sábado, 21 de enero de 2017

Mis 10 mejores películas del 2016

Después de un breve descanso de las primeras listas con lo mejor del ya finado 2016, y antes de que se pase este enero de 2017 que va rapidísimo, nos ponemos manos a la obra para ofreceros lo mejor de lo mejor, o lo que es lo mismo, entramos en la recta final de las personales elecciones de la Cueva del Extraño con las listas más importantes, aquellas que llevan años paseándose por este blog cuando termina un nuevo año y comienza el siguiente. No es que las nuevas, las de cómics y videojuegos, no tengan su importancia, dado que no sólo la tienen, sino que irán a más conforme se conviertan en una costumbre anual en este rinconcito de Internet, pero también hay que reconocer que las listas de cine y literatura llevan más tiempo entre nosotros, además de ser dos áreas esenciales para este blog, grandes protagonistas del mismo desde el primer día, dos de las principales razones por las que lo abrí en un principio. Así que, tras los cómics y los videojuegos, toca hablar de cine, del cine de un año como el 2016 donde no ha faltado en la gran pantalla, y del mejor. Tampoco ha faltado en la pequeña pantalla, es cierto, como también es verdad que estoy pensando seriamente en realizar una selección anual de las mejores series a partir del año que viene. Igual me sale algo tan personal como la lista de videojuegos, aunque ¿no sería igual de divertido? Espero que me contestéis afirmativamente, porque si no la caída iba a ser dura.

Los que seáis habituales de la Cueva del Extraño sabéis que en lo referente al celuloide no nos hemos quedado precisamente atrás este 2016. Las novedades cinematográficas han pasado muchas veces de ser semanales a las dos semanas, pero eso sí, con una extensión mucho mayor en todo, y aunque hemos tenido reseñas cinematográficas, éstas no han estado tan al día como a mí me hubiera gustado, siendo siempre lastrado por una serie de problemas de tiempo y conexión que no me han permitido ofreceros todas las críticas que me habría gustado ofreceros. A cambio, secciones más ligeras sí que se han visto actualizadas cada cierto tiempo, como la de "Sospechosos Habituales", donde mostraba cómo es de popular el cine de superhéroes mediante las curiosas uniones de personajes que se daban en ciertas películas donde actrices y actores comiqueros se veían las caras. Confieso que me ha faltado estrenar "Las 5 mejores de...", una sección largamente prometida donde repasaríamos las cinco mejores películas de actores, actrices y directores, tanto de renombre como secundarios, y tengo elegido el nombre del primero desde hace tiempo, pero no encuentro el hueco necesario para iniciarla. Prometo que 2017 será el año en el que veáis varias entradas de esta sección, así que preparaos, porque vamos a por todas. También con las reseñas, porque lo primero que haré será ponerme al día con los filmes de superhéroes, para después ir alternando entre las producciones estrenadas en cine, las que van directas al formato doméstico y las que se han quedado atrás, incluyendo en ellas a clásicos entre los clásicos. Sí, el 2016 ha sido un año donde este blog no se ha quedado atrás en cine, y el 2017 va a ser un año en el que irá más allá, intentando siempre ofreceros más y más, no sólo para que la Cueva del Extraño sea uno de vuestros blogs de referencia, sino para que no podáis esperar más sin comeros las uñas hasta la siguiente entrada, sobre todo si sois grandes fans del séptimo arte. No os preocupéis, porque también tendremos alguna que otra sorpresa en lo referente a nuevas secciones. Ya estoy trabajando las neuronas para que tengamos alguna más de esas ligeras para pasar el rato sin comernos mucho la cabeza, rapiditas, para divertirnos sin darle muchas vueltas. Como siempre, su continuidad dependerá de lo que os gusten, ni más ni menos. Al fin y al cabo, sin vosotros, habitantes de la cueva, todo esto tiene poco sentido.

Reconozco que me enfrento a la lista más complicada de las cuatro de este 2016, y puede que una de las más difíciles de toda la vida de la Cueva del Extraño. De nuevo me dirijo a los habituales cuando recuerdo que el 2016 ha sido un año dominado casi en exclusiva por el cine de terror y el de superhéroes; el primero un género que va y viene en cuanto a fama (en especial en la pantalla grande; en el mercado independiente sigue siendo uno de los reyes); y el segundo, un subgénero que, como bien dicen muchos críticos, se ha convertido en el western del nuevo siglo, y no, no parece que vaya a encontrar su final pronto. Como buen amante de los cómics, no sólo no quiero que esta explosión de películas pase, y tampoco creo que sea para tanto como afirman las quejas de muchos. Por ejemplo, este mismo 2016 ha sido uno de los años más comiqueros para el mundo del celuloide, ¿y cuántos filmes basados en cómics se han estrenado? Entre siete u ocho. ¿Eso es mucho? Y hablo de las más conocidas, las de los grandes estudios, porque evidentemente contamos con adaptaciones de novelas gráficas menos conocidas que las historias protagonizadas por la Patrulla-X o Spiderman, y también el traslado de algunos mangas a la pantalla grande, producciones que nos llegan desde tierras orientales y a las que no damos la importancia que se merecen. En definitiva, no creo que sea para tanto, y en parte, es cierto que todos los ojos han señalado demasiado a este tipo de cintas, dejando de lado otras que igual merecían también su cuota de protagonismo este 2016. Pero me voy centrando, porque teniendo en cuenta que dos de mis géneros predilectos se han llevado la mayoría de la atención durante este año, ya podréis imaginar que elegir mis diez películas favoritas del 2016 ha sido bastante dificil... y estoy siendo suave. Pocas veces he tenido tan complicado elegir sólo diez, e incluso pensé en hacer una lista de quince o algo parecido, pero luego recordé que será hacer trampa, y que tenía que mojarme para seleccionar los diez mejores títulos cinematográficos de este pasado año, o al menos, los que más me habían gustado. Por supuesto, como otros años, sin tener en cuenta las películas que nos han llegado directas a DVD y Blu-Ray, por lo que me he dejado joyitas atrás que se han ganado reseñas de sobresaliente, sin mencionar títulos que he descubierto este año, aunque se estrenaron el ya fallecido 2015, producciones que nos han llegado bastante tarde.

Poco a poco, y si vamos repasando mis preámbulos a las listas de cine de los anteriores años, descubriréis que cada vez me cuesta más trabajo elegir sólo diez filmes. Hay quienes afirman, sin ningún pudor, que el cine está cada vez más muerto, y que la comercialidad tiene la culpa, cuando igual es que para ellos disfrutar con el séptimo arte ya no es lo mismo que antes. Hagamos un repaso personal todos y cada uno de nosotros antes de echarle las culpas a un medio artístico que también debe divertirnos, hacernos soñar y que nos lo pasemos muy, muy bien, sin que eso tenga que avergonzar a nadie. Dinero, entretenimiento, arte... Todo eso y más es el cine, así que no nos quedemos sólo en la queja, y si así es, analicemos que falla en nosotros, porque igual no estamos yendo bien al cine, o no sabemos exactamente lo que queremos que nos ofrezca. Existe un dicho con el que se afirma que uno se está haciendo demasiado viejo cuando no le gustan ciertas cosas que, en teoría, deberían gustarle. Pues bien, yo creo que cada vez me estoy haciendo más niño, porque cada vez disfruto más del cine y me lo paso mejor frente a una pantalla grande... o delante de la tele de casa, con una buena peli, o lo que yo entiendo que es una buena peli, por supuesto. De ahí que el 2016 me haya parecido maravilloso en cuanto a todo tipo de cine; desde el terror y los superhéroes mencionados hasta las películas de acción, los grandes blockbusters palomiteros, las sagas que empiezan, los filmes independientes, los directores que nunca faltan a su cita anual, la ciencia-ficción, el drama más intimista y las comedias de toda clase, entre una infinidad más de producciones. Ante tamaña estampa, ¿cómo decir que el cine va a peor cada año? ¿Cómo afirmar que sólo se hacen el mismo tipo de películas? Ni siquiera hay que buscar para encontrar esas que nos apasionan, solamente pasar completamente de las que no y centrarnos en las delicias que nos guarda todavía el séptimo arte, y que siempre contendrá. Dejemos de hablar de modas, de basura, de odios, de enfrentamientos y de criticar por criticar. Disfrutemos del cine.

Mi selección para este 2016 ha sido tan subjetiva como objetiva, aunque es evidente que, como ya dije con anterioridad, estas listas las realizo siguiendo mis gustos particulares, sin dejarme llevar por la crítica especializada, y mucho menos por lo que, según los supuestos profesionales del séptimo arte, deberían ser las mejores del 2016. Mis títulos elegidos lo han sido por una serie de motivos tanto personales como impersonales, logrando imponerse los primeros, en especial en dos de las cintas seleccionadas, de esas que estoy seguro aparecerán en pocas listas de lo mejor del año; sí, hasta yo mismo soy consciente de la calidad de lo que veo a veces, teniendo en cuenta sus virtudes y defectos. Al César lo que es del César. Sin embargo, lo que no voy a hacer es criticar por criticar, lapidar lo que no es lapidable y esperar que me cambie la vida el blockbuster superheroico del año, y menos cuando está bien hecho, o hilando incluso más fino, cuando otros filmes con los mismos defectos se llevan los premios a las sobrevaloradas del año. Olvidando filias y fobias, es lógico que en un año donde el terror y los superhéroes, dos de mis temas favoritos para disfrutar frente a una pantalla grande, mi lista esté llena de cintas de ambos tipos, y a pesar de ello me he dejado fuera muchos, muchos títulos que, originalmente, estaban dentro. Esto no me ocurría desde 2015, y las decisiones finales no se distanciaban demasiado de lo que tenía planeado en un primer momento, lo que sí ha sucedido con esta lista del 2016. Os aseguro que hasta el último momento no tenía claro del todo al cien por cien qué películas iban a entrar y cuáles no. Escribo estas líneas y aún tengo dudas, así que mejor pasamos ya a la selección antes de que vuelva a cambiarla. Ha sido un año en el que al final no he podido meter ningún filme de animación, lo que significa que, sí, después de todo, he tenido que dejar fuera de la lista a "Buscando a Dory", que personalmente me gustó muchísimo más que "Buscando a Nemo", la cual siempre he creído que está algo sobrevalorada. En cuanto a terror, por ejemplo, también me he dejado fuera "Ouija: El origen del mal" y "Nunca apagues la luz", dos de los grandes estrenos del género del pasado año; la primera ha resultado ser una sorpresa para propios y extraños después de la descafeinada primera parte, una precuela de esas que te dejan nervioso durante todo el metraje, y si no ha entrado en mi selección ha sido por muy, muy poco; por otro lado, las expectativas hacia "Nunca apagues la luz" eran muy altas, y aunque por mi parte no se cumplieron del todo, al final me lo pasé muy bien con ella, aunque no tanto como para que acabase en mi selección, siendo una cinta de terror bastante efectiva, pero a la que le falta ese toque para unirse a lo mejor del año. Y para terminar antes de pasar a la lista que parece no llegar nunca, hablemos de superhéroes, porque como os decía unas líneas más arriba, 2016 ha sido uno de los años de más estrenos comiqueros en la pantalla grande, y hablamos de filmes con las que me cuesta ser completamente objetivo al ser personajes, en su mayoría, con los que me he criado desde que era un pitufo, personajes que son ya parte de mi familia y que protagonizan títulos con los que me divierto bastante. ¿Eso qué significa? Que tenía que darle más vueltas todavía a mi selección para que no fuera una lista de filmes de superhéroes y un par de producciones que no tuvieran nada que ver. Menudo año, ¿verdad? Y aunque es cierto, lo vais a comprobar inmediatamente, que gran parte de mi lista es comiquera, me he visto obligado por mí mismo a dejar dos títulos fuera. El primero de ellos ha sido "Ninja Turtles: Fuera de las sombras", la secuela de la notable "Ninja Turtles", que sí entró en la selección de lo mejor de 2014; aunque me lo pasé muy bien con esta segunda parte, el total tono de la serie de animación de los 90 la convierte en un título demasiado para toda la familia, llegando a esta muy infantilizado en ciertas escenas, algo similar a lo que le ocurrió a la secuela fílmica de la película original en imagen real de los 90. La segunda película comiquera que he dejado fuera ha sido ni más ni menos que "X-Men: Apocalipsis", el cierre de la segunda trilogía cinematográfica de los X-Men, que queda por debajo de sus anteriores entregas, pero aun así es un final de fiesta realmente espectacular, una producción comiquera mejor de lo que la han puesto las críticas, con escenas tan potentes como la de Mercurio en la mansión de los X-Men. Entonces, ¿por qué no se ha colado en la selección? Porque había mucho Marvel ya en ella, así que no me parecía justo para los filmes de DC, que también han recibido su enorme ración de palos por parte del público y la crítica, por lo que ha ganado por muy poco una de las cintas de Warner-DC que en cuanto a calidad no se aleja demasiado de la del filme de los mutantes de Marvel. Ahora sí, sin más preámbulos os dejo con mis 10 mejores películas del 2016, no sin antes daros las gracias por aguantar estos tochos introductorios. ¿Empezamos? Pues... ¡Al turrón!

10- Escuadrón Suicida

La sustituta de "X-Men: Apocalipsis" en el último momento. ¿Por qué? ¿Por qué he elegido para ello una de las películas más criticadas y apalizadas de este 2016? No sólo para que haya un poco más de DC en la lista, sino quizá precisamente por eso, porque no me gustan los linchamientos, y menos los injustos, y en este caso el público ha sido bastante injusto con el traslado del Escuadrón Suicida a la pantalla grande. Vale, tiene un montaje que es verdaderamente horrible, y que ni siquiera está arreglado en la versión doméstica extendida. Vale, con las escenas eliminadas del Joker se podría montar toda una película sobre el personaje. Y sí, que si agujeros de guión, que si tiene ciertas moñadas para ser un filme de supervillanos... Pero las virtudes de "Escuadrón Suicida" superan, y por mucho, a sus defectos, en especial si nos centramos en ellas. Un reparto de verdadero lujo, acción desenfrenada, una brutal banda sonora y la valentía de poner como protagonistas a unos villanos que están lejos, bastante lejos, de ser Batman y Superman. Nos hemos pasado años quejándonos de que mientras Marvel se arriesgaba en el celuloide con personajes como el Motorista Fantasma, Punisher, Elektra, Iron Man y Blade, Warner y DC se conformaban con los Batman y Superman de siempre ante el chasco de héroes como Green Lantern y Jonah Hex. "Escuadrón Suicida" supone un paso adelante que ya dio "Guardianes de la Galaxia", un paso adelante para ver a Wonder Woman, Flash, Cyborg y Aquaman en la pantalla grande, y que tengan el mismo éxito que el Caballero Oscuro y el Hombre de Acero. Y eso hay que valorarlo, además del buen entretenimiento que resulta. Además, en taquilla ha funcionado estupendamente, y tengo muchas ganas de disfrutar del Joker de Jared Leto (El Club de la Lucha, La habitación del pánico) en toda su gloria contra Batman en el nuevo filme protagonizado por éste.



9- Blair Witch

Cuando esperas durante casi veinte años una película concreta, es normal que las expectativas estén altas. Lo mejor es que se cumplan, a pesar de que tenemos entre manos una cinta que ha creado dos corrientes de opinión en la Red: los que la adoran y los que la odian. Sí, amigos cinéfilos, hablo de "Blair Witch", la muy largamente esperada secuela de "El proyecto de la bruja de Blair", aunque estaríamos hablando de la nueva secuela, ya que poco después de su estreno, el found footage de los found footage (metraje encontrado, falso documental o filme subjetivo), tuvo una secuela conocida como "El Libro de las Sombras: Blair Witch 2", rodada en formato clásico, y que nos adentraba en el mito de la terrorífica bruja, eso sí, de forma tan curiosa como experimental, una especie de extraño viaje a las líneas que separan la realidad de la ficción. Muchos han sido los años que han transcurrido desde la primera parte y una ingente cantidad de rumores que iban desde un remake hasta una secuela que nos trasladaría a los orígenes de la verdadera bruja, sin olvidar los que situaban a los directores de la original de regreso para la nueva entrega. Un poco de todo es lo que hemos tenido, ya que al final tenemos una secuela donde el hermano de Heather Donahue descubre pruebas que le llevan a convencerse de que sigue viva en el bosque después de tantos y tantos años desaparecida. Hasta Black Hills se dirige bien equipado con unos amigos, esperando que el bosque le devuelva a Heather, aunque pronto hallará un verdadero infierno en el lugar. Es cierto que algunos agujeros en el guión cantan demasiado, pero dejándolos de lado, tenemos a la bruja de Blair de vuelta al cine por todo lo alto, en modo found footage de verdad sólo que con todo lo que se ha aprendido de este subgénero durante los últimos años, que no ha sido poco precisamente; después de todo, la primera entrega fue la explosión que necesitaban esta clase de películas para que proliferasen como es debido. Y ese es el gran fallo de "Blair Witch", que es una secuela que se estrena muy tarde, cuando ya estamos más que experimentados en el campo del found footage, porque no cabe ninguna duda de que si se hubiese estrenado cuando tocaba, a principios del presente siglo, tendríamos entre manos todo un clásico del subgénero, y más con escenas como esos veinte minutos finales, oro puro en el género de terror, y una de las mejores partes finales que se pueden encontrar en un found footage, y eso es decir mucho con la cantidad de títulos que se han estrenado desde hace casi veinte años. Por cierto, para enmarcar también la campaña de marketing realizada con el filme, cuyo título se ocultó desde el principio, vendiéndonoslo como "The Woods", con una sinopsis que gritaba bruja de Blair por todas partes. Genial la elección de Adam Wingard (Tú eres el siguiente, The Guest) y Simon Barrett (V/H/S, V/H/S 2), los reyes actuales del terror independiente, para dirigirla y guionizarla respectivamente.



8- Pesadillas

Otro de los caprichos personales que me he dado para esta lista. Otro de los títulos que llevaba esperando bastante tiempo, en este caso, más de veinte años, porque hace más de veinte años que me convertí en un auténtico fan (en el más amplio sentido de la palabra) de la serie de libros de "Pesadillas", y su creador, el escritor de terror R. L. Stine (La casa de la muerte, Sangre de monstruo), que no sólo ha escrito esa serie de novelas, pero es sin duda la más famosa de su bibliografía, con la que consiguió ganarse muy pronto el apelativo del Stephen King (El misterio de Salem´s Lot, Mr. Mercedes) para jóvenes, muy indicado si tenemos en cuenta todas las historias escritas, que van desde el más puro terror hasta la ciencia-ficción más rocambolesca. Los primeros rumores de un filme de "Pesadillas" se dieron a finales de los 90, cuando la fama de los libros estaban en su punto álgido, centrándose la adaptación en alguno de los tomos, en concreto, en "Un día en Horrorlandia". Sin embargo, poco a poco, los rumores se diluyeron hasta que, hace pocos años, surgieron con fuerza y el proyecto en firme que se estrenó el pasado 2016, al menos en España, porque en Estados Unidos llegó un poco antes, convirtiéndose en un éxito de crítica y taquilla, una especie de "Jumanji" para las nuevas generaciones. Con un magnífico Jack Black (Escuela de Rock, King Kong) como el propio R. L. Stine, la historia lo enfrentaba a todos los monstruos de "Pesadillas" junto a su hija y el nuevo vecino adolescente del barrio, siendo un filme tremendamente ambicioso que no se conformaba con adaptar sólo uno de los títulos de la colección, sino que metía a todas, o casi todas, las criaturas que aparecieron en la serie original de "Pesadillas"; desde Slappy hasta el abominable hombre de las nieves de Pasadena, pasando por el hombre lobo del Pantano de la Fiebre, la momia, la mantis gigante e incluso el fantasma de al lado. Atentos a las bromas con respecto a Stephen King, los títulos de crédito finales, los continuos guiños a los libros y la confirmación de una secuela. Cine familiar del mejor que se hubiera convertido al instante en una cinta de culto de haberse estrenado en los 80.



7- Batman v Superman: El amanecer de la justicia

Estamos de nuevo ante uno de los títulos más apaleados del 2016, uno que también ha dividido tanto al público como a la crítica especializada, y que a pesar de sus grandes resultados en taquilla no ha cumplido las altas (¿quizás exageradas?) expectativas del estudio. Y a pesar de todos los frentes abiertos que ha tenido en contra, este primer encontronazo cinematográfico entre el Caballero Oscuro y el Hombre de Acero me parece bastante efectivo como blockbuster de superhéroes. Pesándole bastante un montaje horrible que mejora mucho en la versión doméstica, "Batman v Superman: El amanecer de la justicia" bebe continuamente de los cómics, en especial de la obra maestra "El regreso del Caballero Oscuro" (o "El regreso del Señor de la Noche", todo depende de la edición) y del videojuego "Injustice: Gods among us", que también tuvo su versión en el mundo de las viñetas, donde la historia se desarrollaba todavía más. Siendo uno de los grandes títulos del 2016, este nuevo paso de Warner-DC en el camino para construir un sólido universo continuista en la pantalla grande, se ha mostrado tan decisivo como falto de paciencia a pesar de todos los años que lleva tratándose de poner en pie. "Batman v Superman: El amanecer de la justicia" tendría que haber sido "El Hombre de Acero 2", y su construcción debería haberse realizado con tiempo, como lo ha estado haciendo Marvel Studios con sus propios títulos. Sin embargo, sería un poco injusto ignorar las virtudes de una película que es espectacular en todos los sentidos, sobre todo en su tramo final, además de demostrar que Ben Affleck (Dogma, Perdida) puede ser el perfecto Batman maduro, convirtiéndose en lo mejor de la producción hasta el punto de que "The Batman" es prácticamente él y su Batman al completo, sin olvidar que es un robaescenas de cuidado. Una buena muestra de que no existe una sola versión acertada de estos dos famosos superhéroes, sino muchas, algo que deberíamos recordar todos, sobre todo si somos veteranos fans de los cómics.



6- El renacido (The Revenant)

¿Cómo no meter en esta lista la película que, al fin, logró el ansiado Óscar para Leonard DiCaprio (Titanic, Infiltrados), uno de los mejores actores de nuestra generación? Después de que la ansiada estatuilla se le hubiera escapado varias veces, muchas de ellas por motivos que se nos escapan, el actor la consiguió con esta historia de venganza, supervivencia y western, un filme basado en hechos reales que provoca dolor en el espectador desde ese espectacular ataque indio tan realista como aterrador. El resto del metraje no sólo es toda una lección de cómo dirigir cine, algo que ya demostró con creces Alejandro González Iñárritu con sus anteriores trabajos, sino una oda a la supervivencia, con ese personaje de DiCaprio que sobrevive a todo con tal de vengarse del hombre que asesinó a su hijo y lo abandonó para que muriera después del brutal ataque de un oso. La historia de "El renacido (The Revenant)" le dejó al director su segundo Óscar consecutivo, hazaña que sólo otros dos realizadores alcanzaron antes que él. A pesar de la sangrienta odisea del personaje que interpreta DiCaprio, rodeado continuamente de muerte y crueldad, de la dureza del mundo en el que intenta sobrevivir, la película contiene una belleza desbordante, con escenas tan emotivas como maravillosas. Una gran muestra de lo que es el buen cine. Imprescindible para cualquier cinéfilo. Y no olvidemos al sobresaliente Tom Hardy (Origen, Mad Max: Furia en la carretera), que igual se mete en una de acción, en una comedia, en una de superhéroes y en una obra maestra como "El renacido (The Revenant", en un papel nada cómodo para alguien acostumbrado a ser el héroe.



5- Deadpool

Me gustaría decir que entramos en los terrenos de lo mejor de lo mejor, pero ya estabamos en ellos, así que imaginad lo que nos espera en los cinco primeros puestos. Y sí, es el turno de muchos, muchos superhéroes, y vamos a darle caña a una de las grandes sorpresas del 2016, un año que parece que nos ha traído proyectos que parecía que nunca saldrían adelante. Ya hemos comentado algunos, y es el turno del filme protagonizado por Masacre, Deadpool en el original, que es como se ha dejado en España, supongo que para no asociar un término tan negativo a alguien que, supuestamente, es un superhéroe, ¿o deberíamos llamarlo antihéroe? Al fin y al cabo, el primero en admitir que no es un héroe, o al menos insistir en ello, es el propio Wade Wilson, que se somete a un tratamiento único para curar los avanzados cánceres que atacan su organismo. Pese a lo que creía, acaba siendo torturado y dado por muerto, sólo para renacer con unos increíbles poderes que incluyen la capacidad de regenerar cualquier herida y, ah sí, una cara propia de una película de terror. Vale, la trama del héroe rescatando a la chica de manos del villano está ya muy manida, ahí no hay nada nuevo, pero ¿qué es lo que se dice? ¿Lo original estos días no es lo que se cuenta, sino el modo de contarlo? Y ahí "Deadpool" sobresale como una de las mejores cintas del 2016, siendo puro cómic en movimiento, con un protagonista carismático hasta el babeo y una espectacularidad digna de las mejores películas de acción unidas a los blockbusters más impresionantes. "Deadpool" es divertida, entretenida, irreverente, gamberra, sorprendente, tronchante y para adultos, no cortándose un pelo en nada, al igual que os cómics originales de nuestro querido Mercenario Bocazas. Rindamos ante todo el talento depositado en este filme, en especial frente a los esfuerzos realizados por Ryan Reynolds (Sólo amigos, Green Lantern) para sacarlo adelante tras la libre versión que interpretó en "X-Men Orígenes: Lobezno".



4- Los odiosos ocho

Quentin Tarantino (Pulp Fiction, Death Proof) lo volvió a hacer en 2016, y de nuevo con un western. Si "Django desencadenado" demostró que el sobresaliente director continuaba en plena forma, en gran parte gracias al brutal trabajo de Christoph Waltz (Malditos Bastardos, La leyenda de Tarzán), y más cuando se trata de historias de venganza, geniales diálogos, estupendos personajes y violencia sin cortapisas de ningún tipo, "Los odiosos ocho" supone un paso adelante tanto en su filmografía como en su interés por el buen western en tiempos donde es raro encontrar filmes de este subgénero, sobre todo con una calidad tan alta. Mezclando "Diez Negritos" con "La Cosa", tanto en la forma como en el fondo, Tarantino encierra a ocho extraños durante una infernal nevada, ocho personajes interpretados por un reparto de auténtico lujo, entre ellos muchos actores fetiche del realizador, destacando Kurt Russell (Golpe en la Pequeña China, Death Proof), Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, Los Vengadores), Jennifer Jason Leigh (Camino a la perdición, El maquinista) y Walton Goggins (El Cuervo: Salvación, Predators). Mientras transcurre la noche, los extraños desconfiarán unos de otros, sobre todo cuando empiezan los asesinatos. Entre manos tenemos más una representación teatral que una película, con toda la tensión que le encanta imprimir a Tarantino a sus trabajos, sin olvidarnos de su explosiva violencia escarlata, que en la última media hora es como una lluvia que nos recuerda quién es el hombre que se sitúa tras la cámara. Y sí, tenemos monólogos y diálogos made in Tarantino, eso también, ¿cómo olvidar la cruenta historia que nos narra el personaje de Jackson en cierto momento, o sus conversaciones con el personaje de Russell? Tampoco se puede pasar por alto la evidente crítica al origen de los Estados Unidos de América, un origen repleto de mentiras, embustes y relatos falseados para quedar bien, concepto que ya trató el realizador en "Django desencadenado", aunque con el racismo y la esclavitud como principales protagonistas. Si os gusta el buen cine, es imprescindible. Si os encanta el western, es perfecta.



3- Doctor Strange (Doctor Extraño)

Si hace veinte años nos dicen que el doctor Stephen Extraño de Marvel tendría un blockbuster de éxito mundial, muchos nos hubiéramos carcajeado a más no poder; lo hubiésemos hecho si nos hubieran hablado de un posible filme para Blade, el cazador de vampiros, y eso que hace veinte años el proyecto ya era bastante firme. Hoy, con Marvel Studios como una de las productoras de mayor éxito a la hora de destrozar las taquillas y aglutinar sobresalientes críticas, la cosa se reviste de mayor cantidad de lógica, sobre todo si tenemos en cuenta que el estudio ha estrenado títulos como "Guardianes de la Galaxia" y ha convertido a Iron Man en un personaje de fama a la altura de Spiderman y Batman. La aventura fílmica del Hechicero Supremo no sólo es una cinta realizada con esmero en todos los sentidos, desde su reparto hasta sus impresionantes efectos especiales (verla en 3D es toda una experiencia), sino que además lleva los filmes de Marvel Studios a otro nivel, "creando" a otro personaje para la pantalla grande que pueda unirse a los que ya se mueven por el universo continuista de la productora, o lo que es lo mismo, tenemos a nuevo héroe que se una a Thor, Hulk, Iron Man, el Capitán América, la Viuda Negra, Spiderman y muchos otros. La presentación en sociedad del Doctor Extraño prometía mucho, situando muy altas las expectativas tras la elección de Benedict Cumberbatch (Sherlock, Star Trek: En la oscuridad) y la aparición de los primeros trailers, pero dichas expectativas se quedaron incluso cortas cuando Marvel Studios estrenó uno de sus títulos más inteligentes. Atentos a la manera en la que Extraño vence al villano final, porque si no es una manera diferente y trabajada ninguna lo es. Para redondear esta excelente cinta hallamos a Steve Ditko (Spiderman, Doctor Extraño) en estado puro, la llegada por todo lo alto del mundo mágico al universo cinematográfico de Marvel Studios y dos de las mejores escenas tras los créditos que hemos podido disfrutar en este cosmos superheroico que lleva triunfando desde "Iron Man" en 2008. Por cierto, filme éste con el que comparte muchas características "Doctor Strange (Doctor Extraño)".



2- Capitán América: Civil War

No es causalidad que esta tercera aventura cinematográfica del Capi ocupe el mismo puesto que la anterior, "Capitán América: El Soldado de Invierno", cuando entró en la lista de lo mejor del 2014 en cuanto a cine, viéndose sólo superada por la sorprendente "Guardianes de la Galaxia". Esta vez ya estábamos avisados de la gran calidad que atesoraría la adaptación de "Civil War", gracias a la gran dirección de Marvel Studios, los planes para su Fase 3 y la gran dirección de los hermanos Russo, los nuevos ojitos derechos de la productora hasta el punto de que serán los encargados de la ambiciosa "Avengers: Infinity War", que me da va a sufrir diversos cambios de aquí a su estreno, en especial, al estar dividida en dos entregas que ahora se dice serán completamente diferentes aunque estén conectadas. Dejando el futuro a un lado, "Capitán América: Civil War" es el siguiente paso importante en los acontecimientos esenciales de la continuidad comiquera de Marvel Studios, produciéndose un enorme brecha entre los protagonistas superheroicos, una fractura que veremos si se arregla del todo para los siguientes eventos. Los Russo le otorgan al filme el mismo tono maduro y adulto que al anterior, con una profundidad que va más allá de lo que parece en un principio, no quedándose sólo en el típico blockbuster de acción entre superhéroes. Además, consiguen equilibrar una trama repleta de personajes, un argumento que se le hubiera ido de las manos a cualquier director, pero logran que todas las piezas encajen a la perfección y que a pesar de que en ocasiones nos pueda parecer que estamos ante un "Los Vengadores 2.5", al final sea una película del Capitán América, la "Civil War" del Capitán América, siendo una adaptación sublime de la historia original, sobre todo porque se conservan los conceptos principales, los más importantes, que es lo esencial en cualquier adaptación de este tipo. Y sí, las escenas de acción siguen siendo tan espectaculares como las de "Capitán América: El Soldado de Invierno", llegando a lo mejor de lo mejor con la parte del aeropuerto, una de las mejores batallas superheroicas del cine. ¡Ah! Y sí, la presentación de Pantera Negra y el nuevo Spiderman adolescente fue uno de los más grandes aciertos de Marvel Studios, y uno de los acontecimientos cinematográficos del año. ¿Y vosotros? ¿De qué parte estuvisteis?



1- Expediente Warren: El caso Enfield

Si alguna película del pasado 2016 tenía la más clara oportunidad de ocupar el primer puesto de mi lista por encima de títulos comiqueros de tanta calidad como "Doctor Strange (Doctor Extraño)" y "Capitán América: Civil War", esa era una del género de terror, y más si ha sido dirigida por James Wan (Saw, Insidious), uno de los modernos maestros del terror, título que se ha ganado con creces. "Expediente Warren: The Conjuring" ya quedó en primer lugar de la lista de 2013 de este blog, y tres años después, Wan repite con la que para muchos es ahora su mejor obra, algo en lo que estoy de acuerdo después de reflexionar mucho sobre ello. Después de disfrutar de "Expediente Warren: El caso Enfield", tuve claro que estaba a la altura de la primera, una de las mejores películas de terror que podemos encontrar en el género, al menos durante los últimos años, aunque no son pocos los expertos que la meten ya en las listas de lo mejor del género en general. Sin embargo, algunas escenas concretas y el hecho de que a ratos resulta más espectacular (algo que se le ha criticado mucho por alejarse de la sencillez de la primera entrega), me han acabado por convencer de que este nuevo caso del matrimonio Warren, con monja siniestra incluida, es ligeramente mejor que la aterradora odisea donde conocimos a la muñeca Annabelle, entre otros malvados espectros. Parece que Wan repita todo lo aprendido en "Expediente Warren: The Conjuring", pero en realidad coge otro camino todavía más ambicioso y espeluznante, no sólo gracias a la citada monja o al fantasma del anciano, sino al abominable Hombre Torcido, sin ninguna duda, una de las grandes virtudes del filme, sin olvidarnos del carisma que desprenden los dos actores principales, unos Vera Farmiga (Código Fuente, Bates Motel) y Patrick Wilson (Hard Candy, Watchmen) en estado de racia. Si lo que queréis es pasar miedo en el cine, "Expediente Warren: El caso Enfield" debe ser vuestra principal elección. Una joya del género. James Wan lo ha vuelto a hacer, y muchos nos comemos ya las uñas por saber cuál será su siguiente movimiento con el terror cinematográfico.



Y hasta aquí ha llegado mi particular y personal selección de dulces fílmicos del 2016. Voy avisando que el 2017 no se presenta muy diferente, sobre todo si contamos con que el número de películas comiqueras sigue en aumento, así que es muy probable que volváis a ver un aluvión de las mismas para el año que viene, aunque quizás haya alguna que otra caída, como las dos de este año que mencionaba en mi prólogo. Sea como sea, preveo que el año en el que ya nos encontramos va a ser uno repleto de buen cine, de todo tipo, no sólo del que nos hace ocupar en masa las butacas de las salas, bien acompañados por una bebida fría y un paquete de palomitas calientes. Cine hay para todos los gustos, recordadlo, y si creemos que sólo existen un tipo de títulos, es que quizás estamos mirando en los lugares equivocados. Sólo me queda daros las gracias por leerme, invitaros a que opinéis sobre la lista, que me hagáis saber vuestras propias elegidas a mejores películas del año y que disfrutéis del séptimo arte que tantas alegrías nos da. ¡Por un 2017 invadido por el mejor cine!


2 comentarios:

  1. Va, pongo el mío de pelis estrenadas en 2016(segun Filmaffinity. Por cierto que he visto muchas de este año con pintaza que no he podido ver todavía)

    Los odiosos ocho
    Zootropolis
    Dos buenos tipos
    Expediente Warren 2
    Deadpool
    Civil war
    The boy
    El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares
    Star Trek: Beyond
    Escuadrón suicida

    ResponderEliminar
  2. coincidimos bastante. Y las que no coincido es principalmente porque no las vi..
    La de Tarantino la pondría más abajo entre las 10. Tal vez el puesto 8 estaría bien. Tiene aciertos y a la vez parece alargada, para que la película tenga ocho segmentos. También hay alguna repetición de estilo, con películas de Tarantino.

    Civil War pudo haber sido mejor, haber aprovechado algunos pasajes del comic, como el desencadenante. La versión del cine justifica un poco a Tony Stark. Y hubiera sido interesante un Spiderman con más experiencia, usando el Iron Spider.

    Batman V Superman tiene más aciertos que fallas. Tiene interesantes referencias a comics como Dark Knight return, como algunos dialogos. Y no está mal el origen de Doomsday.

    Escuadrón Suicida es de lo mejor, con el debut en cine de Harley Quinn, un personaje surgido en una serie animada, que se ganó su lugar. Y está muy bien la villana, más agradable que la odiosa Amanda Waller, cuyo papel es ser odiada.

    Dealpool es una renovación al genero, demostrando que se puede subir la calificación, que sea para mayores una pelicula de superheroes. Y tener éxito comercial.

    Para Sospechosos habitualees. Green Lantern y Deapool conquistaron a la novia de Jim Gordon, policía de Gotham

    ResponderEliminar