendo diseños, ideas e incluso dibujando de cuando en cuando, siendo el artista Toyotaro el principal dibujante, otorgándole al manga de un estilo tan cercano al de los clásicos de "Dragon Ball" como espectacular, como si tuvieramos en las manos la fusión perfecta entre "Dragon Ball" y "Dragon Ball Z", es decir, una gozada que ha ido a más con cada número, engrandeciendo la leyenda de las bolas de dragón, y dandole más protagonismo a otros grandes personajes del mito de Son Goku como Vegeta, e incluso devolviendo a la primera línea de batalla a otros como el maestro Roshi y Krilín. Planeta sorprendió a propios y extraños publicando en nuestro país el manga de dos formas diferenciadas; en pequeños tomos al más puro estilo manga, aunque alejados de las ediciones definitivas de la serie original; pero antes de que llegasen, tuvimos una grandiosa sorpresa, en especial, para aquellos que coleccionamos "Dragon Ball" y "Dragon Ball Z" en las clásicas y populares ediciones blanca y roja en grapa, como si fueran cómics americanos, las primeras ediciones de las bolas de dragón en España. Planeta se atrevió a publicar los cinco primeros números de "Dragon Ball Super" en edición roja, siguiendo la numeración en la que se quedó "Dragon Ball Z" en nuestro país, al terminar la serie original de Toriyama. Ha sido un experimento genial, estupendo y maravillosamente nostálgico, que igual vuelve a repetirse con los siguientes números, para después continuar reuniéndose en los pequeños tomos blancos, con su modo de lectura japonés. ¡"Dragon Ball Super" para todos los gustos! Una gozada.



3- Víctor Von Muerte: Iron Man

Los cómics de superhéroes, especialmente los de Marvel y DC, suelen pasar por ciclos y tocar las mismas historias una y otra vez, alterándose casi siempre en puntos muy concretos que las convierten en diferentes y originales, a la vez que consiguen que nos sintamos familiarizados con ellas al instante. Uno de los conceptos que más se han repetido en ambas editoriales es el del superhéroe que se convierte en supervillano, como comentaba antes al hablar de "Imperio Secreto". En la mayoría de las ocasiones, cuando se hace bien, queda de lujo, sobre todo, cuando no se recurre al manido recursos del sustituto o del control mental, como tanto se llevaba a cabo antaño. Sin embargo, al revés también es una idea que se ha movido muchísimo por Marvel y DC, es decir, la del supervillano que acaba convertido en héroe, algo que puede sonar muy extraño, a no ser que tengamos en cuenta que, con el tiempo, muchos de los enemigos de los héroes han adquirido tanta profundidad al ser tratados por cientos de grandes guionistas, que no es difícil descubrir en ellos ciertos toques de heroísmo. Por supuesto, siempre existirá un Cráneo Rojo, un Joker, un Matanza, un Calavera, un Darkseid, un Kingpin, un Duende Verde, un General Zod que serán villanos puros sin atisbo alguno de bondad, pero también existirá siempre un Magneto, un Lex Luthor, un Dientes de Sable, un Bizarro, un Lagarto, un Pinguino... No hablo de antihéroes que se mueven por la delgada línea entre el héroe y el villano, sino de villanos que, en algún momento de su historia, son capaces de actuar como héroes, e incluso de aliarse con su principal enemigo, ya sea Batman, Lobezno, Superman, Spiderman, los X-Men, la Liga de la Justicia o los Vengadores. O los Cuatro Fantásticos. Y es que el Doctor Muerte no está considerado por nada uno de los mejores personajes comiqueros de la historia del medio (ya no uno de los mejores villanos, uno de los mejores villanos Marvel o uno de los mejores personajes de la Casa de las Ideas), sino, entre multitud de razones, por ser el villano absoluto... y el héroe absoluto, muy al estilo de Magneto, ¿o éste al estilo del anterior? Y si desde su creación en los 60 se ha movido entre la más completa villanía y la más luminosa de las bondades (la mayoría de las veces, si ésta le proporcionaba poder o algún tipo de privilegio), es el momento de ser ese héroe definitivo de una vez por todas, ¿y qué mejor que tomar el manto de uno de los pocos hombres a los que respeta? La "Secret Wars" que entró en la lista comiquera del año pasado era, en realidad, no sólo una oda al universo Marvel en general, sino a la historia de los Cuatro Fantásticos y el Doctor Muerte en concreto, con un final soberbio para los cinco, quedando Víctor, después de haberse convertido en Dios de toda la creación, completamente curado de sus heridas faciales, en la Tierra, después del enfrentamiento final contra Reed Richards y la cura de humildad que le dio el Hombre Molécula. Fue en los primeros números de la serie regular de Iron Man, surgida a raíz de las consecuencias de "Secret Wars", donde descubríamos que Víctor no sólo se alejaba de sus armaduras, reinos y ansias por conquistar el mundo gracias a los magníficos guiones de Brian Michael Bendis (Alias, Daredevil), sino que, además, estaba convencido de haberse equivocado durante toda su vida, decidido así a hacer el bien, una situación muy complicada para el mayor villano de la historia Marvel, sobre todo, si no sabes cómo hacer el bien y todos a tu alrededor sospechan de ti. El final de "Civil War II" nos dejó a un Tony Stark comatoso que el resto del mundo creía muerto, así que tocaba sustituir a Iron Man. Mientras una joven e inteligente adolescente, Riri Williams, era ayudad por una inteligencia artificial con las pautas cerebrales de Stark para convertirse en Ironheart, Víctor Von Muerte decidía ser el siguiente Iron Man con su propio estilo. Y así nace "Víctor Von Muerte: Iron Man", una de las mejores series Marvel de los últimos años... y me quedo corto. ¿Se podía esperar menos del equipo que hacen Bendis y Alex Maleev (Punisher: Diario de Guerra), los autores de éxitos como una de las mejores etapas de "Daredevil"? Y teniendo en cuenta que Bendis es experto en retratar villanos (atentos a "Vengadores Oscuros", su manera de que los villanos fingieran ser héroes, aunque de puertas para dentro seguían siendo igual de psicóticos), la jugada con Muerte le ha salido mejor que bien, y nada forzada, siendo la evolución de Víctor uno de los mejores desarrollos de personaje que se han visto en Marvel en mucho tiempo. Su único defecto es que estamos ante una serie con un final programado para principios de este 2018. ¿Lo bueno, si breve, dos veces bueno? Es posible, pero es una pena que una obra maestra como esta redención total de Víctor Von Muerte vaya a encontrar tan temprano final. Alabado sea Muerte.



2- I hate Fairyland #1: Loca para siempre

Uno de los cómics a los que más ganas tenía de echarle el guante, y aun sabiendo que me iba a encantar, mis expectativas a su alrededor han sido ampliamente superadas, y por mucho. Demasiado ha tardado en llegar a nuestro país la obra más personal del artistazo conocido como Skottie Young (Veneno, Infinito), cuyo personal y particular estilo cartoon ha ido creciendo con el paso de los años, hasta convertirse en toda una marca capaz de atraer a cualquiera que se derrita con sus personajes cabezones y de ojos grandes, siendo muy valoradas sus infinitas portadas alternativas para Marvel, protagonizadas por versiones infantiles y caricaturescas de los personajes de la Casa de las Ideas. Ganador de multitud de premios, y alabado por la crítica por su adaptación de los cuentos del Mago de Oz, "I hate Fairyland" es el primer cómic propio del autor, como bien indica el genial prólogo que nos encontramos en el lujoso tomo de tapa dura preparado por Panini. Young no sólo despliega toda la potencia de su arte, sino que crea un guión loco, gamberro, salvaje, desquiciante, cínico y, sobre todo, tremendamente divertido, cambiando la forma que tenemos de ver los clásicos cuentos de hadas donde una dulce niña se pierde en un mundo de fantasía, donde debe encontrar la salida, en este caso, en forma de llave que le abrirá la puerta hacia su mundo. Aunque puede que la historia no sea la misma si la mencionada niña se pasa décadas en el mundo de fantasía, sin crecer físicamente, pero sí mentalmente hasta los casi cuarenta años. Skottie Young nos recuerda con este primer tomo, de lo que es ya una serie regular (que no os extrañe si en la lista del año que viene aparece el segundo tomo, que llegará pronto), que los cómics sirven para pasarlo bien. Y con "I hate Fairyland" no cabe pasarlo de otra forma. La unión perfecta entre Terry Pratchett (El color de la magia, Imágenes en acción) y Quentin Tarantino (Pulp Fiction, Malditos Bastardos), con oleadas de fantasía, sangre, violencia, hachazos y vísceras de hadas. Imprescindible.



1- Spiderman: La colección definitiva

Como os adelantaba en el prólogo de esta entrada, sin ahondar para no realizar ningún spoiler, este año se ha logrado colar en esta lista nada más y nada menos que un coleccioanable de kiosko, pero menudo coleccionable de kiosko tenemos aquí. Coleccionables comiqueros de kiosko hemos tenido muchos, es cierto, y bastantes de ellos nos han ofrecido materiales muy jugosos en ediciones de lujo, tanto para los lectores veteranos como para los más novatos, hacia quienes suelen ir dirigidos este tipo de productos, que muchas veces contienen tomos que recopilan etapas, aventuras y arcos argumentales muy concretos de ciertos personajes, historias perfectas para conocerlos y sumergirse en sus cómics sin necesidad de seguir las extensas y largas numeraciones propias de las colecciones de editoriales como Marvel y DC. Precisamente, de este tipo de coleccionables hemos tenido unos cuantos en los últimos años sobre DC en general, y sobre Batman y Superman en concreto, siendo ambos un verdadero éxito, y muy recomendable para todo tipo de públicos. Al fin y al cabo, los aficionados de toda la vida, gozamos con las ediciones de tapa dura y repletas de extras que traen estos coleccionables, y que suelen estar protagonizadas por algunas de las obras más esenciales del cómic de superhéroes. Pues bien, el 2017 vio nacer, gracias a Salvat, el coleccionable definitivo de Spiderman, y teniendo en cuenta la lista de títulos que posee, como gran fan del trepamuros (mi personaje comiquero favorito, con permiso de Punisher, Spawn, Lobezno y Batman, entre otros), no puedo estar más de acuerdo. Si vamos más allá de los primeros ejemplares, los más atractivos por los precios de oferta que nos invitan a hacernos con ellos con pasmosa facilidad, descubrimos elegantes y lujosos tomos de tapa dura con aventuras tan míticas, épicas y esenciales del personaje como "La trilogía de las drogas", "La última cacería de Kraven", "Tormento", "La muerte de Gwen Stacy", "El origen de Veneno", "La gata y el doctor" e incluso el mismísimo origen de Spiderman. Es cierto que muchas de estas historias han sido reeditadas hasta la saciedad, y en ocasiones, en formatos igual de buenos como el que nos presenta este coleccionable. Sin embargo, también podemos encontrar en él cómics tan interesantes, e incluso no reeditados desde hace años, como "Matanza Máxima", "Triunfo y Tragedia", "El origen de Matanza", "El regreso de los Seis Siniestros" y "El mal que hacen los hombres", sin olvidar aventuras más modernas como "El Otro", "Spiderman Vengador", "Spider-Island", "Un día más" y, entre otras, la primera saga de "Marvel Knights: Spiderman" escrita por Mark Millar. Por si no fuera suficiente, los regalos que nos van llegando conforme avanzamos con las entregas son insuperables, los tomos no pueden quedar mejor en nuestra estantería y poseen detalles tan cuidados como colores diferentes para las portadas según la cronología de la historia (las obras tienen numeración según la época del personaje, aunque no van apareciendo en las tiendas en ese orden), portadas con imágenes concretas de los cómics del interior y lomos que, al unirse, forman una brutal escena con numerosos secundarios, villanos y amigos del universo Spiderman. No cabe duda de que tenemos entre manos un coleccionable arácnido que va a ser muy, muy, muy difícil de superar. Puede que saliera para aprovechar la aparición en cines de "Spider-Man: Homecoming", pero ha resultado ser una colección cuidada con el esmero y el cariño que sólo le podrían dar fans de Spiderman para que la disfrutasen otros fans de Spiderman.



Y hasta aquí mi lista de los mejores cómics del 2017, o los que a mí me han parecido los mejores, o los que a mí más me han gustado, como preferíais. Seguramente no coincidiremos en todos, o quizá sí, o quizá con ninguno, pero sea como sea, aquí tenéis mis seleccionados. Con un poco de suerte, la lista de 2019 será igual de variada, y visto lo visto, es bastante probable, como os comentaba al principio, que algún que otro titulo de los de la presente lista repita para la próxima, quizás en forma de segundo volumen, o puede que porque se sigan publicando títulos más que interesantes en dicha colección (ahí tenemos la serie regular de "Batman", o el coleccionable de Spiderman). Sé que estoy adelantando acontecimientos, pero dado que os tengo que mantener interesados ¿qué mejor forma de hacerlo que poniéndoos los dientes largos? O al menos, intentándolo. Espero que mi selección comiquera os haya gustado tanto como hayáis disfrutado repasándola. Nos vemos el año que viene con más cómics anuales. Mientras tanto, no os alejéis demasiado de la Cueva del Extraño. ¡Por un 2018 repleto de buenos cómics!


1 comentario:

  1. He leído algunas de las historietas que mencionás.
    Me disgusta bastante el Renacimiento, este casi reinicio, que deshace algunas cosas interesantes. Como matar nuevamente a un Superman, el new 52, que tenía un romance con Wonder Woman. Y que de repente aparezca otro Superman, el casado con Lois Lane.

    Pero es interesante esa historia conjunta de Batman y The Flash, funcionan bien esos dos personajes, esa historia de amistad.

    Leí lo de Imperio secreto. Capitan América es efectivo y odioso como villano. Y hace preguntarse si Spiderman Miles Morales debió abstenerse de matarlo. Y que anduvo haciendo Peter Parker cuando pasaba todo esto.

    Un recurso inesperado Doom como Iron Man y rescatando a Maria Hill. Personaje que me produce una opinión mixta. Tanto me gusta que haya sido prisionera como que haya sido rescatada.

    Interesante reseña,

    Saludos

    ResponderEliminar