miércoles, 13 de agosto de 2014

Reseñas cinematográficas: Maléfica


Ficha Técnica

Título original: Maleficent
Director: Robert Stromberg
Intérpretes: Angelina Jolie, Sharlto Copley, Elle Fanning, Juno Temple, Kenneth Cranham, Lesley Manville, Imelda Staunton, Sam Riley, Ella Purnell, Brenton Thwaites, Christian Wolf-La´Moy, Hannah New, Sarah Flind, Isobelle Molloy, Jackson Bews, Michael Higgins, Mark Caven, John Macmillan.
Guión: Paul Dini, Linda Woolverton, John Lee Hancock
Música: James Newton Howard
Género: Fantástico, aventuras
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 97 minutos
Año: 2014


Sinopsis:
Hace muchos, muchos años, en un reino donde las criaturas fantásticas y los seres humanos vivían separados por los recelos y los enfrentamientos, vivía una niña llamada Maléfica, un poderoso ser mágico y alado que vivía feliz entre el resto de criaturas sobrenaturales como hadas y trolls. Sin embargo, la dulce existencia de Maléfica se iba a ver alterada por el descubrimiento de un niño humano que le robaría el corazón y, con el tiempo, algo más que la convertiría en la Maléfica que todos conocemos, malvada, vengativa, oscura y perversa hasta la médula, el ser que echaría una cruel maldición sobre la bella Aurora. Ahora conoceremos la otra historia de Maléfica, la que nadie nos ha contado hasta el momento.


Reseña:
Hay varios temas que me gustaría tocar con la reseña de "Maléfica". Tranquilos, no os voy a dar la lata con asuntos que no tienen nada que ver con la película, sino todo lo contrario; todos ellos tienen que ver con este filme que, aunque me ha gustado, no lo reseñaría como lo mejor que ha dado este año 2014. Sí, "Maléfica" es entretenida, divertida, visualmente fantástica, y Angelina Jolie (Vidas ajenas, Salt) está de lujo, pero dejando todo esos puntos positivos y otros más que tiene, "Maléfica" no deja de ser un filme más para pasar el rato y olvidar rápidamente, y eso es una pena teniendo un material entre manos que podría dar para tanto. Pero disculpadme, porque me adelanto. Mejor será que os hable de los temas que os decía antes de ahondar en la película.

Como ya sabéis muchos de los que sois habituales a este humilde blog, en alguna que otra reseña os he hablado del concepto de "película propia". Si recordáis bien, cuando hablo del concepto de "película propia" me refiero a ese tipo de filmes donde uno va ya con una idea preconcebida sobre cómo serán o, mejor dicho, cuando uno ya lleva su propia película en la cabeza, y cualquier cosa que se aleje de esa idea será para dicho espectador una gran decepción. Si las anteriores películas de las que he ido hablando e introduciendo este concepto eran grandes ejemplos de filmes que han sufrido ideas preconcebidas que muchos espectadores se han ido fabricando ellos mismos, "Maléfica" se une a este grupo, con la particularidad de que ha sido apodada como "Buenéfica", y supongo que os podéis imaginar la razón.

Angelina Jolie es Maléfica


La sensación que me da es que muchos espectadores pensaban que verían en el cine una especie de cambio total de la historia. Recordemos que "Maléfica" es la versión de "La bella durmiente" de la villana, una de las más queridas, respetadas y recordadas de Disney. Siempre se nos dijo que veríamos la clásica historia desde los ojos de este personaje, y en los trailers y spots ya se dejó bastante claro que no estábamos ante una versión villanesca de "La bella durmiente", sino que Maléfica iba a ser la heroína de la historia, heroína que pasaría a ser villana y, más tarde, quizás encontrase la redención. Eso es lo que se nos vendió, eso es lo que se pretendía desde la productora. Y es entendible. Al fin y al cabo, ¿cómo se va a vender una película sobre una villana pura? Siempre que ocurre eso, el villano se acaba convirtiendo en una especie de héroe gris, o antihéroe, dado que acaba enfrentándose a seres peores que él. No es que Maléfica sea buena, ni mucho menos, es que la historia original era un cuento donde el personaje no era precisamente un asesino en serie.

Con esto quiero decir que, una vez más, tenemos entre manos una película que ha sido todo un éxito, sobre todo a nivel de taquilla, pero incluso así hay una pequeña porción de espectadores que, por razones que yo desconozco, se esperaban otra cosa a lo que han visto. Tengamos en cuenta que "Maléfica", al fin y al cabo, se basa en un cuento adaptado ya en su momento por Disney, un filme para niños que, aunque contuviera ciertas notas oscuras, no dejaba de ser un cuento animado con una princesa a la que rescatar, una mala muy mala, un heroico príncipe, un dragón a vencer, una maldición que romper, y el resto de características de este tipo de historias, detalles que, hoy, a muchos les parecen un sinfín de topicazos con poco interés. Todos estos aspectos también tienen una gran presencia en "Maléfica", aunque algo cambiados, lo bastante quizá para que ese pequeño grupo de espectadores levanten las cejas y digan "¿Esto qué demonios es?".

Maléfica no siempre fue malvada


Dejando a un lado que haya personas que dirigieran su propia "Maléfica" en su cabeza, y encadenado con el hecho de que tenemos los clichés de este tipo de historias pero con un par de vueltas encima (y más de una, como el consabido beso del príncipe que despierta a la princesa; atentos a este momento, porque para mi gusto está bastante conseguido, y es una de las pequeñas sorpresas del filme), tenemos una película que sigue muy de cerca la formula de otros cuentos adaptados cinematográficamente lejos del mundo de la animación pasados por un colador con influencias de "El Señor de los Anillos" de Peter Jackson (Mal gusto, The lovely bones) y las infinitas creaciones de Hayao Miyazaki (La princesa Mononoke, El castillo ambulante). Por ejemplo, va muy en la línea de "Blancanieves y la leyenda del cazador", si pensamos en un filme bastante cercano, y esta ya pertenecía a ese grupo donde podemos encontrar a "Oz, un mundo de fantasía" y "Blancanieves (Mirror, Mirror)", sin mencionar a series como "Érase una vez". Tranquilos, que no estamos ante ninguna moda, sino frente a un resurgimiento de este tipo de filmes; cuentos para adultos, podríamos llamarlos.

En este aspecto, "Maléfica" sale ganando con respecto a algunos como el filme de Julia Roberts (Pretty Woman, Closer), pero pierde ante una película infravalorada como "Blancanieves y la leyenda del cazador", y se queda un par de peldaños por detrás de la más que efectiva "Oz, un mundo de fantasía" de Sam Raimi (Darkman, Spider-Man 2), aunque hay que ser justos y recordar que detrás de las cámaras de "Maléfica" tenemos a un director que afronta su primera película, y dirigir a Angelina Jolie en un proyecto como este no es tarea fácil. No porque la Jolie sea una actriz difícil, que no lo es, sino por el hecho de encontrarse el director ante un filme que, después de todo, no deja de ser una superproducción para entretener al mayor número de personas. Y eso, sobre todo teniendo a una productora grande detrás, es una responsabilidad bastante gorda que aunque Robert Stromberg logra llevar a cabo con bastante acierto, no deja de ser curioso que fuera él el elegido siendo esta su primera película.

La princesa Aurora, objetivo de Maléfica


Pero claro, detrás del proyecto siempre ha estado Angelina Jolie, una de los pesos pesados de Hollywood a todos los niveles. Y es que hay películas que parecen estar pensadas para unos actores muy concretos, igual que hay personajes que dan la impresión de haber sido escritos para actores y actrices ya elegidos mucho antes de ser creados para ellos. Johnny Depp (Ed Wood, El Llanero Solitario) es uno de esos actores que parecen crear películas a su alrededor, colocándose él como eje de todo, apropiándose del personaje protagonista mucho antes de que sea totalmente definido. ¿Queréis ejemplos? Quizá la saga de "Piratas del Caribe" sea el mejor ejemplo que pueda dar al respecto, sobre todo conforme han ido apareciendo más y más entregas en las que Depp tenía más control. Pero hay que reconocer que Jack Sparrow no sólo es un personaje que parece creado expresamente para Depp, sino que se nota que gran parte de lo que es el pirata es gracias al trabajo del actor fuera y dentro de su interpretación.

Depp no es el único actor de Hollywood alrededor del cual parece que crecen algunos proyectos cinematográficos. Hay muchos otros como Julia Roberts (precisamente su "Blancanieves (Mirror, Mirror)), Will Smith (Soy leyenda, Men In Black 3), Brad Pitt (Seven, Guerra Mundial Z), Will Ferrell (Pasado de vueltas, Hermanos por pelotas), Ben Stiller (Duplex, Noche en el museo), Jim Carrey (La Máscara, Dos tontos muy tontos) y, sí, Angelina Jolie. Con ella los ejemplos son múltiples, desde "Salt", que prácticamente parece haber sido escrita pensando en su presencia, hasta su presencia en "Beowulf". Ahora, "Maléfica" se une a la lista, y ha venido para quedarse en los primeros puestos, porque desde el primer minuto en el que sale la Jolie en pantalla, parece que ha nacido para ser Maléfica, el poderoso ser mágico protagonista de la película. Y si digo esto es porque "Maléfica" nos muestra incluso la infancia del personaje, por lo que hay que esperar un poco para contemplar a la actriz siendo la protagonista.

La sombra de Maléfica es alargada


Pero una vez que llega ese momento descubrimos perfectamente la razón por la que "Maléfica" se ha ido creando a partir de la elección de Angelina Jolie como el personaje. La película ha sido uno de esos proyectos alargados en el tiempo hasta el punto de que, a veces, se pensaba en él más como un rumor que nunca se haría real que como un filme que terminaríamos por ver en el cine. Ya sabéis, uno de esos proyectos eternos de Hollywood que, al final, no acaban en nada. Todo se hizo real cuando vimos la primera imagen oficial de Angelina Jolie con los cuernos de Maléfica; fue entonces cuando, al fin, se supo que "Maléfica" era un proyecto que acabaría por estrenarse en la pantalla grande, y así ha sido. Y, desde el primer día, Angelina Jolie ha estado inmersa en la producción, ya hubiera rumores de su fin, ya hubiese problemas por aquí o por allá. No se puede negar que la actriz no sea toda una profesionalidad, ¿verdad?

"Maléfica" está hecha para mayor gloria de Angelina Jolie, lo cual no tiene nada de malo, sobre todo cuando el resto de la película está bastante cuidado, es decir, no sólo se le ha prestado atención a la actriz y se ha dejado de lado todo lo demás. Vale, el ritmo a veces decae mucho, hay escenas demasiado masticadas ya, otras que parecen poco aprovechadas y, sobre todo, un guión que, al estar basado en un cuento, tiene bastantes agujeros como para que enarquemos las cejas más de una vez durante el metraje. Sin embargo, a pesar de que sus defectos sobrevuelan continuamente la película, sus virtudes los apartan con soltura, y no me refiero sólo a la actuación y presencia de la Jolie que es, sin duda, lo mejor de la película, sino a otros muchos más aspectos que merecen, y mucho, la pena.

La historia nos presenta un mundo de fantasía donde los humanos y las criaturas sobrenaturales no se llevan nada bien, así que viven separadas a pesar de la codicia y la violencia de la raza humana. Uno de los seres mágicos más poderosos es la joven Maléfica, una niña con cuernos y alas que surca los cielos con alegría, siempre amable con las criaturas del bosque. Sin embargo, un día, se hace amiga de un niño humano con quien surge el amor, hasta que la diferencias entre razas los distancian. Maléfica crece, convirtiéndose en un poderoso ser alado, prácticamente reina del mundo mágico en el que vive, mientras que su antiguo amado sólo le traerá problemas que terminarán convirtiéndola en la terrible Maléfica de los cuentos que conocemos. Y hasta aquí puedo contar sin destriparos nada más, porque ya sabéis que en este blog intentamos hablar de las películas sin spoilers de por medio.

Diaval, fiel ayudante y buen amigo


Sobre el trabajo de Angelina Jolie como Maléfica ya he hablado, así que me centraré en el desarrollo del personaje, que está bastante logrado a pesar de que la película pase un poco de puntillas sobre su adolescencia. Paulatinamente, y conforme los terribles sucesos que vive Maléfica (nombre que cuando es mala pega bastante, pero cuando es buena... canta que da gusto) tienen lugar, ésta se va transformando hasta acabar siendo la villana que todos conocemos, hasta que sucede algo (bastante predecible, eso sí, aunque no por ello destaca menos) que vuelve a encender en ella la chispa de la bondad, que prenderá con fuerza hasta que luche con todas sus fuerzas por ser la que era, en una última parte de película bastante efectiva y espectacular. Y sí, hay un dragón, un dragón que surge de alguien que se transforma, aunque no diré quién, pero ya podría haber sido quien debería haber sido. Espectacular es, eso sí.

Y es que, si algo bueno tiene la película, aparte de la atractiva, carismática e imponente presencia de Angelina Jolie como protagonista, es su aspecto visual, que se magnifico, repleto de criaturas mágicas, seres fantásticos, bosques repletos de hadas y árboles vivientes, cuervos que se transforman, y Maléfica, que es la que sal ganando; desde sus vuelos, hasta sus muestras de poder, sin hablar de los hechizos que lanza y los seres de quienes se sirve para cometer su venganza. No sólo podría mencionar la última parte de la película, sino también la entrada en el castillo por parte de Maléfica cuando lanza la maldición sobre Aurora cuando todavía es un bebé, sin duda uno de los mejores momentos del filme, junto a los vuelos de Maléfica con sus impresionantes alas. Y eso sin nombrar otros aspectos propios del personaje como su cuervo, en este caso, capaz de convertirse en cualquier ser por voluntad de Maléfica, hasta en un ser humano conocido como Diaval, interpretado correctamente por Sam Riley (Control, En la carretera), que aporta el toque de humanidad (qué ironía) en la malvada Maléfica, además de vigilar a Aurora muy de cerca.

El rey Stefan, el villano de la función


Aunque Maléfica es la que, indudablemente, se lleva más elogios, no es el único personaje de la película, por supuesto. Tras mencionar a Diaval, habría que señalar a dos más de vital importancia; al rey Stefan y a Aurora, ambos muy importantes en la mitología del cuento original, sobre todo la princesa, hija de Stefan. En el primer caso, y cómo ya mostraban los trailers, Stefan es el auténtico villano de la función, capaz de caer en la locura con una facilidad pasmosa, y de algún que otro acto bastante vil, convirtiéndose en una de las escenas más perturbadoras y dolorosas de todo el filme. Stefan es interpretado por Sharlto Copley (Distrito 9, Oldboy), un gran actor que ya ha dado muestras de sobra de su talento; aquí no deja de hacer un personaje bastante oscuro, que tiene sus grandes momentos pero también otros muy desaprovechados, y que es evidente que da para mucho más. No será uno de los papeles más recordados de Copley, aunque hay que admitir que incluso en una película como "Maléfica", el actor está genial.

La joven Elle Fanning (Super 8, Un lugar para soñar), sí, la hermana de la estupenda Dakota Fanning (El fuego de la venganza, Push), es la princesa Aurora, sobre la que recae la maldición de Maléfica cuando decide buscar la revancha que le debe el rey Stefan. Elle Fanning encarna a la perfección la candidez que necesita Aurora, sobre todo en el transcurso de sus descubrimientos acerca del mundo que la rodea más allá de la protección de las tres hadas que deben vigilarla para que Maléfica no llegue a ella. Las escenas que comparten Maléfica y Aurora son puro cuento, y es una delicia comprobar cómo va evolucionando la relación entre las dos hasta llegar a su final que, como os decía más arriba, no pienso desvelar.

Por supuesto, hay más personajes en la historia, aunque los que rodean a los humanos acaban por carecer de cualquier importancia, siendo meros extras incluso los secundarios que deberían haber sido más aprovechados. En todo caso, de mencionar a alguno más aparte de Diaval, sería correcto hablar de las tres hadas, también muy importantes en la historia original. Interpretadas por Juno Temple (Los Tres Mosqueteros, Cuernos), Imelda Staunton (Harry Potter y la orden del Fénix, Pride) y Lesley Manville (Todo o nada, Poirot), las hadas representan precisamente lo peor y lo mejor del filme, pasando de ser encantadoras y un alivio cómico de lo mejor, a ser realmente insoportables en algunas escenas, además de protagonistas de algunos de los más graves agujeros argumentales del filme que ya estaban en la historia original, claro. No hay que olvidar que estamos ante la adaptación de un cuento y, como todos los cuentos, la lógica a veces se iba por el sumidero.

Las tres famosas hadas tratarán de proteger a Aurora


Sin embargo, y pese a sus defectos, que no son pocos, "Maléfica" tiene las suficientes virtudes como para pasar un buen rato con su visionado. Es entretenida, tiene un buen ritmo en general, su metraje de hora y media es muy ajustado, no se anda por las ramas, su aspecto visual es magnifico, sus efectos especiales una gozada y la historia tiene el suficiente interés como para enganchar. Tiene momentos realmente espectaculares, un villano bastante perturbador a ratos (sobre todo tratándose de la versión de un cuento) pero, ante todo, tiene a Angelina Jolie en un papel que parece haber sido creado para ella. Maléfica es lo mejor de "Maléfica". Tiene bastante sentido, ¿verdad?


Nota: 6,5/10


6 comentarios:

  1. Eres muy generoso. Eso sí Angelina se come la cara,. Gracias a eso la peli aguanta un pase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, igual después de un revisionado la peli pierde, pero confieso que me lo pasé bien con ella, y que el trabajo de la Jolie es excepcional, aunque sea repetirme, jeje.
      ¡Gracias por pasarte, Iñigo!

      Eliminar
  2. Veo que alguien comentó antes que yo. Muy bien. Tu blog merece tener lectores.

    Vi con agrado está película. Concuerdo con algunas cosas y disiento con otras. Disiento con el puntaje y creo que es una de las películas del año. Me atrevería decir que tal vez sea la película del año.

    Tal vez sea un descubrimiento la actriz que hace la versión inicial de Maléfica. Es un acierto que aparezca más tardiamente como Angelina. Es curioso como en el cuento de Perrault, nunca se plantea que el hada que lanza la maldición, encubierta como un don, sea una villana. No, se plantea que fue ofendida por no haberla invitada. Y es el riesgo de tratar con hadas, es peligroso ofenderlas. Si el servicio del palacio les hubiera volcado comida sobre las ropas de las otras, hubieran llovido maldiciones de hadas.

    Se nota que la película gira alrededor de Angelina. Y está bien que así sea. Se conocen sus intentos, los de su personaje, por poner expresión de mala, que no le salen. Aurora busca su compañía, enterneciendo a Maléfica, contra su voluntad.
    Y es que las hadas tan torpes, ineficaces, son una lamentables protectoras. Ese no es un error, sino el acierto que permite que Aurora se acerque a Maléfica, que esta tenga que protegerla, salvandole la vida. Esto incluso entra en las leyendas de las hadas, que raptan a mujeres para que cuiden a sus hijos. Sus torpezas, sus formas de contar la historia, permiten el desenlace.

    Y Diaval es un gran heroe, se porta como tendría que haberse portado Stefan. Que es el villano de la historia, villano cuya frialdad va creciendo, olvidando el remordimiento por la traición.
    Vamos, la película da ganas de tomar una espada y pelear por Maléfica.

    Algo más, el manejo de la iluminación, de las sombras. Para narrar situaciones con una técnica propia del comic. Y en eso entra, los mágicos cambios de ropa de esa Maléfica que no es tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, la cueva, afortunadamente, al menos por ahora, va bien servida de lectores... pero no de comentaristas, jaja. Aunque tú nunca faltas, compañero.

      En este caso no estamos muy de acuerdo, la verdad. Aunque sí en las cosas buenas de la película salvo en lo de las hadas.

      A ver, lo que hubiese estado bien, en mi opinión, es que las hadas fuesen buenas protectoras para que se hubiese mostrado lo hábil que es Maléfica al darles esquinazo. En cambio... son tan torpes que casi se les muere Aurora sin darse cuenta.
      Muy de cuento ese comportamiento, eso también.

      Diaval mola bastante. Es un personaje que se merecía haber salido antes y ser más aprovechado todavía. No creo que haya secuela, pero de haberla, espero que sea un personaje protagonista.

      ¡Gracias por tu reseña!

      Eliminar